Archivo de la etiqueta: Einstein

Preciada Azancot, pura vida

El pasado mes de mayo de 2017, Preciada Azancot falleció de manera repentina por muerte súbita. No entraba en sus planes vitales; siempre llenos de fé en el ser humano, siempre positivos y esperanzadores, siempre generosos.

Se nos ha ido sin haber obtenido el mínimo reconocimiento a su enorme talla como ser humano, como mujer, como descubridora, pensadora, escritora, pintora. Aún así, ella era feliz y dichosa. Disfrutaba de la vida más que nadie porque era sabia, era inocente, era pura.

Estoy seguro que será reconocida como un ser humano de excepción, del calibre de Pitágoras, de Sócrates, de Miguel Ángel, de Newton, de Einstein, de otros no tantos que colaboraron de manera clave en la evolución del ser humano. ¿Cuándo? Poco importa cuándo. Poco importa que sus coetáneos lo veamos o no. Esa es la grandeza del estatus real. Esa era, es y será su grandeza.

Preciada era partera de seres mejores; partera de almas y de espíritus libres. Miles de estudiantes lo han vivido en carne propia y miles de lectores lo han podido vivir o al menos vislumbrar, leyendo sus obras.

Me siento terriblemente triste de esta pérdida, abismal para mí. Pero por encima de mi tristeza, está mi infinito agradecimiento por haber formado parte de su vida, por haber disfrutado tantísimo de ella y con ella, por haberme permitido ser su amigo del alma.

¡Gracias siempre y por todo, amada Preciada!

Antonio Gálvez

Anuncios

LEY DE VIDA

Por Preciada Azancot 15/02/2016

Todo el empeño del Mal es el de alegar que “si no fuera por” el Bien, él no sería el mal, que “si no fuera por” la Belleza, él no sería lo vomitivo, que “si no fuera por” el Amor, él no sería rata y que “si no fuera por” la Vida, él no sería muerte.

Por más que crucifiquen al inocente, por más que rompan los espejos, por más que sobornen y compren almas venales, Einstein seguirá siendo Einstein y el mal -sin mayúsculas, pues para patético, él- seguirá siendo la ausencia de Luz en el corazón del hombre y la ausencia de Alma en el espíritu de la mujer.

Ambos inapagables, ambos inapelables. Mientras exista el sol. Mientras exista el mar.

Preciada Azancot, el 15 de febrero de 2016

PASIÓN Y COMPASIÓN: DOS ENERGÍAS OPUESTAS Y, POR ELLO COMPLEMENTARIAS

Por Preciada Azancot

Mi primer descubrimiento MAT fue la Estructura universal de Personalidad del ser humano, en cualquier tiempo y lugar. Todos tenemos una estructura de personalidad de seis dimensiones operativas, especializadas en conseguir la satisfacción de una de las seis motivaciones universales del ser humano.

Mi segundo descubrimiento del MAT demuestra que todos disponemos de una ingeniería de funcionamiento innata perfecta, para conseguir nuestra plenitud, al estar cada estructura especializada en una función básica, y disponer de un sentido especializado en la captación y emisión de estímulos y de una energía diferencial especializada también en la alimentación de cada una de las estructuras. O sea, que lo traemos todo al nacer y que esta ingeniería es perfecta.

Aquí os coloco el diagrama de nuestra estructura desplegada, la cual, cuando conseguimos equilibrarla y realizarla, se convierte en la estructura integrada que aparece a la derecha.

Estructura MAT de personalidad - Preciada Azancot

Estructura MAT de personalidad – Preciada Azancot

Para integrar dicha estructura y alcanzar nuestra integración, es necesario asumir y redimensionar primero nuestra competencia diferencial, segundo nuestro talento transformador exclusivo y tercero nuestra verdadera vocación personal. Este proceso que era antes del MAT, un desiderata utópico, se alcanza con el MAT en 10 horas.

Funcionamos como el diagrama de integración muestra, cuando, además, conquistamos las seis fases del Proceso de Hiperconexión que describe mi Teoría Omega. Así conseguimos asentar nuestra vida en la consecución realizada de nuestras seis motivaciones humanas, que son, en orden muy preciso y secuencial: seguridad, desarrollo, justicia, estatus y transformación, pertenencia y plenitud.

Luego comienza un apasionante proceso de crecimiento en el cual se descubre y se asume la maestría en el manejo de las tres Vigas Maestras Innatas que sustentan la estructura de nuestra personalidad. El siguiente os muestra dichas vigas maestras que llamé LOS TRES EJES MAT.

