Hoy estoy sola y soy feliz

Por Preciada Azancot

Artículo publicado en Grupo de Facebook: A million reasons to be happy

Joven by Preciada Azancot

Joven by Preciada Azancot

HOY ESTOY SOLA Y SOY FELIZ

Es evidente que cuando estamos con amigos o con un amor, con nuestros hijos o nietos, somos felices. ¡Así, cualquiera! Pero hoy os voy a contar, ya que este grupo busca el millón de razones para ser feliz, cómo y porqué también la soledad es fuente de felicidad, siempre y cuando no sea una soledad defensiva, sino elegida. La soledad defensiva nos convierte en lobos heridos lamiéndose las llagas. Nos encontramos sin soledad, sin centro, sin serenidad, encerrados en la paranoia y en la avaricia, pues si nos han herido una vez, u otra vez, manchamos nuestra mirada sobre el mundo con la presunción de culpabilidad sobre todo aquel que podría acercarse. Pero cuando la soledad es elegida, es PARA nosotros, es un regalo de tiempo y espacio para disfrutar, desplegarse, entrar en intimidad consigo, mimarse, cuidarse, disponer del espacio y del tiempo propio para hacer y ser todo lo que incrementa nuestra felicidad. No es un soledad CONTRA el otro, contra el mundo, no es despecho sino ofrenda. Y por ello es fuente de felicidad. Así nos preparamos, en ella, para cuando elegimos salir de ella, para estar aún mejor que lo muy felices que somos estando solos. Y por ello nuestras elecciones de amigos, parejas, grupos sociales se hace cada día con mejor criterio. Y con un resultado de más felicidad.

Preciada Azancot.

Anuncios

28 Respuestas a “Hoy estoy sola y soy feliz

  1. Queridos amigos
    vereis, genial el articulo de Preciada, me encanta leer estas pequeñas gotas destiladas de conocimiento y cariño, porque… en esta sociedad muchas personas están aisladas, no solas;aisladas , y la reflexión de Preciada cambia la percepción que se puede tener de la soledad; bien como ofrenda , mal como despecho. Así que muchas gracias por este articulo que nos muestra de un plumazo esta diferencia fundamental querida Preciada.
    Y para todos nosotros me atrevo a animaros a contar vuestra experiencia, seguro que diferente en torno a la soledad, ¿es ofrendao es despecho?
    os quiero, olivo

  2. Pues si, yo me siento sola , no consigo relacionarme ni con mi marido, ni con mis hijos. me cierro ante lo que veo son agresiones y usos delictivos de mi, solo por su interes, ¡¡¡yo quiero estar sola¡¡¡, y creo que si es por despecho que siento eso, no me quieren a los que qiero y no me quiero abrir a conocer a otras personas que pudieran quererme. Igual tengo que pensar un poco en esto
    Nati

  3. Me encanta estar sola, cuando tengo tiempo para mi me baño, me depilo, me acicalo y me pongo bien guapa, salgo de paseo hasta el paseo maritimo y me tomo una infusión mientras leo el lecturas y los sesentones me tiran miradas de reojo sin atreverse a sentarse, parecen adolescentes. Me encanta estar sola y creo que mi pareja llegará en algún momento y ambos podremos llegar a ser dos personas libres que crecen juntos. Os dejo pues me esperan mis hijas para colocarme a mis nietos, me hace gracia su mala conciencia pues tambien disfruto mucho de su presencia en mi vida
    Laura

  4. Yo tengo una soledad super defensiva, actuo mi drama existencial de forma continua, soy fortificador y me asusta la agresión permanente que percibo en la sociedad, el mundo parece una jungla y yo prefiero quedarme en casa, salgo a trabajar y vuelvo raudo, bueno no muy rapido, pero cachazudo y veo a la gente con la sonrisa en mis labios , como un espectador que no quiere inmiscuirse. No creo que crezca mucho pero tampoco quiero más. ¿y para el amor? ya estan las profesionales, no creeis?
    Pedro

  5. a mi no me gusta estar solo, me agobio, se me cae la casa encima y salgo y bebo y me traigo a chicas a casa, quiero que se vayan y luego me siento solo, y vuelvo a salir. Una montaña rusa emocional y muy caro¡¡¡.
    Creo qu eme gusta mucho la reflexión de la señora Azancot, y prometo reflexionar pausadamente sobre la autentica soledad y su diferencia con como yo me enfrenta ano estar acompañado
    claudio

  6. la soledad me atrapa y me agobia, me siento nadie cuando estoy sola, creo que es claramente ejemplo de soledad mala, lo voy a mirar
    licia

