Archivo de la etiqueta: Arabes

29 de Noviembre de 1947

¡Feliz aniversario para todo el pueblo judío y para los increíbles pioneros Israelís que convirtieron los desiertos en vergeles!

12308827_10207782543458660_4896121199807581916_n

Otro gallo nos hubiera cantado a todos si el trazado del territorio destinado a los Judíos, no hubiera sido creado de mala fe, como un colador de infiltraciones hostiles, imposible de defender, muy alejado del Israel real e innegablemente histórico y legítimo.

Aún así, los judíos dijeron “sí” y la mayoría de los árabes siguen diciendo “no”.

En cuanto a los Palestinos, fueron creados y aparcados por los Árabes, sobre la traza de los Filisteos que ocupaban ANTAÑO la franja de Gaza y eran los enemigos históricos de Israel.

Una siniestra y falsa opereta que sin embargo, fue y sigue siendo comprada por los que no quieren ver verdad alguna, ni en sí-mismo, ni fuera de ellos.

Preciada Azancot, 30 de Noviembre de 2015

Anuncios

EL ROL DE LA DIÁSPORA JUDÍA EN LA SOCIEDAD ACTUAL Y FUTURA

Se puede decir, sin que las razones hondas hayan cambiado de modo esencial, que el pueblo Judío siempre fue de Israel y, a la vez afirmar que estuvo constantemente arrojado por sus múltiples enemigos, al EXILIO, a la Diáspora, durante toda su larguísima existencia. Y tan sólo en pocos y cortos periodos -casi siempre atacado y en guerra- pudo disfrutar de vivir en relativa paz y seguridad en su propia tierra.

DAVID Y ESTHER, óleo sobre lienzo, por Preciada Azancot

DAVID Y ESTHER, óleo sobre lienzo, por Preciada Azancot

Ningún otro estado en el mundo, creo, ha debido luchar tanto y tan seguido por ser de su tierra y disfrutar en paz de ella. Todos los otros Estados del mundo fueron hechos a base de conquistas y de guerras, y no desde hace más de 5.775 años como llevamos haciéndolo nosotros en nuestro calendario. Ni tampoco ninguna otra tierra del mundo ha sido prometida por Dios a pueblo alguno como Israel lo fue al Pueblo Judío. Y no se puede decidir seleccionar la parte de la “voluntad divina” que le convenga a uno: si esto no es cierto, tampoco existirán sus consecuencias: las religiones Cristianas y Musulmanas ni sus fundadores, todos hijos de Abraham, nuestro patriarca y fundador del Pueblo y de la identidad Judía.

Sin embargo, las legitimidades más rocambolescas no se discuten. Los Estados más artificiales (como la de Inglaterra y su Reino Unido o Alemania cuyas fronteras se movieron más que arenas movedizas, por no hablar de todos los Estados Africanos y Árabes, salvo Marruecos, que fueron creaciones del colonialismo reciente) se ven reconocidos como si de seres humanos se tratara, pero el más antiguo, no, el más aristocrático y con más solera, no. Aunque esta lógica elemental cabe en la cabeza de un niño de tres años.

Este simple dato debería ser suficiente para toda persona que se ufane de tener IDENTIDAD o PERTENENCIA o más aún ESPIRITUALIDAD, para reconocer de modo INCÓLUME Y SAGRADO la legitimidad de Israel y la aristocracia, indiscutible y merecida colectivamente, del Pueblo Judío. Y no hablo aquí de este mapa-farsa del Israel de las Naciones Unidas, hecho sólo con ánimo de colonialismo y pasión amariconada británica hacia los Árabes, ese estado “colador” invadido por presencias y nacionalidades que nada tenían que ver en esta tierra, sino del Israel de verdad, el de las doce tribus. Pues ese es el Israel ORIGINARIO. Esta es la patria que Jesús celebraba recobrar y a la cual regresar en el Kiddush que celebró en la Pascua Judía como buen rabino Judío, el de su última cena, rodeado de sus discípulos, todos Judíos con él. Y esa es también la patria de Abraham y de sus inmediata descendencia (Isaac era su hijo legítimo, que en su lecho de muerte bendijo a las doce tribus de Israel, sus propios hijos judíos) y el nombre Israel fue confirmado y dado por el arcángel Michael de parte de Dios- Padre, a Jacob, hijo de Isaac. Y ABRAHAM-ISAAC Y JACOB son los fundadores de Israel como pueblo viviendo en SU TERRITORIO real, EL DE LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL. Israel, sí, pues es su único nombre legítimo, y no Palestina como lo nombraron los Romanos para negar la existencia de Israel y bautizarlo a nombre de sus enemigos tradicionales, los Filisteos, negación e inversión que fue “legitimizada” a su vez por el colonialismo británico que se auto-otorgó un mandato sobre una “Palestina” que jamás existió. Todo eso son simples HECHOS, hechos objetivos e históricos. Y Gran Bretaña debería pedir perdón por ello, ya que los Romanos han desaparecido del Mapa, como toda civilización que se comportó de modo Negador con Israel.