Los Ejes MAT - Preciada Azancot

Los Ejes MAT – Preciada Azancot

Lo que convierte el MAT en la Primera Ciencia Precisa de las Ciencias Humanas, es que ninguno de mis descubrimientos se basó sobre una hipótesis o postulado, sino que DESCUBRE LEYES QUE RIGEN EL FUNCIONAMIENTO DE NUESTRO SER. Como tales Leyes, no son tendencias y como tales leyes, se cumplen en un 100% de los casos. Por ejemplo, si te tiras de la Torre Eiffel, simpe caes, nunca vuelas. Por eso es CIENCIA y como tal objetiva, universal, medible, transmisible. Un científico cuando AFIRMA algo, se basa en Leyes. Y si es en tendencias, lo dice.

El MAT muestra que, como decía mi compatriota Einstein: “Dios no juega a los dados con el Universo” sino que creó una creación perfecta regida por Leyes maravillosas y potentísimas , que siempre estuvieron aquí y que sólo había que descubrir. ¡Hecho en muchas de ellas! Y estoy muy orgullosa de ofrecerlas a mi Pueblo.

Esta Creación está siempre y por siempre en EVOLUCIÓN, justamente porque varias vidas no alcanzan ni siquiera para recorrer parte del patrimonio que traemos todos los humanos a esta tierra. Razón de más para no malgastar ese precioso suspiro que es nuestro tiempo aquí.

Mi comentario de hoy es muy importante, porque os quiero hablar tan sólo de la primera viga maestra, o Primer Eje MAT: El Eje AMOR-TRISTEZA o eje PASIÓN-COMPASIÓN.

La conquista de este primer eje nos convierte en Expertos de lo Disponible, que antes del MAT sólo era propio de Maestros. Y ese primer eje sostiene el segundo eje, más importante, que nos convierte en Expertos de los Existente, que antes era sólo propio de Altos Sacerdotes (tal y como prometimos los Judíos, ser), el cual sostiene el tercer eje que nos convierte en Expertos de lo Presente, lo cual era antes sólo propio de Ángeles TERRENALES (que se llamaron Profetas). Luego vienen procesos mucho más complejos y avanzados de los cuales sólo os hablaré, más adelante, de uno: el de la Estrella Primigenia, la de nuestra identidad colectiva Judía.

Hoy apenas esbozaré los lineamientos básicos del Eje Amor-Tristeza, es decir de la VIGA MAESTRA PASIÓN-COMPASIÓN. Es MUY importante conocer algunos de sus puntos básicos porque en este momento hay un gran alboroto en el entorno ya que el Papa, decretó que este año sería el de la Compasión. Me temo que, como veréis, lo está haciendo al revés. A continuación de las sencillas constataciones que quiero hacer aquí, os colocaré otro post con la literatura completa de mi libro “El Esplendor de lo Humano“, para conocimiento profundizado de este eje.

Aquí sólo quiero enunciar EVIDENCIAS, cuando se conoce y se maneja bien este eje, pues se supone que un Papa ,ha de ser cuanto menos un Alto Sacerdote:

1º) Pasión y Compasión son antagónicos: en efecto, la Pasión rige el Alma y su alimento natural es el Amor, cuya definición MAT es “el arte innato de crear un espacio seguro donde cada cual puede llegar a ser lo que nació para ser”, es decir, para ir a la esencia de ello: algo que deseamos perpetuar, alimentar y hacer perdurar. Por ejemplo, la pasión por un esposo o por un hijo,. Es LA ENTREGA A LO MEJOR DEL OTRO DESDE LO MEJOR DE SÍ-MISMO.

La Compasión es su contrario: es Tristeza, aflicción por el dolor ajeno o propio, algo que NO se quiere perpetuar a menos de ser necrófilo o masoquista, algo que se quiere aliviar, consolar, corregir, compensar, pero nunca enamorar. La Tristeza, cuya definición Mat es “la capacidad innata de percibir pérdidas definitivas o temporales de algo vivo y bueno en sí o en el otro”, rige nuestra Inteligencia, la Mente, nuestra capacidad de encontrar opciones y soluciones a problemas. Por ejemplo, tenemos compasión por la miseria humana, y la queremos aliviar y erradicar, no la queremos perpetuar para hacernos los santos.

