Malas opciones

Es muy destructivo fijarse en los problemas y anclarse en reacciones destructivas como reacción a lo que nos hacen los demás. No sólo renuncias al control de tu vida, sino lo que es más grave, le das poder al mal de triunfar sobre el bien.

Debemos ser exigentes con tan sólo nosotros mismos, pero dentro de la compasión, pues si nosotros no nos la damos ¿quién podría hacerlo?

Preciada Azancot, el 13/08/2016

Anuncios

Los comentarios están cerrados.