  7. me encanta estar con amigos y vivir la vida, pero a veces me retiro a un centro budista que hay en el pirineo aragones, la tranqulidad y la soledad acompañada solo por al Vida es una sensación muy bonita
    valdo

  8. siempre vi a mi madre como el epitome de la fortaleza ante la soledad, era animosa y parecia muy feliz tanto en nuestra compañía como sola, siempre autosuficiente y siempre presta a audarnos, a nosotros a nuestros hijos. Al final de su vida le pregunté porque y como afrontaba el trance de la muerte, y yo que nunca la ví ir a la iglesia, que nunca me hizo rezar escuche algo que me maravilló, ella no se había sentido sola nunca, siempre en lo bueno y lo malo, cuando hacia el amor o cuando erraba sentia que Dios estaba a su lado.
    gracias por recordarmela
    francisco

  9. la autentica soledad y cito a Preciada
    “cuando la soledad es elegida, es PARA nosotros, es un regalo de tiempo y espacio para disfrutar, desplegarse, entrar en intimidad consigo, mimarse, cuidarse, disponer del espacio y del tiempo propio para hacer y ser todo lo que incrementa nuestra felicidad”
    si así la siento
    gracias

  10. me encanta este articulo suyo señora Azancot, felicidades por el metamodelo que ha creado y por como lo divulga
    camila

  11. mis padres me pisueron soledad no se si por dicha o por desdicha o por broma pues siempre he vivido en casas atestadas primero de familiares que se arracimaban en quedas alcobas de mortecinos colores, luego en camarotes barcos, lobrgos y humedos cuando era cocinera de mercantes, más tarde cuando atendia menesterosos en albergues publicos. Al final reconocí que queria estar sola, tener mi pequeño espacio, caminar por el campo, ver el sol y las nubes e ir a comprar el pan sin obligaciones ni tachas. Me fuí a vivir con una persona al campo, yo misma y me empecé a conocer, a quererme un poco, luego me fuí dulcificando y dejé de estar resentida cone l mundo y lo empecé a amar deverdad , desde mi libertad. Ahora puedo y amo estar sola, ahora puedo y amo estar acompañada.
    soledad

  12. me ha encantado
    ana

  13. No es un soledad CONTRA el otro, contra el mundo, no es despecho sino ofrenda.

    me ha enamorado, genial¡¡¡
    luis

  14. cuando era jovencita solo queria estar con las amigas y los amigos, ahora he empezado a tener una mayor consideración para mi misma y elijo mucho más aquien meto en mi cama, o con quien voy a cenar o al cine, y muchas veces me descubro yendo sola en lugar de mal acompañada. y me siento bien
    marta

  15. me ha gustado leer su comentario pues me ha hecho ver al diferencia entre las dos soledades, gracais

  16. La soledad defensiva nos convierte en lobos heridos lamiéndose las llagas.

    conozco y creo que todos un montón d egente que no seres humanos que vegetal en una soldedad insulsa y son viejos independientemente de su edad, viejos de alma y secos de corazón
    love

  17. mirad, habeis ido alguna vez de viaje para estar solos? no para huir de algo sino para estar solos con vosotros mismos? para conoceros y cambiaros?

  18. si, para eso hice el camino de Santiago
    alba

  19. yo hice el camino de Santiago, pero al final era una romería, una jarana total

  20. veras, ahora que lo dices ejemplifica muy bien lo que Preciada nos comenta. Si haces el camno de Santiago como una peregrinación hacia tu interior, superando tus molestias ,a prendiendo a caminar, disfrutando de la vida y caminando hacia una meta, cuidandote el cuerpo y la mente, el espiritu, el alma… o bien vas por la soledad de puntillas buscando compañía de cualquier manera y buscando jarana para no tener intimidad contigo misma, ¿ que os parece?

  21. Vereis, hice el camino de santiago en invierno, tal como ahora, entre nieve y frio, en absoluta soledad, los albergues estaban solos, y la carretera se extendía como una cinta en lontananza, el primer día me lesioné la rodilla, y me moslestó durante todas las etapas, siempre estuve solo, hablé con algunas personas pero no llegue a intimar con niguna pues , quería necesitaba estar solo, como expresa la señora Azancot fué el mes más bonito de mi vida. Por dos veces estuve a punto de morir de puro agotamiento y encontrar los recursos para seguir adelante ,me hizo mejor persona, sin nada que reprocharle a nadie, sin nada que reprocharme a mi.
    gracias por recordarme aquel mes de mi vida y lo que significó la soledad.

