Archivo de la etiqueta: habeas corpus

¡SHABBAT SHALOM!

Por Preciada Azancot

Hoy entendí nítidamente, con terrible espanto, por qué grandes humanistas y genios por lo demás, como Primo Levy, superviviente y testigo del Holocausto, o Romain Gary cuya vitalidad, generosidad y patriotismo europeo hacían y hacen el asombro del Mundo, se suicidaron. Los genios son visionarios.

https://www.youtube.com/watch?v=wJ_KNbrhdec

Necesité ver cómo se banalizaba en los medios de comunicación y hasta en los partidos políticos más alertas, la realidad escalofriante del Nuevo Nazismo que arremete -como ya no cabe más que os lo explique- contra el triángulo QUE NOS ANCLA A LA VIDA: Seguridad-Justicia-Pertenencia, que conforma la esencia del HUMANISMO UNIVERSAL, patrimonio histórico de la Diáspora judía y que abanderan también los Justos de la Tierra, como destinatarios de ese Humanismo.

No había hecho aún la relación -¿cómo podría haberla hecho yo que soy pura afirmación de la vida?- entre los INTEGRISTAS suicidas asesinos de la Yihad y el propósito último de este nuevo nazismo que quiere que cada seguidor suyo suicide su humanismo interior y lo persiga afuera.

¿Y cómo no suicidarse, como lo hizo Levy, si todos los tuyos han sido aniquilados -en el Holocausto- por la barbarie del odio hacia la Dignidad Territorial, cuyo abanderado es el otro triángulo, el QUE NOS ELEVA EN LA EVOLUCIÓN, de nuestro Sello de David: Mente-Creación-Sabiduría, cuyo abanderando es Israel, nuestro territorio de siempre, y si has visto –superviviente in extremis- con tus propios ojos y has sentido en tus propias carnes, que no sólo el mundo no mejoró, sino que se te acusa aún más por existir? ¿Cómo no hacer una relación, como lo hizo el humanista Gary, con el sueño de Carlomagno al fundar el germen de la Gran Europa, que tampoco os voy a explicar más que simboliza Y orden institucional Y humanismo, tanto en su yo masculino –UE- como en su yo femenino –Rusia-, transformados hoy en el nuevo objetivo de la cruzada del Vaticano Iraní Integrista, para convertirnos en Eurabia sometidos a la Sharia desde al Andalus “liberado”?

Lo veo, lo sé; Y tal Y como no hemos desaparecido, sino que además tenemos dignidad territorial INSTITUCIONALIZADA en nuestro minúsculo y laberíntico Israel -¡pero a qué precio y con cuánto odio del entorno próximo y lejano, en vez de admiración!-, llegará el día en que junto con el Museo del Holocausto, habrá otro sobre la llama de vida inmanente, ecuánime y ubicua del Humanismo Universal Institucionalizado, ya presente –aquí y ahora; nunca más proyectado en el más allá- en el Alma de todo ser humano a través del reconocimiento y gratitud, como Patrimonio Universal de la Humanidad con Habeas corpus garantizado a la Diáspora Judía, y a su través, a todo el Pueblo Judío: A LA VEZ RAÍZ Y FARO, Y de la Dignidad Territorial Y del Humanismo Universal.

No me suicidaré, porque sin ir más lejos, yo, Preciada Azancot Medina, Judía Diaspórica, mujer nacida en tierra aún soberana del Islám, de pronto 73 años, Sefardita por parte de madre, y de la casa de los constructores del Templo de Jerusalén por parte de padre, yo un ser humano que se considera un gusanito en evolución dentro del esplendor del devenir de la Creación; yo aquí y ahora, estoy en pie y defiendo España Y Sefarad, defiendo Israel Y Europa, yo estoy en pie y aporto una CIENCIA –la primera en la historia de las ciencias humanas- que tiene 300 años de adelanto en lo científico, 3.000 años en lo moral y 5.000 años en lo espiritual, pero eso sí, la lego a mi Pueblo Grande: el Pueblo Judío y los Justos de esta tierra. A nadie más. No me suicidaré, porque doy testimonio vivo de que la Luz puede y debe surgir en el silencio de la investigación altruista y rigurosa, desde donde menos os lo esperáis. No me suicidaré, ni nadie con recta conciencia (seguridad), voluntad de denunciar mentiras e injusticias (justicia), y pasión por la pertenencia a lo amable (amor), lo puede hacer. Porque el Humanismo Universal no puede ser erradicado del alma de los Hombres y Mujeres auténticos. Estén donde estén.

