Archivo de la categoría: Judaísmo e Israel

Manipulación de la opinión pública

A raíz del atentado terrorista en Israel con un camión.

Preciada Azancot sobre el terrorismo en Israel y el antisemitismo

Al menos cuatro muertos en un atropello con un camión contra soldados israelíes en Jerusalén. SARA ÁLVAREZ G. Fuente: elmundo.es

Estoy furiosa con el canal 24h español de RTVE que transmite cómo un camión conducido por un terrorista árabe de nacionalidad israelí mata a cuatro soldados, tres mujeres y un hombre, y hiere a 13 soldados más antes de ser abatido a tiros. Hasta allí, bien relatado, pero a continuación ponen a Netanyahu con su enorme dignidad, y al mismo plano de igualdad, entrevistan al tío del asesino terrorista que denuncia cómo los soldados israelí quemaron la casa del asesino y atacaron a “todos” los “pobrecitos” árabes.

Cuando se trata de un atentado en Occidente o hasta en Turquía, corean la represalia contra el terror y NUNCA ENTREVISTAN A LOS ASESINOS ni a su familia, ni mucho menos denuncian la “salvajada” de la represión, pero cuando se trata de matar a heroicas soldadas judías que esperaban un autobús, la cosa cambia y la opinión pública es invitada a ponerse del lado de los terroristas. Occidente no aprende, ni siquiera teniendo al terror en casa. Y el malo de la película, claro es ¡Israel! Esto es ¡¡¡¡IN-TO-LE-RA-BLE!!!!

Preciada Azancot 8/01/2017

Anuncios

UNA ADVERTENCIA NOBLE

Los palestinos no dejan de lanzar cohetes contra Israel. Fuente: Facebook -  Support Israel - תמיכה בישראל

Los palestinos no dejan de lanzar cohetes contra Israel. Fuente: Facebook –
Support Israel – תמיכה בישראל

Siempre los mismos ponen la destrucción y luego se acusa a Israel ,que es la víctima del ataque. Eso sí que es antisemitismo: la negación al derecho de existir y a la presunción de inocencia.

De lo que el Mundo no es consciente es que, al negar la grandeza afuera -Israel sí que es un genio colectivo-, también se la niega interiormente e individualmente en los perseguidores que cultivan así, sin proponérselo, el auto-odio y la negación de todo espíritu de superación y de evolución del ser humano. Esto es una relación de pura física de vasos comunicantes y de causa a efecto. Además, es cancerígeno: la rabia en vez de amor por lo amable, siempre termina en cáncer.

Mientras que los que se creen buenos aboquen por el paternalismo en vez de por el Humanismo -los Judíos son los creadores y continuadores del Humanismo- y piensen que “pobrecitos Judíos, también tienen derecho a existir”, en vez de aplaudir y revindicar que los Judíos son el mayor patrimonio cultural de la Humanidad y su insigne civilizador, todo irá al revés y nada estará en orden.

Luego cuando la sociedad cae, como ahora, en la involución y en la degeneración, buscan culpables afuera en vez de rectificar la negación de lo admirable.

Apenas queda tiempo de rectificar y los Judíos estamos más que hartos de ese siniestro hábito de ser designados como el chivo expiatorio, cosa que YA NUNCA MÁS VAMOS A TOLERAR. Hasta ahora, la resistencia y la libertad venían sólo desde Israel, pero ya hoy en la Diáspora también tenemos más que claro cual es nuestro lugar, nuestros méritos y nuestros derechos. Quedan avisados.

Preciada Azancot. 6/10/2016.

La diáspora judía

Comentario al hilo de la siguiente cita:

Cita Bobby Jindal

Cita Bobby Jindal

Los Judíos de la Diáspora son el ejemplo mismo de que se puede habitar un país de acogida, no sólo respetando y agradeciendo los valores locales, sino aportando una vocación civilizadora y humanista universal que los mejora. O sea, siendo un premio gordo par aquellos países que les han abierto sus puertas. Por eso, y hoy más nunca, deberían recibir el honor de ser oficialmente Patrimonio Colectivo Cultural de la Humanidad. Ni es descabellado, ni es prematuro luchar por ello HOY.

Preciada Azancot, 14/09/16

ISRAEL, HOY Y MAÑANA

Mapa de las Doce Tribus de Israel. Fuente: Facebook Israel in My Heart

Mapa de las Doce Tribus de Israel. Fuente: Facebook Israel in My Heart

Este mapa traza el Israel de toda la vida. Inglaterra deberá rendir cuentas, rectificar y pedir perdón. La historia y la identidad lo exigen. Israel es lo que siempre fue. Ni más. Ni menos. Los territorios que faltan a la delineación actual deberían estar desmilitarizados y cuna de la convivencia multi-cultural y testimonio de la cultura de Humanismo Universal, pero con soberanía Israelí.

Este debería ser el objetivo y el aporte de la Diáspora Judía. No en seguida, pero en una progresión orgánica imparable. De este modo el aporte de Dignidad Territorial y de Humanismo Universal, ese dualismo indivisible del Pueblo Judío, vería su culminación y encarnación así.