2º) Pasión y Compasión son complementarias una vez que han sido tajantemente diferenciadas. En efecto, la Ley que rige este eje viene de arriba abajo, no al revés. O sea: la compasión nace del corazón y de la Pasión PORQUE UNA INTELIGENCIA CLARA NACE DEL CORAZÓN y no al revés. No es siendo más inteligente e informado que uno se vuelve bueno y amoroso, sino al revés, es porque uno es bueno y desea servir y perpetuar lo válido y lo bonito, lo amable, que uno se vuelve más sensible, es decir, más inteligente. Entonces el eje FUNCIONARÁ CON LAS LEYES de la física de los vasos comunicantes. Y no como un reflujo que hay que operar urgentemente en el corazón o en el riñón, porque si no, el paciente se muere de infección.

3º) Pasión y Compasión se anulan benéficamente el uno al otro. En efecto, cuando se ama apasionadamente, uno se adelanta a la necesidad del otro, evita que surjan problemas y se ofrece como escudo para perpetuar la vida y el bienestar ajeno. Con lo cual, si hay real pasión, no habrá lugar a crear situaciones de compasión ni a permitir que surjan. Y cuando surja una situación de compasión, hay tanto amor, que el que ayuda se siente privilegiado y agradecido por haber estado allí. No va de mártir y de santo que exige gratitud. Y cuando hay verdadera compasión basada sobre la pasión, uno está despierto, vigilante, no se duerme en los laureles, trabaja incesantemente por el bien del otro. Con lo cual, anula la pasión cuando se preocupa, se desvela y vela por la integridad y bienestar del otro. Un médico que está atendiendo en la UVI, no está pensando en ese momento en decir lindezas a su paciente, se preocupa de que el otro pueda seguir oyendo, aunque sea sus regaños y amonestaciones.

Os dejo sacar vuestras propias conclusiones y os sugiero estar atentos a los noticieros. Os quiero, “apasionadamente” :-). Os pongo literatura explicativa sobre ese eje, mañana. Así no os creo situaciones de estrés y os cuido más compasivamente :-).

En cuanto a mí, como os decía ayer: SIENTO PASIÓN POR LOS JUDÍOS Y COMPASIÓN POR EL MUNDO, pero como todos nos persiguen, el dolor que hay que atender es el NUESTRO.

Preciada Azancot 4/01/2016

RUSIA, TIENE -Y NOS DA- UNA GRAN OPORTUNIDAD

Es increíble como una lágrima de Hombre, pudo hacerme viajar de regreso a esta Rusia inolvidable que me enamoró.

Ayer, Putin se dejó fotografiar -un hombre cuyo autocontrol es legendario, sólo se permite mostrar sus emociones cuando éstas son viscerales y más que auténticas- mostrando su emoción y su gratitud por lo Judío.
Además de sus múltiples atributos y de su inmensa potencia e influencia que no necesita ser recordada, Vladimir Putin tienes cualidades únicas e irrepetibles, que no sólo Rusia, sino el Mundo actual necesitan urgentemente. Seguramente tiene muchas más virtudes, pero las que sí ya reconozco son capitales:

1º) El amor por Rusia de Putin es total y es apasionado.

2º) Putin se siente Europeo y lo dejó muy claro a lo largo de su vida.

3º) Putin tiene una vida que da testimonio de que un ser humano puede mantenerse íntegro y puro, aún habiendo vivido y trabajado en las máquinas más apisonadoras de la integridad moral y del romanticismo, como lo son la KGB y el Poder máximo.

4º) Putin es un hombre de una sola cara y de una sola palabra: “Sí” es sí y “No” es no.

5º) En su máxima escala de jerarquía de valores, está la lealtad. Ni traiciona nunca a sus amigos, ni perdona una deslealtad.

6º) Es un gran estratega y a la vez un gran táctico.

7º) Tiene un alma sensible a lo espiritual y a lo auténticamente religioso, lo cual en un hombre con ese historial, es un milagro.

8ª) Putin es un hombre que alienta y acompaña a sus hombres y mujeres: así como viajó a pasar el año nuevo con sus tropas en Chechenia, exponiendo su vida y la de su esposa en el momento más peligroso, fue a visitar a Israel al millón de Rusos Judíos Isrealíes que allí viven y rezó en el Muro de Occidente, manifestando una vez más, su admiración y respeto por lo Judío.

