What is really going on in Israel

Por Preciada Azancot

Comentario al vídeo: What is really going on in Israel

Es la descripción misma de la presunción de culpabilidad hacia las verdaderas víctimas inocentes. O sea la negación misma del fundamento del Derecho. Con el agravante de que en el caso del antisemitismo, ni los jueces son imparciales porque ellos mismos han creado las bases y el fundamento de la persecución al inocente, ni nadie ignora que el fundamento del derecho y su más alta manifestación (el Derecho Natural) la han aportado los judíos con sus 10 mandamientos. Todo se reduce a un problema de orgullo y admiración transformado en envidia y persecución por el mundo, con el agravante -para el mundo- de que ese orgullo, definido como la capacidad de crear, crecer y hacer crecer creando civilización es su propia zona de talento y de genialidad potencial. Al renegar de ella para sí, se desea romper el espejo de la propia cobardía y sinsentido, atacándose a quien máximamente simboliza y actúa en permanencia esa emoción diferencial que nos distingue a todos los humanos de los animales. Admiración transformada en envidia. No hay más. Pero la pregunta es: ¿Quién pierde más? ¿el mundo que renuncia a su propia zona potencial de talento y se transforma en un valle de lágrimas y de dominio del poder que desprecia la potencia o los judíos, quien no sólo no han traicionado la grandeza de ser humano, sino que la muestran y actúan día a día, con amor y esperanza en el futuro del mundo? Obviamente, es el mundo que se lo pierde. ¡Ojalá esto tan sencillo sea entendido, asumido y revertido! Para el bien de todos. Estoy segura de que en algún momento de la historia así será, pero tal vez es un desiderata de judía… :-((

Anuncios

Los comentarios están cerrados.