Preciada Azancot, 30/08/2016

La identidad Judía

Al hilo del artículo: “Why are there anti-Israel Jews?“, aparecido en jpost.com

Sanders, Soros and Chomsky. (photo credit:REUTERS) Fuente: jpost.com

Sanders, Soros and Chomsky. (photo credit:REUTERS) Fuente: jpost.com

Del auto-odio al despertar del esplendor de la identidad más evolucionada del planeta.

Nada puede explicar el auto-odio, sin embrago muy extendido entre los mamíferos humanos. Pero creo que el problema mayor es que la Diáspora Judía aún no despertó con una conciencia completa de sí-misma y un programa de logros por alcanzar. Y esto es tarea urgente.

Como siempre escribo, la Diáspora Judía es el yo Humanista Universal de la identidad Judía, la parte femenina, inseparable y unida, de un YO total que es la de la identidad Judía en la cual Israel representa lo más egregio de la Dignidad Territorial y la Diáspora representa la creadora del Humanismo Universal. Dos identidades que en realidad forman una sola -indisociable- de la Grandeza Judía histórica, la Luz de la Humanidad.

Ni Israel ni la Diáspora están aún conscientes de ello. Israel hizo y hace su parte. La Diáspora aún no lo hace. Es tiempo de despertar y de ponerse manos a la obra para hacerse reconocer nuestra grandeza histórica como Patrimonio Cultural Universal de la Humanidad y que Israel nos vea también como su alter-ego que se la juega por el devenir y la misión histórica del Pueblo Judío y no más como una masa inerme y reducida al mero rol de sostenedor moral apagado y admirativo pero apartado, de los artífices de la grandeza y misión de nuestro territorio nacional. Admirar y sostener moralmente a Israel, no basta. Vernos desde Israel como habitantes potenciales rezagados, tampoco. Tenemos un identidad y una misión que hay que formular, despertar y poner en marcha. ¿A qué esperamos?

Preciada Azancot 26/08/2916.

Un Mesías ya nacido

¿Reconstruir el Tercer Templo en Jerusalén? Entre el “quiero” y el “puedo” hay un largo trecho.

Pero ojalá se pueda, pues el mejor de los Mesías es la gran Unión del Pueblo judío, lo que también es un sueño que habría de materializar en la unión entre Diáspora Judía e Israel, sobre la base de una misma valía con dos vocaciones complementarias y diferentes. Uno, Israel, como el mayor exponente de la Dignidad Territorial y otro, la Diáspora judía, como el creador y máximo exponente del Humanismo Universal.

Por ahora sólo Israel asume lo suyo, pero sin valorar a plenitud a su otra mitad. Verdad es también que la Diáspora Judía aún no se asume plenamente como la exponente de lo que el ser humano necesita máximamente a través de ella: ética, justicia y pertenencia universales. Por ahora se limita verse como una madre que tiembla por su hijo y reza por él y no como la esposa con derechos y deberes hacia el amado.

En este milenio, en la Diáspora judía, ya toca asumirlo y hacer nuestro trabajo de cara a las sociedades en la cuales vivimos: reclamar nuestro lugar como máximo Patrimonio Cultural Democrático de la Humanidad y multiplicar la proporción de Justos agradecidos y defensores, en esta tierra ancha y poblada. No necesitamos esperar al Mesías para serlo Colectivamente.

Preciada Azancot el 10/08/2016.

UN BAILE PERFECTO

Espectacular y muy fusional, este baile entre mujer y hombre. Es la escenificación perfecta corporal del sentido profundo de la Estrella Primigenia (o estrella de David) que plasma el equilibrio interior de la dimensión femenina y de dimensión masculina, ambos propios de todo ser humano.

Es la fluidez de la relación Mujer-Hombre muy alejada del enfrentamiento y polaridad Hembra-Macho. ¡Amigos, cuando veáis la Estrella de David ondeando en la bandera del glorioso Estado de Israel, pensad en este baile que escenifica también la dimensión masculina (Israel) y femenina (Diáspora) del Pueblo Judío en su Hogar nacional!

Y también preguntaos que tan auto-realizados estáis interiormente en la fusión armónica y complementariedad entre vuestra propia dimensión femenina (seguridad-justicia-pertenencia) y masculina (mente-creación-espiritualidad). Esta es la clave de la felicidad.

Y olvidaos de esa estafa milenaria Hembra-Macho que es el Yin y el Yang, pues plasma la dimensión femenina como desvalida (inseguridad, tristeza victimista, depresiva y manipuladora; y pertenencia sectaria y salvadora de los peores del propio clan, muy paternalista), muy propia de la izquierdas actuales, y muestra al macho como detentor de una inteligencia soberbia y miope, abocada a ganar el pan con el sudor de la frente; una rabia revanchista; y un orgullo competitivo de jungla, muy propios de las derechas actuales.

Ambos dos, hembras y machos, reducidos a sólo la mitad del todo innato y perfecto (sólo tres dimensiones enfermas en vez de seis lozanas e innatas) , en permanente negación del otro a quien se le echan pulsos para lograr migajas de poder perpetuos. Poder éste que niega y esteriliza la POTENCIA creadora personal y social ¡Y así nos va!

Preciada Azancot 3/08/2016.