Archivo de la etiqueta: Ecumenismo

¿ESPÍRITU GESTÁNDOSE?

Por Preciada Azancot

Me parece fascinante y maravilloso que en Israel se esté tomando consciencia de la verdadera importancia y dimensión de lo ESPIRITUAL en el ser humano. Y más aún en estos tiempos de guerra terminal CONTRA LA DIMENSIÓN REAL Y LA FUNCIÓN TRASCENDENTE DEL ESPÍRITU en la Humanidad. El espíritu, no sólo nada tiene que ver con religiones, sino que justamente se bloquea y se invierte con cualquier dogma, pues éste constituye un TROMBO en el fluir de la LIBERTAD INALIENABLE NECESARIA PARA ENCONTRAR VERDAD TRASCENDENTE, ES DECIR QUE NOS DÉ UN SENTIDO DE FINALIDAD a nuestra existencia.

Justamente, este final de civilización que se derrumba y abrirá paso a otra civilización regida por un BIO-HUMANISMO de Tercer milenio, tiene en el fondo y en rigor un sólo mensaje: EL FINAL DE LAS IDEOLOGÍAS Y DE LAS RELIGIONES, Y CON ÉSTAS, DE TODO INTERMEDIARIO ENTRE EL CREADOR Y SU CREACIÓN. Pero no como se entendió hasta ahora, es decir negando la importancia y supremacía de la dimensión espiritual – a través de una regresión relativa, es decir a través del materialismo (que nunca puede entonces ser dialéctico, pues se le suprime la pulsión de vida y de cambio) y de la institucionalización del cretinismo: el escepticismo, ni disolviéndola en un animismo o chamanismo retrógrado y primitivo, sino AFIRMANDO Y POTENCIANDO EL ESPÍRITU en el ser humano. Porque el Espíritu es lo más alto e importante en la estructura del la Creación.

Os voy a dar une ejemplo muy fácil, para que me entendáis: imaginad a un GENIO creador, Mozart por ejemplo, silenciado por discípulos curiles y serviles que prohíben escuchar su música y se la pasan descomponiéndola y modificándola con la ayuda de profesionales del marketing, con la pretensión de glorificarla y así darle ¿sacralidad? ¿Imagináis a Mozart silenciado y que su música esté en manos de los promotores de Madonna para convertirla en video clips para que nosotros, los brutos, los imbéciles, los tarados, seamos capaces de entender tal música y amarla? Esto es una religión.

Con la diferencia de que ese Mozart se llama Moisés, o Jesús, o Mahoma, o Zoroastro, o Buda, o Mani, TODOS ellos TRAICIONADOS POR SU SECTA DE USURPADORES que transformaron su SABIDURÍA HUMANA en religión y “única palabra de Dios”. Y si además se nos cuenta, machacándonos con esos video clips, que Mozart es, no un genio de la música, sino el ÚNICO verdadero y además que no, que no es el único músico sino TODA LA MÚSICA POSIBLE, ¿Qué diríais, cómo os sentirías? Pues lo peor del caso es que, obviamente, no llegaríais a odiar a esa secta, sino a Mozart. Y lo peor del caso, os abocaríais a odiar toda VUESTRA PROPIA dimensión musical y creadora. Y ASÍ SE ESCRIBIÓ LA HISTORIA DEL PLANETA HASTA HOY. Por eso el mundo está al revés y camina sobre tumbos de su cabeza y piensa con los pies.

Y el espíritu, que defino tentativamente como la CERTEZA DE ENCONTRAR VERDAD TRASCENDENTE en una revelación inacabable, infinita y progresiva, SIGNADA POR LA LIBERTAD, es la única finalidad del ALMA humana que defino como EL ANHELO DE LA ENTREGA a lo verdaderamente querible y vivo. Eso es PLENITUD. Y además ésta es una función individual e ÍNTIMA, no transferible.

El pueblo judío es el más avanzado en lo que a Alma hace -es decir en Amor Universal- y es también el más alto en lo que a orgullo y dignidad hace. Siempre lo fue, pues fue él quien trajo el MONOTEÍSMO al planeta, pues Dios es UNO y no sólo no tiene religión, sino que jamás se le encuentra a través de un trombo que obstruye y obceca la orientación del ser humano hacia su propia finalidad. Se aproxima uno a Su designio a través de la Evolución, la cual depende de un centro VACÍO, es decir vaciado de presencias, de mitos y de egos NUESTROS, vale decir, de religiones ya sean éstas domésticas o dogmáticas con pretensiones universales.

Y muy afortunadamente JAMÁS SE PUEDE CONOCER NI DEFINIR NI CERCAR A DIOS, porque si no, no podría ser nuestro Creador, pues ¿cómo sería posible que nuestro Creador nos permita y entregue la capacidad de crecer, de crear y de transformarnos en más y mejor Creaciones, mientras que Él jamás podría hacerlo? ¿De qué imagen y semejanza estaríamos hablando? ¿De un Tótem, de un ídolo de piedra? y ESTO ES UN EJEMPLO y además OS HABLO DE TAN SÓLO EL ORGULLO CREADOR, que es tan sólo la base del alma, la cual es base del espíritu, el cual es la base la de la auténtica ética y de la seguridad y armonía en el ser humano (y en toda la Creación, de paso).

¡¡¡Lo más grave de un mensaje así, es que vendría a culpabilizar para siempre y a maldecir a nuestros propios hijos: pues significaría que a partir del momento en que les damos a luz, perdemos nuestra facultad de ser y de crecer, que además les sacrificaríamos nuestra alma y renunciaríamos a la alegría de encontrar Verdad, es decir, más y mejor LIBERTAD!!!