Voy a abrir esta tarde una botella de cava para aproximar a la maravillosa Cataluña a mis labios y cobijarla dentro de mi cuerpo, y ya que estoy sola, pues decidí -para implorar por un milagro- meditar, escribir y rezar en soledad durante dos veces nueve días, uno para que mi pueblo sea preservado, otro para que los Justos también lo sean, y como estoy sola con mi llama interior, diré “¡Shabbat Shalom, Preciada!” y brindaré por todos mis amigos conocidos y por conocer.

 

Preciada Azancot, 29 de enero de 2016

Anuncios

A LOS NO-JUDÍOS

A LOS NO-JUDÍOS: ¡A VER SI OS ENTERÁIS DE UNA VEZ, A MENOS DE SER ABIERTAMENTE ANTISEMITAS!

Es muy importante escuchar este vídeo. Pero a esto, QUE ES LO MÍNIMO BÁSICO, me gustaría añadir tan sólo algunos puntos esenciales que son mis propios pensamientos y de los cuales me responsabilizo absolutamente:

https://www.youtube.com/watch?v=55PbhaD66Ro&list=LLsnN5pNMwd-nZwJD8uUW5bA&sns=fb

– Sólo los judíos pueden declararse sionistas o pro-sionistas, jamás antisionistas. Porque ser sionista o pro-sionista, para un Judío equivale a decidir dónde le da la gana vivir. Mientras que un no-judío, si se declara sionista, declara que los judíos de su país DEBEN vivir en Israel y no en su país de nacimiento. Eso es racismo y antisemitismo.

– El Pueblo judío, desde siempre, está compuesto por DOS CORRIENTES COMPLEMENTARIAS E INDISOCIABLES, ESPOSAS: parte territorialista y parte universalista: Israel y la Diáspora judía. Indisociables y complementarios, la parte masculina y la parte femenina de una misma identidad.

Completitud del ser realizada - Preciada Azancot 2014

Completitud del ser realizada – ©Preciada Azancot

Los judíos de la Diáspora son los creadores del Humanismo Universalista y remontan a la tradición de Noé y los judíos de Israel son los creadores de su Dignidad y Estatus, de la supervivencia y desarrollo del Pueblo Judío y remontan a la tradición de Abraham. Ambas ramas son esenciales y consustanciales de lo judío. Es Alma y Espíritu, que se sustentan, ambas dos, sobre el orgullo de Ser judío.

– Para todo judío que se precie, su alma se ensancha, está ligada, vibra y ama a los Judíos de la Diáspora QUE ES SU MADRE y para todo judío Diaspórico, su espíritu, sus raíces, su vida y su pasión es Israel QUE ES SU PADRE. Con Israel se siente SER y con la Diáspora se siente Fluir, Pertenecer por siempre y para siempre a la raza humana que tiene como DEBER ELEGIDO Y ASUMIDO, ayudar a Evolucionar.

Ser antisionista es ser anti-judío, antisemita. Y ser “tan sólo sionista” si se es israelí es pensar que los judíos de la Diáspora no hacen lo que deberían, no están cumpliendo, que de algún modo están traicionando a su país, que son sumisos, que son cobardes, que son asimilados. Y eso no es de recibo. Sólo los muy reaccionarios lo piensan. Ser sionista y no hacer Aliá es un sinsentido para un judío no Israelí. ¡Y anda que no es duro y difícil ser Judío auténtico diaspórico! Es una Vocación.