Entonces, este simple dato, que todos los estudiosos o no estudiosos de las tres religiones Abrahámicas, la original y sus dos ramas posteriores -el cristianismo y el islám- repiten cada mañana en sus rezos para dirigirse a su Dios, que es por cierto el mismo ¿no debería ser necesario y suficiente para reconocer y entregar de una vez la soberanía de sus tierras al pueblo a quien le pertenece desde toda la vida?

¡Y NO, NO ESTOY DICIENDO QUE EL PUEBLO JUDÍO ASPIRE A RECOBRAR LO QUE EN SU PLENO DERECHO LE PERTENECIÓ SIEMPRE! Estoy simplemente afirmando que ese territorio es más nuestro que cualquiera de los territorios de los demás Estados fácticos del mundo. Y que sin embargo nos conformamos, porque NUNCA FUIMOS NI SEREMOS INTEGRISTAS, porque somos quienes somos, más civilizados, más amorosos y más pacíficos que el resto del mundo, con un Israel VIABLE Y SEGURO cuya seguridad sea garantizada CUANTO MENOS COMO LO ES EL VATICANO O LA CIUDAD DE MEDINA, y eso en la totalidad de su territorio rediseñado de modo geométricamente SEGURO. ¿Qué menos?

Porque Israel no es un país más en el mundo (que ni eso, lo dejan ser), ISRAEL ES LA BANDERA, EL FARO Y EL TESTIMONIO DE LA DIGNIDAD DE LA TIERRA, DE SU SENTIDO DE PERTENENCIA, DE SU ALTRUISMO Y LA REFERENCIA ABSOLUTA EN QUE LA VERDAD, TODA VERDAD, ESTÉ DÓNDE ESTÉ, TRIUNFARÁ, PASE LO QUE PASE, DIGAN LO QUE DIGAN. SIEMPRE. Y ESTO SE LLAMA ESPÍRITU.

ISRAEL Y EL PUEBLO JUDÍO SON LA MADRE, LA HIJA Y EL BEBÉ DEL PLANETA, Y POR ESO ISRAEL Y LA DIÁSPORA SON EL TESORO Y PATRIMONOMIO DE LA HUMANIDAD CIVILIZADA. (La primera dinastía China -Xia- se especula que reinó tan sólo en 2.100 A.C.)

Ahora bien, y esta vez hablando sólo para los míos -pues la mala fe de los demás no me interesa ni un ápice, ni creo que se deba responder a provocaciones difamatorias de ninguna índole, ni dejar de denunciar la antítesis del Derecho: la presunción de culpabilidad-, quiero señalar que la PARTE MASCULINA del Pueblo Judío, Israel, si bien tiene sólo menos de 70 años de existencia “legal”, LO ESTÁ HACIENDO MARAVILLOSAMENTE BIEN. Obviamente, como todo organismo sano y vivo, en perpetuo crecimiento, tiene mucho que hacer, mucho que aprender, mucho que crecer y mucho que mostrar al mundo. Pero ES YA LO QUE HA DE SER: UN GENIO Y UN CIVILIZADOR INTEGRAL.