  22. Yo tambien hice un viaje a la soledad, fué en Africa en MAlí quise conocer el pais y lo anduve del pais Dogon a Tombuctu. Fué un viaje en soledad, tocando apenas con el dedo la superficie de lo que me rodeaba y tambien inmerso en esa sociedad como en un barril de alquitran. La soledad fue muy bonita, hablaba mucho conmigo, con Dios y escribia mucho en midiario de viaje. Creo que como dice Preciada no es despecho, ni huida es complicidad, intimidad consigo mismo, tiempo para hacer lo que anhelas en libertad.
    LAzarus

  23. jaja , que gracia, yo tambien hice un viaje, fué con mi prometida, hicimos un viaje a centroeuropa para disfrutar. conocer ,conocernos… fué el viaje más solitaro que imaginarse pueda, al volver aún estuvimos juntos dos semanas por inercia, pero yo estaba con ella y me sentia solo, no habia intimidad, ni felicidad. Fué conocer la soledad malvada, pues esa soledad es desoladora.
    Aris

  24. La soledad, elegida o no, me da que es tristeza. Si es elegida, en intimidad, hablamos de tristeza auténtica, en cambio, si es “defensiva”, es falsa tristeza. En el primer caso nos da desarrollo, mejoramos, nos completamos; en el segundo nos sentimos víctimas, nos aislamos y “desarrollamos” resentimiento contra el mundo y contra la gente, a la que vemos como una amenaza, solo porque ciertas personas y en determinadas épocas de nuestra vida, nos han dañado y es por esto que nos cerramos a otras posibilidades, porque decidimos que después de esas malas experiencias pasadas, lo extrapolamos a todas nuestras relaciones, incluidas las que merecen la pena, presente y futuras, lo cual nos sume en más victimismo (¡qué malos son los demás! ¡pobre de mi!) y en una cada vez más honda tristeza, que nos lleva a más aislamiento, a la depresión, a la muerte en vida.

    Mi historia personal, es una historia de falsa tristeza.

    Gracias querida Preciada, por esta Perla.

    Junquillo

  25. mi soledad hace 5 años era obligada, era en contra de mi voluntad, me resistia a vivir sola porque una mala relacion de pareja me había dejado fuera de “lo habitual” de lo que uno cree que es lo correcto: nacer, crecer, estudiar, trabajar, tener una relación y la convivencia, sea como sea, cueste lo que cueste…… BENDITA SOLEDAD…. ahora soy feliz de vivir por y para mi, para mi desarrollo personal, para disfrutar de los momentos compartidos, para estar porque quiero estar y sin imposiciones… cuando llego a casa y cierro la puerta tras de mi corazon se expande y mi soledad me da la serenidad de alcanzar un nuevo dia.

  26. Acabo de romper con mi pareja y le extraño, porque le quiero. Pero fui yo quien eligió que no quería la vida que estaba viviendo.
    Simplemente le extraño aún.
    La elección de libertad, de tomarme a mi misma como un todo, de mimarme y quererme, regalarme la vida, emocionarme de nuevo por mi alrededor.
    No estoy sola, tengo muchos amigos, actividades, risas y lloros. Simplemente vivo sola, y soy feliz de poder elegir serlo.
    Ahora, no me extraño a mí.
    Gracias por compartir y motivar a una vida plena con uno mismo.
    Yolanda

  27. Hasta el momento, y cada día más, el humano es un animal extraordinariamente social, formando sociedades de varios millones de individuos. No obstante tiene la capacidad de poder aislarse en el seno de dichas sociedades y ese aislamiento tiene una causalidad muy diversa. Solo algunos privilegiados están capacitados para una soledad inteligente y decididamente buscada, pero esa no es una soledad absoluta. Estos, no están solos, nunca están solos, porque consiguen escapar de la soledad absoluta por medio de su especial imaginación. “NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTÉ SOLO”. Pero a veces es muy difícil encontrar aquella o aquellas personas que pueden realmente hacernos compañía, que pueden estar realmente a nuestro lado y por eso el recurso de la imaginación. “

  28. Hasta el momento, y cada día más, el humano es un animal extraordinariamente social, formando sociedades de varios millones de individuos. No obstante tiene la capacidad de poder aislarse en el seno de dichas sociedades y ese aislamiento tiene una causalidad muy diversa. Solo algunos privilegiados están capacitados para una soledad inteligente y decididamente buscada, pero esa no es una soledad absoluta. Estos, no están solos, nunca están solos, porque consiguen escapar de la soledad absoluta por medio de su especial imaginación. “NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTÉ SOLO”. Pero a veces es muy difícil encontrar aquellas personas que pueden estar realmente a nuestro lado y por eso el recurso de la imaginación. …………………….