Un no-judío puede ser y debe ser pro-sionista, pero no sionista. No le corresponde decidir dónde un judío quiere vivir, pero desde luego, no le corresponde decidir que un judío no tiene lugar ni hogar en su país. A mí me pone los pelos de punta cuando oigo a un árabe declararse sionista, porque está justificando la manera como trató a sus judíos que fueron obligados a tomar la decisión de emigrar a Israel para no ser perseguidos y humillados. Yo nací y me crié en Marruecos y tomé la decisión de dejar mi país, donde mis antepasados por parte de padre vivían desde el 70 D.C y por parte de madre, desde 1492, porque me hicieron la vida imposible, porque me quitaron puestos que me gané por oposiciones, por ser Judía, porque a mi marido le quitaron su trabajo de altísimo funcionario, únicamente por ser judío. Así que no les tolero declararse sionistas y justificar así su racismo a la vez que decidan dónde y cuándo quiero vivir. Es más, exijo que los terrenos, bienes y puestos confiscados abusivamente, le sean dados a Israel como línea de crédito, para intercambiar con árabes revoltosos o francamente antisemitas en su territorio.

En cuanto a los Europeos, el que se declara anti-sionista manifiesta que un judío no debería existir porque ni tiene patria en Israel, ni en el mismo país que él. O sea, es un Nazi.

Ahora bien, la parte sionista hizo su trabajo y lo hizo maravillosamente gloriosamente. Debíamos empezar por eso, era vital y urgente hacerlo. A los de la Diáspora, nos queda aún TODO por hacer, ya no como individuos, eso siempre lo hicimos, sino como Pueblo. Y lo que debemos hacer es muy simple, muy justo, muy merecido: SOMOS EL PATRIMONIO CULTURAL UNIVERSAL DE LA HUMANIDAD Y DEBEMOS TENER UN HABEAS CORPUS INTEGRAL. Y debemos ser reconocidos y honrados como tales. Y en eso estoy.

Preciada Azancot, Octubre de 2015

Las dos vertientes del Pueblo judío y su función en el mundo

El pueblo judío es sin duda uno de los más antiguos o tal vez el más antiguo si se piensa en su continuidad y actualidad histórica. Estamos en el año 5774 de la era judía y las dos vertientes del pueblo judío siguen pujantes y presentes en el planeta, afortunadamente. Hoy, 16 de Abril de 2015 estamos conmemorando el nefando aniversario de la Shoa, el Holocausto, donde 6.000.000 de vidas judías fueron martirizadas y aniquiladas por los Nazis, lo que representaba la mitad de la totalidad del pueblo judío.

El sueño de Jacob de Preciada Azancot

El sueño de Jacob, óleo de Preciada Azancot

Aquí, hoy, no quiero hacer un análisis histórico, ni siquiera un análisis sociológico sino un breve y esencial análisis MAT, es decir objetivo, universal, verificable y transmisible, o sea unas consideraciones científicas y globales sobre la esencia del pueblo judío y su función en este planeta. Un análisis que mostrará por qué el “¡Nunca más!” aniquilaciones y persecuciones ya no debería ser un grito judío sino universal y planetario, por el bien del planeta Tierra y del futuro de la Humanidad.

Desde siempre y hoy más que nunca, el Pueblo judío existe en sus dos vertientes complementarias e indisociables: Israel y la Diáspora judía. La Promesa de “tierra de leche y miel” está encarnada en su versión territorialista (tierra de leche) por Israel que ocupa parte –y sólo parte- del Israel bíblico y real de las doce tribus y en su vertiente humanista universalista (tierra de miel) por la Diáspora judía diseminada por el mundo entero.

