LA ÚLTIMA “PERLA” DE PABLO IGLESIAS

Por Preciada Azancot

Hace cinco minutos estaba viendo en las noticias de “la sexta”, cómo responde Pablo Iglesias cuando se le pregunta por su opinión sobre las acusaciones ya generales y desde todos los flancos, de estar financiado por Venezuela y por Irán y de ser un liquidador de Instituciones democráticas, hechos esos –excepto los detalles (que no el hecho objetivo por todos sabido desde los dos años que vemos Fort Apache) del informe policial sobre la financiación de Iglesias por Irán- ya comprobados.

Iglesias, en otro alarde del yo-soy-tú califica de bochorno y de vergüenza tales afirmaciones y rápidamente pasa a largar su explosivo del día: los que así hablan son tan sólo “Jarrones chinos”, políticos que no saben ver que los tiempos han cambiado. Viejos que chochean, pobrecitos, en otras palabras.

Contrariamente al orden natural de la sabiduría que crece con la edad –el Consejo de Sabios siempre está conformado por los venerables y sabios ancianos-, contrariamente a la escala de necesidades de las Edades del Hombre, Iglesias destruye más la integridad y unicidad del orden de lo humano: los viejos deberían callarse, pues no pueden aportar nada a los jóvenes, sino frenos al cambio: “¡Pedro, no temas, Iglesias está contigo en la reunión del Comité Nacional del PSOE de mañana!”. Nos lo manda a decírtelo, a nosotros, Pueblo soberano, de su parte.

¡Hay que ver qué buen equipo hacen y qué unidos, los dirigentes de Podemos!: Monedero rompe la Viga Maestra Amor-Tristeza de la Nación, la que garantiza su humanismo; Iglesias rompe la segunda Viga Orgullo-Miedo, la que garantiza su dignidad territorial y Errejón rompe la tercera viga, la más elevada, Alegría-Rabia y liquida la paz y con ella, la presunción de inocencia, la Monarquía y el Pacto antiterrorista, y como tarea especializada, acusará a la Verdad de ser mentira, a la Luz de ser la sombra, al Genio de ser el plagiario, al Pensador preclaro de estar loco. Y mientras tanto los medios de comunicación se echan las manos a la cabeza para hablar de difamación y de infundios contra esos chavales sólo culpables de ser más jóvenes y fogosos.

Preciada Azancot, 28 de enero de 2016

Anuncios

Los comentarios están cerrados.