No se puede pensar en el ser y en la identidad Isrealí sin que acuda el apelativo de GLORIA. La Gloria de la Humanidad, es Israel, y mucho más para los no-Judíos que para los Judíos, pues cuando uno es un genio y un civilizador se ve a sí-mismo como “normal”. Es la distancia con los otros, la referencia en la que se convierte para ellos, la resonancia del genio en el Ser del otro lo que produce el crecimiento del otro, su transformación a mejor, SIEMPRE Y CUANDO ESA MÍNIMA RESONANCIA QUE SE LLAMA “ADMIRACIÓN” sea auténtica en el ser profundo de quien admira la obra de arte y crece con ella, porque su propio Ser se reconoce en ella. Cuando esa emoción auténtica falla en el que contempla, la obra de referencia, la obra genial, la obra en sí, no cambia ni pierde su grandeza, ES EL OTRO EL QUE SE OBLIGA A SÍ-MISMO A DEGRADARSE NEGANDO SU VALÍA. Y eso se llama ENVIDIA y Despecho. Entonces, el ser del envidioso, no sólo deja de crecer, sino de SER.

¡Allá el que opte por ello! Es plenamente responsable de sí-mismo, como todos lo somos. Pero para creerse bella, la madrastra tendría que romper todos los espejos y secar todas las fuentes de agua. Y eso tiene nombre: Esquizofrenia paranoide y se trata en psiquíátricos. A Blancanieves no le saldrá una arruga por ello.

¿Qué pasa entonces con la Diáspora? Esa parte de MIEL de la promesa del Pueblo  “DEL PAÍS DE LECHE Y MIEL”, está aún por cosechar, refinar, envasar y mejorar. Pero sobre todo está aún por TORNARSE CONCIENTE DE SÍ-MISMA Y DE SU VALÍA.

Primero los atributos y las grandezas de la Diáspora: No se puede pensar en la Diáspora sin que el apelativo ESPLENDOR acuda, raudo y veloz, a la mente. No voy a hacer el análisis aquí de todos sus méritos y virtudes, faltarían varios libros, así que sólo mencionaré titulares:

1º) La raza Humana somos toda MAMÍFERA. ¡Qué decir de la Diáspora como simple mamífera? Esto se puede decir: ¿Dónde se ha visto que un pueblo perseguido, acusado difamatoriamente, humillado, sesgado, frenado, intimidado, amenazado, envidiado, perseguido, como ha sido este pueblo, como aún lo es, que haya tenido esta capacidad de proteger, alimentar, criar, instruir, educar, llenar de valores humanísticos hermosos y nobles, amar y pertenecer, solidarizarse, alegrarse, tener fe, aportar felicidad, belleza y esperanza a su entorno como la Madre Judía que, además de todo eso, siempre trabajó fuera para que su Hombre pueda estudiar la Torá y alimentar la llama de la esperanza en un mejor futuro para toda la Humanidad?
Así que como mamífera, un Summa Cum Laude.

2º) En segundo lugar: si bien en casi todos los demás pueblos hay competitividad entre padres e hijos, envidia y frenos a ser superados, entre los judíos es al revés: toda madre sueña activamente con ser superada por su hija en belleza y sabiduría y todo padre por su hijo en evolución. Y ya ni digamos si el padre es superado por la hija en creaciones y en obras y la madre por el hijo en cuidados y amor por los suyos. Eso ya lo llamamos orgasmo del alma.

3º) Además de eso, EL CONOCIMENTO DE SÍ-MISMO que es la clave de toda sabiduría y buen hacer, es una ciencia DIASPÓRICA y salvo Jung, que por cierto era discípulo de Freud, todos los genios de la psicología fueron Judíos y lo son: Freud, Perls, Berne, Fromm, Frankel, Adler, y muchos más, todos Judíos, eso sólo demuestra algo: que la pulsión y PASIÓN POR EL HUMANISMO UNIVERSAL ES JUDÍA. Diaspórica Judía, más precisamente.

4º) Las artes también, muy en especial la música interpretada, la arquitectura (toda la Masonería se sustenta en la perfección simbólica y científica del Templo de Salomón) y la pintura. El séptimo arte, el cine, es casi todo invento y creación judías. El teatro tampoco se queda atrás. La belleza y la moda también. La docencia universitaria, secundaria y primaria está repleta de Judíos, hay más médicos judíos proporcionalmente que en todos los pueblos del mundo, y las INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA es dominantemente judía si se compara estadísticamente y proporcionalmente. Contrariamente al mito antisemita, donde menos hay judíos es en la banca y en la especulación y tampoco en política, que es donde se concentran los ladrones de verdad y los que maquinan sin freno por obtener el poder. El poder jamás ha interesado a los judíos. PRIVILEGIAMOS LA POTENCIA. Pero no olvidemos que los grandes SALTOS de evolución social han sido predominantemente concebidos por Judíos diaspóricos, desde Moisés, hasta Marx y seguimos en ello.