Chagall espiritual 100cm X 100cm, oleo y espátula, por Preciada Azancot

Chagall espiritual 100cm X 100cm, oleo y espátula, por Preciada Azancot

Aquí os dejo, queridos amigos, un texto que escribí y envié a mis alumnos en Septiembre de 2004 y al cual no voy a hacer ni una sola corrección. Las bellezas rusas permanecen inalteradas y aumentadas y los graves problemas que señalo, tienen hoy una oportunidad histórica de solución y superación, con Putin. No sólo Rusia, sino el Mundo, lo necesita.

Regreso de Rusia, el viaje más bonito y extraño de mi vida. Resulta que nunca me había sentido identificada con ningún lugar en el mundo en lo que se refiere a mi forma de ser, a mi carácter: ni con Marruecos que admiro mucho pero desde afuera, ni con Paris que me ama y amo pero como pareja, ni con España con quien me une una comunidad de memoria y de destino. En cambio, desde el primer día en Moscú, y cada momento después durante todo el viaje, me sentí una, era yo misma, mi verdadero lugar de origen uterino ¿y de destino?

Moscú es entrañable, sorprendente, ancha, generosa, ingenua y anciana, sabia en suma. Es la patria del alma. No es que sea propiamente bonita, pues no corresponde en nada a cánones de belleza, es desproporcionadamente anímica, el anhelo de la entrega hecha ciudad. Sus avenidas son de un ancho inconmensurable, como el alma enamorada. Y los edificios son como personas, gente y seres humanos mezclados; los hay bellísimos, los hay constructivistas y estalinistas, los hay antiguos y los hay creativos e infantiles por su candor. Y bosques por todos lados, dentro de cada territorio, porque el bosque de abedules en Rusia es lo propio, lo más en su casa, lo más Rusia de todo.

Y esa luz cegadora viniendo de las tierras heladas que aspiran al cielo, una luz blanca, como reflejando, en pleno agosto y en pleno asfalto, la nieve y el mar, tan lejano. Increíble, la luz. Esa luz veloz, origina colores tan afirmativos, puros, vitalistas, densos, desacomplejados, siempre presentes en toda obra rusa, pero jamás de mal gusto, aunque sean estridentes a veces. Esos colores puros que estallan por doquier –en las fachadas, en las iglesias, en los íconos, en las matrioskas, en las vajillas principescas y humildes de madera pintada, en los trajes tradicionales y hasta en los tintes de las pieles de zorro y de castor de los tocados- nacen de la velocidad infinita de la luz, que, en Rusia, es más veloz que en otras partes, diga lo que diga Einstein, porque vuela hacia el infinito, su patria.

Y la Plaza Roja, ingenua de tan vasta, generosa, roja porque bella (pues rojo significa bello en ruso), ordenada, armoniosa. Y que es la antesala del Kremlin, que yo imaginaba represivo y austero, y que es un paraíso jardín, la casa-palacio-jardín que Jesús Rey hubiera elegido como morada.

Y esas iglesias, comenzando por la inaudita catedral de juguete inmenso, San Basilio -tan única porque el Tzar, en gratitud por la obra de su creador ¡le mandó a cegar los ojos para garantizarse que no haría otra igual!-, de cúpulas, en domos redondos, como senos de mujer, erectos de éxtasis recibiendo el cielo, todas de oro cada una –aunque las de San Basilio sean de hecho multicolor, además no está en el Kremlin-, y muchas cúpulas de tamaños diferentes, estallando de alegría dorada, aportando la resurrección en el aquí y el ahora. Palacios y catedrales, unas cerca de otras, dispuestos en armonía sobre los bosques domesticados convertidos en parques y jardines.

E, hiperpresente, el río, el ancho Moscova, indolente, estirándose perezoso e invasor, entonando canciones nostálgicas con los reflejos centellantes del sol.

Luego las pequeñas aldeas y ciudades atravesadas, todas candorosas, entrañables, encantadoras, como todo lo ruso, con sus casas y catedrales de madera.

Y San Petersburgo, la ciudad más hermosa del mundo -para mí-, toda de palacios que aportan lo más bello, lo más clásico y lo más eterno del arte universal, más griega que Grecia antigua, más elegante y regia que Paris, más romántica y hermosa que Venecia, y, todo ello, únicamente ruso, étnicamente ruso .

Y lo más bello de todo: el pueblo ruso, la gente rusa. ¿Cómo se puede ser tan entero, reservado, respetuoso y autónomo, tan flotante, misterioso y lejano y, a la vez, tan siempre y para siempre volcado hacia los demás, lo colectivo, lo interrelacionado? Eso, a parte de en mí, yo nunca lo ví afuera. Y son bellos también, diferentemente bellos, altivos, principescos y muy asequibles también. Y adoran a la mujer. Y a la vodka.

