Archivo diario: 6 octubre, 2015

Israel tiende puentes, los palestinos los dinamitan

Al hilo del artículo “La Intifada palestina latente desde la guerra de Gaza se recrudece” aparecido en El País.

Un palestino lanza piedras a la policía israelí en Jerusalén Este. / AMMAR AWAD (REUTERS) de http://internacional.elpais.com/internacional

Un palestino lanza piedras a la policía israelí en Jerusalén Este. / AMMAR AWAD (REUTERS) de http://internacional.elpais.com/internacional

Por vocación, por formación, por profesión, creo firmemente en la posibilidad de transformación y de evolución del ser humano. Pero hay gente que, a fuerza de optar por la sociopatía, ya no tiene remedio ni posibilidad de vuelta atrás. Porque saca su exaltación y su razón de ser de su entrega a la destrucción de lo Creado, de lo valioso y de lo alto. Una “entrega” libremente y conscientemente elegida y en cada instante repetida. Todos los profesionales de la conducta humana lo sabemos y lo hemos verificado una y mil veces. Es un hecho OBJETIVO. Y la razón última es muy sencilla: el sociópata y más aún el psicópata -que es tan sólo un sociópata con manos manchadas de sangre y gusto adictivo por ello-, no tiene un problema con los seres humanos a los que desprecia -y justamente aspira a la muerte para dejar de serlo- SINO QUE SU PASIÓN ÚNICA Y EXCLUYENTE ES ECHARLE UN PULSO A DIOS. En efecto, en su delirio, cree firmemente que se iguala y vence a Dios, destrozando impunemente Su obra máxima: el Ser Humano. Y contra más valioso, pura e inocente, más ególatra exaltación siente. Esto no es un juicio ni una opinión: es un hecho objetivo, es un DIAGNÓSTICO científico y comprobado millones de veces en la historia de la Humanidad.

Palestina nunca existió (el nombre fue creado por los Romanos para deslegitimizar a Israel, pero se refería a Israel, al estado judío, cambiándole solo el nombre), ese “pueblo” fue una creación artificial parasitaria mantenida a golpe de millones en subvenciones árabes, para desestabilizar la zona y oponerse a la existencia de Israel, con el único fin de voltear la atención hacia un chivo expiatorio mientras gobiernos corruptos le llenaban los bolsillos.

Hoy en día, ningún país árabe los quiere dentro ni cerca. Pero me pregunto: ¿Por qué Israel ha de soportar indefinidamente a terroristas cuyo único fin es seguir siéndolo porque de ello sacan su “legitimidad” inexistente, ya que a fuerza de nombrarlos, los ignorantes de la historia les conceden derechos y pretensiones que ellos mismos niegan una y otra vez con sus declaraciones y acciones?

Mientras tanto, tan sólo Israel sigue, incansablemente, hablando de paz, tendiéndoles la mano y llamando a negociaciones dignas. Sólo Israel los sigue viendo como a personas, a seres humanos con un problema creado por otros, sí, pero que estarían encantados de solucionar ética y solidariamente. Así lo dejó claro el Primer Ministro en la ONU días atrás. Como respuesta palestina: más crímenes y más atentados, más piedras en la mezquita para lapidar gente piadosa, más huérfanos y más terror. ¡Como si no supieran que la respuesta de Israel es siempre fulminante y brillante! Pero justamente, es un problema sin solución porque un sociópata es un enamorado de la muerte y de la destrucción. Cuando no puede cometerlo afuera, se siente realizado en borracheras de suicidio y falsa martiriología. Y eso, eso es lo más patético, desolador y perverso de todo cuanto puede hacer o ser, un humano.

Pero quiero concluir con una luz, hacer retroceder la tinieblas, así que allá va: el pueblo Judío, atrajo una y otra vez, la envidia destructora de los que niegan la grandeza de la Obra Divina y el esplendor de la Creación. Y eso ya es causa suficiente para convertirte en filosemita, pues aunque no seas ducho en historia, en civilizaciones, en humanismo, en filosofía, ya sería hora de asumir que algo de grandeza y de espejo del Ser real tendrán los Judíos para atraer tanta envidia y saña de los peores. Algo de espejo de la grandeza de tu propio ser podrías recuperar si te decidieras de una vez por todas a admirar, apoyar, proteger a lo que más y mejor simboliza un Patrimonio Universal de la Humanidad. Así que te deseo lo mejor. Que tengas un día estupendo.

Preciada Azancot, Octubre de 2015

Anuncios