Ahora bien, afirmar el espíritu significa situarlo POR ENCIMA de las religiones, no por debajo, ni ramplonamente en una seudo laicidad o racionalidad miope y robotizada que niega la parte más viva y vital del ser humano. La religión cumplió su función y lo hizo muy bien. Y su función fue la de poner un cuerpo de doctrina extraída de la experiencia de crecimiento de auténtica sabiduría espiritual de Maestros trascendentes y admirables que encontraron VERDAD, sí, pero relativa y situada en su época. Y a los que debemos amar directamente, sin confundirlos con sus sectas de Usurpadores. Debemos amarlos pero no idolatrarlos, sino viéndolos como lo que son: Seres Humanos, grandes Maestros del crecimiento espiritual QUE NUNCA HA DE DETENERSE NI DE DOGMATIZARSE. Porque el Espíritu tiene como única función real la de encontrar VERDAD y la verdad NUNCA PUEDE SER ABSOLUTA, sino circunstancial y relativa, INCLUIDA LA VERDAD CIENTÍFICA.

¡¡¡ Y no necesitamos de Ecumenismo para eso !!!

Además, convertir la experiencia de un Maestro en una escuela rígida y dogmática, obviamente regida por seguidores que han idolatrado a su Maestro y por ende, ya lo han traicionado, viene a ser lo mismo que fundar una SECTA que al final, se verá abocada a invertir las enseñanzas y mensajes del gran iniciado espiritual. Eso es una religión. Y, obviamente guerrear por “tener razón” en una religión lleva obligatoriamente a esa delirante inversión que hoy vivimos todos. Mejor demostración que la que nos da la vida misma, no cabe.

Prescindir de la religión no es NEGAR A DIOS, SINO AFIRMARLO. Es prescindir de tutores y de intermediarios para recibir Sus señales. Ahora bien, el gran enemigo de ese espíritu libre es también la otra versión desmelenada de la religión dogmática, es decir lo que en psicología se llama el contra-argumento, que viene a ser ni más ni menos que la otra cara de la falsa moneda. Hablo aquí del misticismo, del chamanismo, del animismo, del Mesianismo, de la BORRACHERA Y BACANAL de lo espiritual. Ambos, religión dogmática, y magia desmelenada, llevan al mismo sitio: A LA NADA. A la adicción en vez de a la libertad, a la proyección en definitiva de una monstruosa creación del Ego: crear a un Dios a nuestra imagen y semejanza, amputada, dogmática, psicótica y adictiva, además. SIMBIÓTICA, en suma.

Israel, a mi entender, cometió un solo error, muy entendible en las circunstancias históricas e ideologías que dominaban aún en mitad del siglo XX: Israel cometió el inmenso error de dejar lo espiritual (es decir la parte MIEL de la “Promesa”) en manos de los religiosos y de la religión y de asumir compulsivamente la producción de la parte LECHE (producción e innovación) por socialistas nostálgicos y medio Ateos.

Y una de las peores taras de esta religión es SU MACHISMO SOBRECOGEDOR, que hoy ya campa a sus anchas por nuestras redes sociales y que ISIS ejemplifica del modo más radical.

Así que, cuando vi este vídeo que comento hoy (ver vídeo en: https://www.facebook.com/video.php?v=10152377963213717, os lo enlazamos pues no se puede insertar), sentí primero una gran alegría por este paso necesario y saludable, pero inmediatamente sentí miedo y rechazo: ¿Por qué celebrar la ALEGRÍA de agradecer a Dios y de comunicar con Él es, una vez más, UNA MATERIA DE HOMBRES? ¿Dónde está la mejor mitad de la Humanidad? ¿Dónde está la mujer en toda esta parafernalia?

Os lo digo y repito: La Estrella de David no es sino la representación gráfica y fidedigna de una MEGAESTRUCTURA -hay más y aun más importantes- innata en el Ser Humano y que simboliza el equilibrio y la fusión perfecta entre nuestra PROPIA dimensión femenina y nuestra propia dimensión masculina. La religión judía como tal, exilia a su propia dimensión femenina. De allí el mito de que la Shejiná está en exilio, que ésta es el alma de Dios y sólo volverá a Dios y a los hombres con el Mesías. A cargo éste de ser convocado por la parte mágica, mística y Hasídica de Hombres aún más machistas. ¡Otra soberbia de los humanos! ¿O sea, Dios necesita de un ser humano, para que le devuelva a Él (¡!) y a su Creación Su propia Alma en exilio? ¡Vaya cretinismo!

¿Qué pasa, que también nosotros nos vamos a abonar a “Actos de fe” para hacer recular este desastre de guerras de religiones? ¿Y también vamos a repetir cretinamente que Dios escribe derecho sobre renglones torcidos? ¿Y que Dios pone PRUEBAS a sus creaciones?

Mientras tanto, así nos va: ¿Vamos a renunciar, también nosotros, los judíos, a nuestra Estrella de David interior y de cara a nuestro Pueblo, a la unión entre la parte femenina de esta estrella, la Diáspora, y la parte masculina, Israel?

¿Y a quien corresponde dar el primer paso? A ambos dos: Israel apeándose de su soberbia y de su machismo con respecto a la Diáspora y de su renuncia a pensar, en favor de los religiosos. A la Diáspora, apeándose de su sumisión, de su amor salvador de los que no quieren amarla y vomitando la culpa inducida de chivos expiatorios de guetos malditos.

Poca esperanza tengo en ello, hoy por hoy, pero por enunciarla que no quede.

Preciada Azancot, 7 de septiembre de 2014

Anuncios