La maldad de los yihadistas

La maldad interior hace a un rostro más horrendo que una quemadura de tercer grado.

San Bernardino shooter Tashfeen Malik Fuente: http://abcnews.go.com/

San Bernardino shooter Tashfeen Malik
Fuente: http://abcnews.go.com/

¿Por qué no aprenden a suicidarse solitos y discretamente, si tanto les gusta?

No creo que muchos los lloraran. Y hasta su torcido y fanático mensaje sería más eficaz. Tipo: “Me suicido porque odio la democracia, porque no llevar burka es de degenerados y no quiero compartir la vida con ellos”. De verdad sería más eficaz: hay sectarios y gente sin criterio que se pondría a pensar y colgaría su foto en su altar particular. En serio, deberían pensárselo.

Pero antes de mataros, sugiero que os leáis el Corán. Como estudié las seis religiones monoteístas, me di el trabajo de leerlo de punta rabo: Y hay como 10.000 veces más cantos a la vida y a la tolerancia que llamadas a la Yihad, así que mejor, si uno ya está dispuesto a llevar el fanatismo hasta extremos, saber cómo os recibirá vuestro Dios cuando lleguéis a Él y le digáis que os matasteis en Su nombre. Y si además sabe que os llevasteis por delante a inocentes a los que Él ama, ni os cuento la recepción que os espera…
.
Cíclicamente, en la historia, cunado una etapa de civilización ha de dar lugar a otra nueva, ocurre “como si” las luces interiores se apagaran de repente sobre el mundo. Y en vez de cerrar los ojos, rezar y buscarla adentro, convocando así milagros como el de hanukkah, y dar así nuevos colores a la vida, la gente hiciera entonces concursos de a ver quien es más ciego y tonto que el vecino. Desolador, mi querido Watson…

Preciada Azancot, Diciembre de 2015

Anuncios

Los comentarios están cerrados.