5º) Como Ciudadano, el Judío Diaspórico (al igual que su pareja Israelí) es modélico en lo que hace al amor a su patria (¿díganme quién, como los sefarditas han conservado tanto amor, tanta fidelidad durante cinco siglos con una patria que les quitó todo y a la que contribuyeron como nadie a civilizar, educar, sanar, curar, poetizar, espiritualizar y administrar?), cumplimiento de sus deberes, educación, pundonor y altruismo. Sin pedir ayudas ni subsidios, ni hacerse la víctima como las demás minorías lo hacen. Discretos, modélicos, agradecidos, patriotas y contribuyentes, siempre. Y ninguno escatimó jamás verter su sangre por su patria de adopción. Un ejemplo que es muy importante desempolvar en estos tiempos de invasiones de falsos refugiados parasitarios y destructivos.

7º) Como proveedor, madre de Israel, de más está señalar que casi todos los grandes pioneros y hacedores de la Israel de hoy, así como la gran mayoría de sus habitantes vienen de la Diáspora.

Así que, queridos hermanos diaspóricos, ¿no os parece razones y méritos suficientes para alzar bien recta la cabeza y dejar de jugar a Caperucita que nunca cree en la existencia del mal, y decir “Presente” con orgullo de ser lo que somos y exigir nuestro lugar en el mundo?

En Mayo del 68 todo lo mejor de Paris salió a la calle gritando “¡Somos todos Judíos alemanes!” para solidarizarse con Cohn-Bendit, y así nació la Primavera Intelectual y Docente que transformó el mundo en una semana hacia la democracia directa, la del tercer milenio. ¿Cuándo el mundo y Europa sobre todo, se lanzará a la calle con pancartas que digan sólo esta verdad: “¡Somos hijos y hermanos de la Esplendorosa Diáspora Judía y de su Glorioso novio Israel, porque somos CIVILIZADOS y tenemos el mismo padre y el mismo destino: Evolucionar juntos. Y vosotros también!”. Porque NO basta con exigir no ser atacados por lo maravillosos que somos, el orgullo consiste, como oportunidad y privilegio diferencial de las bestias, exigir ser reconocido y admirado por que lo cada uno, objetivamente, Es.

¿Qué somos, pues? Somos, sin lugar a dudas, EL GRAN PATRIMONIO UNIVERSAL CULTURAL DE LA HUMANIDAD y como tal, tenemos el absoluto derecho de ostentar un HABEAS CORPUS INTEGRAL en todos los países del Planeta.  En un primer paso, ese estatus oficial debería recaer sobre la Diápora judía, que es la que más vocación Humanística y universalista, tiene. Luego, obviamente, se vería claramente que ambas partes del Pueblo Judío, lo son.

Preciada Azancot, Noviembre de 2015

A LOS ANTISEMITAS

¡Por supuesto que Israel es fuerte! Es fuerte porque es digno. ¡Pero qué vergüenza ajena siento! ¡Y qué compasión por los que son antisemitas: porque se comienza por envidiar lo digno, lo crecido, lo civilizador y lo genial y se termina por perder a Dios. Porque el orgullo auténtico es lo único que diferencia al ser humano del resto de la Creación (elementos, vegetales y animales). Y si también se pierde la rabia contra lo injusto, contra la mentira, se sitúa uno por debajo de lo animal. Si también se pierde la honestidad y la capacidad de informarse sobre los datos reales, se sitúa uno por debajo de la patata. Y si se pierde el miedo a renegar de sí y del esplendor y gloria de ser enteramente humano, se sitúa uno por debajo de lo elemental. Entonces sólo te quedará esto: amor por las tinieblas y alegría de matar lo vivo. ¿Cómo no sentir compasión por lo que decides hacerte a ti-mismo?