Ningún pueblo, salvo el judío, sufrió tanto como este, y nadie los pudo nunca vencer, tampoco. Y, sin embargo, existe antisemitismo porque hay auto odio, ese auto odio que no les permite verse como europeos, siendo, de hecho, indiscutiblemente, la mitad femenina de Europa, el alma europea.

Hoy están aliviados de haber alejado la claustrofobia comunista, disociadora ella, y pasmados. No se encuentran aún. O sea, están en el purgatorio. Así que no les quedará más remedio, no sé cuándo ni me siento responsable de lograrlo –juro que no-, que optar por el paraíso. Lo tienen a mano hoy: está Europa, está el MAT la ciencia del futuro. Pero como es un pueblo que desconfía de los mejores -Gorbachov se muere de asco y todos lo condenan- y se echa en brazos de los peores, yo, desde luego, me siento rusa en reserva. No estoy por la labor de dejarme la piel salvando a salvadores. Rusia merece ser la princesa del mundo. Y la hija de Dios. Algún día lo será, está claro.

"Belleza de Rusia", óleo sobre lienzo con espátula, 100cm x 100cm, Preciada Azancot

“Belleza de Rusia”, óleo sobre lienzo con espátula, 100cm x 100cm, Preciada Azancot

Preciada Azancot, 9 de Diciembre de 2015

EUROPA NO ES EURABIA

Queridos amigos, creo muy importante compartir con vosotros este post que publiqué aquí en mi Blog el 3 de Marzo de 2009. Voy a buscar otro más largo y profundo que escribí entonces sobre mi viaje a Rusia.

Rusia by Preciada Azancot

Es MUY importante entender que el Terrorismo Islámico (TI) es una guerra básicamente contra Europa, pues envidia y quiere destruir y COLONIZAR la cuna de la Democracia, Europa, e islamizarla, negándola.

Es aún más importante recordar que el error y pecado histórico de Europa fue también el querer negar y destruir el hecho innegable que el Derecho natural sobre el cual se basó la Democracia de los Griegos antiguos fue Judía (los 10 mandamientos a Moisés) y que el Dios de la cristiandad fue y es Jesús, un rabino judío paradigmático del pensamiento diaspórico hebreo, que siempre proclamó que era el “hijo del Hombre”, qué siempre precisó que “No vino a cambiar la Ley judía sino a aplicarla”, que murió recitando un Salmo de David y cuyos 12 apóstoles fueron todos judíos hasta que llegó el tal Pablo, enemigo de Jesús y de sus hermanos y fundó una secta contra la palabra y la talla real de quien usurpó e invirtió en mensaje, creando el antisemitismo cristiano.

Con lo cual vemos que, querer negar y borrar la historia sólo voltea el boomerang contra sí-mismo.

Yo, como Europea de corazón y de elección, sólo deseo recordaros la historia para que sepamos todos juntos asumirla y hacer avanzar la evolución de la Humanidad. Y hoy, como auténtica judía Diaspórica, os recuerdo mi Pueblo fue, es y será el creador del Humanismo Universal, vuestro Gran patrimonio Cultural que hoy el mundo no sabe defender porque niega su raíz y su perpetuación Eterna e Inalterable: el Pueblo Judío.

El Humanismo Universal es precisamente lo que nos toca salvar de manos de los actuales negadores y destructores de la nueva Cruzada Inquisitorial. Así que para hacerlo es inaplazable recordar que Judíos diaspóricos fueron también Abraham, y Moisés, y Jesús, y Marx, y Freud, y Einstein, y Berne, y Perls, y From, y Frankel, y una larguísima lista de Civilizadores y transformadores de la Humanidad. Eso fue lo que Hitler quiso borrar, histéricamente.

Y como hoy se trata de salvar la Dignidad Territorial y de evitar que Europa sea remplazada por su negación, Eurabia, os recuerdo también que casi lo único que tendríais que recordar y que asumir seria reconocer que Israel es la parte exponente más humanista y brillante de dicha Dignidad territorial universal y que el terrorismo islámico empezó y florece aún con Al-Fatah y en su nombre actual, Hamas.

A menos que queráis convertiros también en la Diáspora cristiana, y si así fuera, hacia qué país os volveríais como vuestra tierra prometida, hacia dónde emigraríais dejando vuestra Europa de origen?