Así como Israel evidencia el milagro de la producción y de la construcción de un desarrollo económico, social y tecnológico único en el mundo y que deja pasmado y admirado a cualquier observador imparcial, la Diáspora sigue produciendo los progresos mentales, humanistas y conceptuales más importantes del mundo. De la Diáspora salieron el monoteísmo con Moisés, la revelación de la psique con Freud, la revolución social igualitaria con Marx, la ciencia moderna con Einstein y hoy la revelación de las leyes que rigen el funcionamiento del ser humano con el MAT y conmigo (no es hora ni día de falsas modestias). Y de esa Diáspora siguen saliendo más premios Nobel que de ningún otro pueblo. Esto siempre convirtió -y hoy más que nunca es un hecho- al Pueblo judío en el más Civilizador, humanista y adelantado del planeta, ya sea en su versión objetiva y productiva, ya sea en su versión humanista, universalista y metafísica. Pues desde siempre, la religión judía estuvo presente en esas dos vertientes que encarnan el Talmud y la Cabalá, pero antes de ella en la voz de los Sacerdotes y de los Profetas, respectivamente.

El símbolo de lo Judío lo representa la estrella de David. El MAT descubre que esa estrella corresponde a una Megaestructura innata de origen fetal y de potencia muy avanzada que representa la integración del Yo Femenino y del Yo Masculino inherente y presente en todo ser humano. Aquí la represento:

Completitud del ser realizada - Preciada Azancot 2014

Completitud del ser realizada – ©Preciada Azancot

Contrariamente a lo que siempre se creyó (y que el Yin y el Yan representan), la dimensión femenina interior consta de la Seguridad, la Corporalidad y la Pertenencia (miedo, rabia y amor) y la dimensión masculina interior consta de la Mente, la Creación y el Espíritu (tristeza, orgullo y alegría). El MAT muestra en su descubrimiento de la Estrella Primigenia que la función de Plenitud de una auténtica Mujer (que no sólo hembra) consiste en proteger y conservar su dimensión femenina interior y conquistar y privilegiar su propia dimensión masculina interior. Y que un Hombre verdadero (no sólo macho) ha de mantener y proteger su dimensión masculina y privilegiar y conquistar su propia dimensión femenina. Este ideal siempre estuvo presente en el Pueblo Judío y tan sólo en él. Por eso también es el Pueblo más evolucionado del planeta.

En las dos vertientes masculina y femenina del pueblo, Israel representa su Yo masculino y la Diáspora representa su Yo femenino. Dos mitades inseparables y complementarias de una misma UNICIDAD indisociable.

Pero hay algo más y aún más básico y esencial: el ser humano tiene seis emociones auténticas innatas que alimentan sus seis dimensiones altamente especializadas en la consecución de sus seis realizaciones personales indispensables para la vida (seguridad, desarrollo, justicia, creación, pertenencia y plenitud, como lo demuestra la teoría Omega del MAT) y la ÚNICA EMOCIÓN DIFERENCIAL HUMANA del resto de la Creación es precisamente el ORGULLO CREADOR que posibilita la culminación de la dignidad humana a través del crecimiento personal, de la creación, de la innovación, de la edificación de civilizaciones. Por ello, el Pueblo judío es el más civilizador y el mayor exponente de lo único que hace del ser humano la creación más evolucionada de las especies elementales, vegetales y animales.

Por ello, este pueblo merece ser considerado oficialmente, de modo inequívoco e institucional, PATRIMONIO CULTURAL Y SOCIAL COLECTIVO DE LA HUMANIDAD y que se le vea, hoy y para siempre, garantizado un HABEAS CORPUS que prohíba amenazar la integridad física y moral de los judíos. Y esto, no sólo por pura justicia, sino para el bien y evolución de la Humanidad, ya que es precisamente ese orgullo creador y civilizador el que es el mayor talento potencial del Planeta Tierra. Si la Tierra quiere llegar a ser todo lo que potencialmente podría ser, será a través de la institucionalización del orgullo creador garante de la DIGNIDAD, de modo a que nunca más se pueda transformar en envidia y en competitividad. Y para ello, el mayor exponente de esa dimensión únicamente propia de lo humano ha de ser reconocido y valorado. Por lo tanto, su mayor y más antiguo e indesmayable exponente, el Pueblo judío, ha de verse valorado, admirado y respetado a más de considerado como el tesoro que siempre mereció ser. Así de simple y de sencillo.

Preciada Azancot