Entonces, la piedra que lanzas contra quien, con dignidad, sí asume su grandeza aún en la absoluta soledad, es mil veces superior a ti y recaerá sobre tu propio tejado. ¡Así que admirar lo que te supera no es un favor que haces al que es grande -su talla de gigante es objetiva y ciertamente no va a crecer con tu patético aval-, sino un favor que te haces a ti-mismo! ¡Miedo me daría ser como tú!

Preciada Azancot, Octubre de 2015

Israel tiende puentes, los palestinos los dinamitan

Al hilo del artículo “La Intifada palestina latente desde la guerra de Gaza se recrudece” aparecido en El País.

Un palestino lanza piedras a la policía israelí en Jerusalén Este. / AMMAR AWAD (REUTERS) de http://internacional.elpais.com/internacional

Un palestino lanza piedras a la policía israelí en Jerusalén Este. / AMMAR AWAD (REUTERS) de http://internacional.elpais.com/internacional

Por vocación, por formación, por profesión, creo firmemente en la posibilidad de transformación y de evolución del ser humano. Pero hay gente que, a fuerza de optar por la sociopatía, ya no tiene remedio ni posibilidad de vuelta atrás. Porque saca su exaltación y su razón de ser de su entrega a la destrucción de lo Creado, de lo valioso y de lo alto. Una “entrega” libremente y conscientemente elegida y en cada instante repetida. Todos los profesionales de la conducta humana lo sabemos y lo hemos verificado una y mil veces. Es un hecho OBJETIVO. Y la razón última es muy sencilla: el sociópata y más aún el psicópata -que es tan sólo un sociópata con manos manchadas de sangre y gusto adictivo por ello-, no tiene un problema con los seres humanos a los que desprecia -y justamente aspira a la muerte para dejar de serlo- SINO QUE SU PASIÓN ÚNICA Y EXCLUYENTE ES ECHARLE UN PULSO A DIOS. En efecto, en su delirio, cree firmemente que se iguala y vence a Dios, destrozando impunemente Su obra máxima: el Ser Humano. Y contra más valioso, pura e inocente, más ególatra exaltación siente. Esto no es un juicio ni una opinión: es un hecho objetivo, es un DIAGNÓSTICO científico y comprobado millones de veces en la historia de la Humanidad.

Palestina nunca existió (el nombre fue creado por los Romanos para deslegitimizar a Israel, pero se refería a Israel, al estado judío, cambiándole solo el nombre), ese “pueblo” fue una creación artificial parasitaria mantenida a golpe de millones en subvenciones árabes, para desestabilizar la zona y oponerse a la existencia de Israel, con el único fin de voltear la atención hacia un chivo expiatorio mientras gobiernos corruptos le llenaban los bolsillos.

Hoy en día, ningún país árabe los quiere dentro ni cerca. Pero me pregunto: ¿Por qué Israel ha de soportar indefinidamente a terroristas cuyo único fin es seguir siéndolo porque de ello sacan su “legitimidad” inexistente, ya que a fuerza de nombrarlos, los ignorantes de la historia les conceden derechos y pretensiones que ellos mismos niegan una y otra vez con sus declaraciones y acciones?

Mientras tanto, tan sólo Israel sigue, incansablemente, hablando de paz, tendiéndoles la mano y llamando a negociaciones dignas. Sólo Israel los sigue viendo como a personas, a seres humanos con un problema creado por otros, sí, pero que estarían encantados de solucionar ética y solidariamente. Así lo dejó claro el Primer Ministro en la ONU días atrás. Como respuesta palestina: más crímenes y más atentados, más piedras en la mezquita para lapidar gente piadosa, más huérfanos y más terror. ¡Como si no supieran que la respuesta de Israel es siempre fulminante y brillante! Pero justamente, es un problema sin solución porque un sociópata es un enamorado de la muerte y de la destrucción. Cuando no puede cometerlo afuera, se siente realizado en borracheras de suicidio y falsa martiriología. Y eso, eso es lo más patético, desolador y perverso de todo cuanto puede hacer o ser, un humano.

