Archivo de la etiqueta: ideología de derechas

¿BUSCAR MEDIAS VERDADES Y JUGÁRSELA POR ELLAS?

Por Preciada Azancot

Eso es la causa de los PULSOS. 😦 Los pulsos son torneos del Ego, de puro lucimiento externo, entre personas que sólo buscan medias verdades y compiten por tener razón contra el otro, anular la media verdad del otro y propagar esa media verdad propia duplicada, transformándose en un tótem arquetípico, fabricante de IDEOLOGÍA, que busca seguidores y adoradores que compartan la misma pulsión inicial de partida: no encontrar la verdad y duplicar “por narices” la propia media mentira.

Este mecanismo es el origen del Machismo y del Hembrismo, de la democracia parlamentaria bipartidista, de las ideologías de derechas y de izquierdas, pero sobre todo es el mecanismo que perpetúa la SIMBIOSIS PATOLÓGICA, enfermedad psíquica del Planeta tierra que se somete al Mito de Sísifo y así renuncia a su talento diferencial: el orgullo creador, admirador, dignificante y abdica de su vocación existencial: la rabia auténtica, única energía apta para denunciar las mentiras (proponer una media verdad amputada, con vocación de admirarse a sí-misma en el espejo del Ego como siendo la panacea universal, lo es) y proponer nuevos valores justos, enteros y sanadores que culturicen lozanamente el entorno y lo hagan mirar -desde los dos bandos- hacia otra escala de crecimiento auténtico y EVOLUTIVO del ser.

Cuadro de Preciada Azancot

Cuadro de Preciada Azancot

Echarse pulsos será el nuevo matatiempo del año próximo que arranca hoy (calendario judío, “casualmente”).

Lo digno sería no participar y aprovechar ese tiempo terminal -es decir, previo a la inevitable confrontación armada mundial si seguimos así- para apoyar, participar, aplaudir, sostener y acompañar lo poco sano que queda y lo mucho maravilloso que personas de excepción podrían proponer.

Pero desgraciadamente, en momentos así de oscurantistas, sería tan frustrante y arriesgado como querer proponer algo verdadero e inmortal en un estadio de futbol y por megafonía, en medio de un partido de fútbol entre hinchas de dos equipos mitificados y rivales. Decir que nadie escucharía es pasarse de optimista.

¿Entonces qué hacer? Sostener, apoyar y acompañar lo poco sano que se encuentre e ir a buscarlo en su espacio si es que de verdad no se tiene alma de hincha de rivales en torneos del Ego triunfante.

Así todo el mundo gana y encuentra lo que busca.

Shabbat Shalom, amigos.

Preciada Azancot, 27 de Septiembre de 2014

Anuncios