Papa Francisco: “Un cristiano no puede ser nunca un antisemita, especialmente a causa de las raíces judías del cristianismo”

A raíz del artículo: “DOCUMENTO DEL VATICANO: ”no debemos convertir a los judíos”

El Vaticano. Fuente: http://www.radiojai.com.ar/

El Vaticano. Fuente: http://www.radiojai.com.ar/

MISERICORDIA, SÍ, y como siempre: la nuestra

¡¡¡¡¡ POR FIN !!!! Ya convirtieron a Jesús post-mortem y por fin les basta.

Quedamos liberados de un estigma inmerecido. Y parece ser que la Iglesia está decidida a combatir el antisemitismo, siguiendo el ejemplar decreto de Putin, que quede claro también.

No me dignaría a llamar a eso un milagro de Janucá, salvo si se lee al revés, es decir: en lo que a mí hace y dejando claro que cada judío ha de pronunciarse individualmente, ya que por fortuna no tenemos vaticano y cada cual es LIBRE ante Dios y los hombres, yo perdono sinceramente el pasado si de VERDAD es pasado, si hay arrepentimiento y si queda claro que en este año de jubileo de la Misericordia, ésta, aquí es la NUESTRA, así que el milagro de Hanukkah sería NUESTRO REGALO A LA IGLESIA, porque perdonar un tal pasado, sí que es el milagro de los milagros. Que quede claro.

Roguemos a Dios por un futuro de armonía. ¡Amen!

Preciada Azancot, 13 de Diciembre de 2015

-o-o-o-o-o-o-

Publicado originalmente en la página de facebook de la autora, a continuación se reproduce la conversación entre ella y uno de sus amigos, ya que enriquece este artículo:

Amigo de Preciada: Jesús nacio, vivió y murió cómo un gran judio. Nunca jamás predicó para gentiles. Si hubiera estado en sus planes hubiera predicado por ejemplo en Tiberias o en Seforis que eran ciudades de población mayoritariamente romana. Pero nunca puso el pie allí. No hay frase en los evangelios atribuida a Jesus que no indique que era trasmisiór y gran conocedor de la Ley judia. Tanto la oral cómo la escrita.

Preciada Azancot Medina: ¡Absolutamente, amigo! Gracias por precisarlo. Además Jesús, murió recitando un Salmo del Rey David, su Rey y pariente. Nació judío, fue circuncidado como judío, hizo su Barmitzvá como judío, predicó como judío, precisó una y mil veces “No vine a cambiar la LEY (así llamamos la Torá), sino para aplicarla”, dijo hasta la extenuación “Soy el hijo del hombre” (¿acaso llamamos a Dios “el hombre”?). Subió al cielo cual profeta judío y no siendo el primero. en hacerlo Y el tal Pablo, un GENTIL, enemigo declarado y perseguidor oficial de Jesús y de sus discípulos, fundó una secta contra los propios hermanos de Jesús, nos lo usurpó, inventó una cosmogonía Jupiteriana, nos usurpó a un Gran Judío, y encima inventó -pues a eso ni los hornos crematorios se le puede llamar “creación”- el antisemitismo. Pero eso, es problema de la Iglesia depurar y rehabilitar sus raíces. Y honrar a quien, al perseguir a su pueblo, crucifica día a día. Pero lo más tragi-cómico del asunto, es que ¡todos los Judíos de la Diáspora somos así! y no por ello esperamos del Mundo que nos divinice. Con que nos dejen en paz, estamos servidos. La Verdad nunca se puede ocultar, todo esto está en los archivos del Vaticano y más temprano que tarde, saldrá a la luz. Además, nuestra posición es y fue muy clara: con gran pasmo -pues todos somos así, como creadores del Humanismo Universal-, si tanto adoran a uno de nuestros profetas (si es que nos dejan contar su historia y recuperarlo pues ni tiempo dieron al largo proceso de su caracterización), estamos encantados. Pero que no ofendan su memoria… ¡ni nuestra inteligencia!

Preciada Azancot Medina: El Salmo que recitó en la cruz, Jesús de Nazaret es el SALMO 22 DEL REY DAVID, que sólo los Judíos recitan para ratificar su fe en la Thorá y en el Creador. Lo acabo de poner en mi Muro (también publicado en éste Blog), para que todos los que lo deseen escuchen las textuales palabras que nosotros seguimos recitando en todos los momentos de nuestra vida.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.