Pero quiero concluir con una luz, hacer retroceder la tinieblas, así que allá va: el pueblo Judío, atrajo una y otra vez, la envidia destructora de los que niegan la grandeza de la Obra Divina y el esplendor de la Creación. Y eso ya es causa suficiente para convertirte en filosemita, pues aunque no seas ducho en historia, en civilizaciones, en humanismo, en filosofía, ya sería hora de asumir que algo de grandeza y de espejo del Ser real tendrán los Judíos para atraer tanta envidia y saña de los peores. Algo de espejo de la grandeza de tu propio ser podrías recuperar si te decidieras de una vez por todas a admirar, apoyar, proteger a lo que más y mejor simboliza un Patrimonio Universal de la Humanidad. Así que te deseo lo mejor. Que tengas un día estupendo.

Preciada Azancot, Octubre de 2015

Por qué las flotillas van a Gaza y no a Siria – Jonathan S. Tobin

Sobre el artículo: “Por qué las flotillas van a Gaza y no a Siria“, de Jonathan S. Tobin

Fuente: libertaddigital.com

Fuente: libertaddigital.com

Un artículo objetivo y rotundo, que valdría la pena que TODOS leyeran.

En lo que mí hace, sencillamente, un cabreo: Palestina NUNCA existió, fue una denominación insultante y negadora del legítimo Reino de Israel perpetrado por los Romanos cuando destruyeron el Segundo Templo, por los años 70 D.C.

Luego vienen los colonialistas ingleses, que se especializan en crear líos (dividir para reinar) y se autonombran amos y señores de un “Mandato” sobre “Palestina”, luego llega la ONU y legitimiza esa abusiva insensatez y crea una colcha de “patchwork” donde nadie está seguro y todos están mezclados. Así y todo, los judíos lo aceptan. Los Árabes no. Y empiezan los pulsos y guerras de agresión a Israel, con el beneplácito de todos.

Es “como si” unos invasores ocuparan España, destruyeran el Palacio Real y la catedral de la Almudena y bautizaran “Vandalia” a España. Y luego se creara un supuesto pueblo Vándalo, financiado como parásitos culpabilizantes y abogados al terrorismo, financiado por los más regresivos gobernantes árabes (casi todos) para desviar el odio a las injusticias y abusos internos HACIA el odio a Israel y a los Judíos, alimentado éste en los parásitos aparcados, que recibieron y siguen recibiendo más millones que cualquier mafia.

El problema y boomerang -el boomerang es por lo general Justicia Inmanente- fue que esa mafia de opereta se transformó en una VERDADERA MAFIA -y como tal, Sociópata-, como en los peores años de Chicago en tiempos de la prohibición, Y QUE LOS MISMOS GOBIERNOS REGRESIVOS QUE LOS FINANCIAN LES TIENEN MIEDO. Así que cada cual se los quiere encasquetar al vecino y nadie los quiere en su casa, obviamente. Esto se llama “crisis humanitaria”. Los pobrecitos no pueden exportar cemento para hacer túneles ni bombas contra Israel. Pero sí pueden invertir sus incontables millones, fruto del chantaje mafioso a sus “hermanos”, en usar a su pueblo como escudo para cultivar el rol asignado de víctimas en “campos de refugiados”, una siniestra burla de los campos de concentración nazis y de sus auténticas víctimas.

¿Entonces se vería normal y legítimo abogar por los derechos de los “Vandalianos” y boicotear a España? No sé yo, pero el antisemitismo vuelve loco. La verdad es que sí. Así que a ver cuándo se convencen de que dar cuerda al virus de la locura NUNCA VUELVE INTELIGENTE NI CLARO. Pero mejor os aclaráis antes de que ISIS ocupe Al-Andalus, es decir España, según ellos. Esos al menos se revindican de una estúpida nostalgia…. Pero los “palestinos”, ¿de qué?

Cierto es que la palabra “palestina” en boca de Romanos, no era “inocente”. Puestos a ser Negadores, recurrieron a la “denominación de origen” de los enemigos de Israel “de toda la vida”: los Filisteos, casualmente localizados en Gaza. Así que puestos a insultar, que no quede: en vez de Vandalia lo llamaron Palestina cuando se referían a Israel.

Y si se tratara de devolver la tierra a los Filisteos que demuestren haber sido fieles a su cultural filistea de toda la vida (o sea, a ninguna), pues, mira: fantástico, porque en esa lógica Israel es el de las DOCE TRIBUS.

Me creáis o no, dentro de 3.000 años lo será. Pero dentro de 3.000 años, los Estados ya no existirán, serán “Comunidades culturales de elección anímica de valores y finalidades” los que unirán pacíficamente a los seres humanos. Y ese Israel existirá: la parte Israelí actual pero con fronteras decentes y geométricas, eso sí, será la de los territorialistas, la parte “Masculina” de un yo total, los productores de la Promesa de “Tierra de Leche”. Y el resto será una parte desarmada, multicultural y abierta, donde la guerra y la violencia, ni siquiera verbal, serán lo inimaginable, la tierra de los fabricantes de Miel. Su parte “Femenina”, vamos. Esto no es utopía: es visión de largo alcance y dentro de lo normal evolutivo.

3.000 años dentro de la Eternidad y la Infinitud, son un suspiro. Los Judíos siempre existiremos, los Justos de la Naciones, también, y serán multitud, así que ¡conservemos el sentido del humor! Jerusalén no se hizo en un solo día… ¡Shabbat Shalom!

Preciada Azancot, Julio de 2015

Comentario al vídeo “Debate about Berber-Jewish Friendship Association in Morocco”

Lo que dice el líder Bereber es pura verdad y pura historia. Sin ir más lejos, mi familia se erradicó en el Rif, región bereber donde las haya y vivió en paz y armonía durante casi 2.000 años, produciendo inclusive una reina judía, al-Kāhina, desde la destrucción del segundo Templo de Jerusalén, los años 70 D.C, hasta que el veneno árabe empapó Marruecos y convirtió a los Judíos en ciudadanos de segunda categoría.

Lo que dice el representante Árabe es una sarta de mentiras y está movido por la compulsiva tradición árabe de dividir y de batallar contra sus propios hermanos. Tendencia que hoy en día está más que a la vista. Además siempre echan la culpa a sus víctimas. Los Bereberes son gente maravillosa, trabajadora, hospitalaria y noble y son, con los Isrealíes, los mejores guerreros del mundo. Mejor sería que los Árabes no les toquen los c… demasiado, porque Marruecos es básicamente un país Bereber, al menos en su parte buena. Y yo nunca los olvidé ni dejé de amarlos.

Preciada Azancot, febrero de 2015

Comentario al artículo “Apoyo una Ley Básica “Israel – Estado Nacional del Pueblo Judío” – Por Gabriel Ben-Tasgal

Por Preciada Azancot

Enlace al artículo comentado:

Apoyo una Ley Básica “Israel – Estado Nacional del Pueblo Judío” – Por Gabriel Ben-Tasgal

¿Cómo oponerse a ello? El estado de Israel siempre existió y siempre fue Judío. Palestina fue un invento antisemita de los Romanos tras destruir el Templo de Jerusalén en el año 70 D.C. para tratar de borrar el nombre de Israel y erradicar a los Judíos. Fue retomado por los colonialistas ingleses para luego crear un estado -cedazo sin ninguna frontera segura para los judíos que por cierto no podían emigrar a su país de origen mientras eran masacrados por los nazis, no así los árabes.

Cuestionar que el Hebreo sea la única lengua oficial del estado del pueblo judío sería equivalente a cuestionar que el inglés sea el idioma oficial de estados unidos porque un grupo de fundamentalistas católicos quisieran imponer el latín como idioma de la misma valía o que en España los protestantes desearían imponer el alemán.

Y estudiar la historia del pueblo judío como materia obligada de la enseñanza primaria en el estado judío ¿cómo podría ser un agravio o una falta de democracia? ¿Es falta de democracia estudiar la historia de Francia en Francia y de España en España o es porque hay rumanos viviendo aquí que se consideraría un agravio contra la democracia no enseñar al mismo nivel, la historia de Rumanía? ¿Por qué ejercer el derecho de soberanía nacional en su propio país es una provocación?

¡¡¡ LO QUE SÍ CABE PREGUNTARSE ES HASTA CUANDO HABRÁ DOS PESOS Y DOS MEDIDAS Y LA PRESUNCIÓN DECULPABILIDAD CONTRA LOS JUDÍOS Y EN NOMBRE DE QUÉ LOS JUDÍOS TENDRÍAN QUE TOLERARLO!!! ¡Eso sí releva del pundonor mínimo ante el derecho natural de los pueblos y el fundamento mismo del estado de derecho.

Preciada Azancot