Archivo de la etiqueta: MAT

CÁNCER O EL MAL DE AMORES

Al hilo de la entrevista en Madrid Actual: “Francisco Moya: “El cáncer es fruto de una somatización de las emociones y se puede curar”

Entrevista a Francisco Moya en Madrid Actual. Fuente: madridactual.es

Entrevista a Francisco Moya en Madrid Actual. Fuente: madridactual.es

En efecto y como ya mostré oficialmente desde 2002: EL CÁNCER es producto de una continuada inversión de DOS EMOCIONES AUTÉNTICAS y sólo esto:

Si se siente de forma continua falsa rabia en vez de amor, es decir celos y maldad, difamación, sospechas, hacia lo que merece ser AMADO -pues nos brinda un Espacio Seguro y nos entrega generosamente su Tiempo para que logremos ser todo lo que nacimos para ser-, y al mismo tiempo, complementariamente se siente pasión amorosa simbiótica -es decir falso amor- hacia lo que merece Rabia auténtica, es decir hacia quien nos miente, nos manipula, nos agrede y nos acusa cuando somos inocentes, tendremos al cabo de un tiempo considerable -pues la naturaleza es muy sana y resistente-: Cáncer. El órgano afectado, aplicando el MAT, determinará además el DÓNDE se nos simbiotiza y se nos miente más.

¿Así de fácil? sí así de fácil, pero no olvidéis que eso requiere diagnosticar a nuestros amores y sacar las consecuencias de nuestras respuestas.

Desde luego que si no se empieza por pedir perdón al primero y no sólo de palabra sino de actos, no hay curación posible, pues la causa mayor está en el primer paso. El segundo es suma de justificaciones a las que hay que denunciar en sí-mismo y luego confrontar hacia afuera.

¿Se comprende que muchos prefieran morir o dejar morir antes que enfrentar el mal?

Preciada Azancot, el 29 de febrero de 2016

Anuncios

MODO DE EMPLEO PARA ENTENDER A “PODEMOS”

Por Preciada Azancot

Fuente: Facebook

Fuente: Facebook

Pablo Iglesias es a Robin Hood lo que es Falete disfrazado de Pavaroti en “Tu cara me suena” de Antena3 cantando “Oh Sole mío” a Pavaroti.

Y España, dale que te pego, extasiándose ante la “Inteligencia” de un charlatán de feria cuyo Programa Vital es hacer esperpentos de mal cine copiando -mal también- las recetitas de Maquiavelo siguiendo el ejemplo de Hitler que era tan mal pintor como Iglesias es mal director de cine y aún peor actor. Un Sociópata es un demente delirante, cuya única diferencia con un psicótico es que es ALTAMENTE CONTAGIOSO. Y eso gracias a tres técnicas, fría y libremente elegidas:

¡º) Es un narcisista perverso que puso su Ego en el centro de su sistema y luego mandó al diablo –nunca mejor dicho- su viga maestra Amor-Tristeza, es decir Pasión-Compasión y por ende, siente adictivos subidones de soberbia de ser el que ni sufre ni padece, ni ama, ni compadece. Eso, fácil de hacer y de forma absolutamente consciente, ya hace al Sociópata básico al que llamé Magnetizador, porque magnetiza nuestra brújula interior. Eso también lo convierte en un estéril, imposibilitado de crear nada válido y propio. Luego, en fases agravadas, como es su caso, va desconectando y odiando en los demás, más Mega-estructuras. Él, como Sociópata Usurpador, tuvo que desconectar también las dos otras vigas maestras: Orgullo-Miedo, es decir Dignidad-Respeto lo cual lo convierte en un Integrista de los mayores y la viga maestra más importante: Alegría-Rabia, es decir Verdad en Libertad-Justicia vitalista, lo cual lo convierte en un envidioso Usurpador de todo lo sagrado. Además, desconectó la Secuencia Omega, la de las seis motivaciones legítimas del ser humano, para ser un anti-civilizador integral.

Sus dos socios en la sombra son aún peores. Monedero, Sociópata Delator, idéntico a Torquemada y nuevo ideólogo del nazismo anti Humanismo Universal cuya doctrina os resumí anteriormente, superado por Errejón, su jefe de campaña y jefe de su Gestapo, el Sociópata Acusador, del mismísimo perfil que Judas y que el ministro de propaganda nazi. Ese aún no mostró su cara: esperemos que acuse y allí sabréis dónde está la luz, la inocencia y la verdad de quienes persiguen. Hasta ahora sólo diseñó las campañas y los “gestos”, lo cual ya dice mucho. Y esto es ciencia -el MAT-, no es una opinión, ni mucho menos un insulto. Es, una vez más, un DIAGNÓSTICO científico.

2ª) Su técnica incansable y preferida: el YO-SOY-TÚ-Y-TÚ-ERES-YO, es decir que cuando acusa, hable de sí; y cuando habla de sí, usurpa la personalidad y las cualidades del otro a quien se dirige o dice representar. Así que “INTELIGENTE” es España y éste es su talento mayor, que él Usurpa para hacerle creer que España es tan miserable como él, y que él la salvará de sí-misma. Y cuando aplaude y abraza maniacamente, aplaude su propio narcisismo y finge representar a los pobres y amorosos de la tierra, pues España es un gran país solidario, un país con alma. Todo populista demagogo hace eso, por lo demás. Por esta técnica confunde y deja desarmado al interlocutor –que obviamente no puede asumir que se le acuse de ser tan perverso como él y prefiere creer que está con alguien como sí-mismo, dejándole la identidad al otro a quien estima más listo- y así le CONTAGIA SU DELIRIO.

Así, su único objetivo es liquidar y humillar la dignidad territorial de España, como mercenarios encargados de devolver al Andalus a sus supuestos dueños, y por cuenta propia y como su gran Mein Kampf: SER LOS OKUPAS DEL SENTIDO DE PERTENENCIA DE LOS MÁS LEALES que siempre se ponen al servicio de los símbolos de identidad más sagrados y arriesgan su vida por ellos. ¿Pues, no me negaréis que desde la vestimenta de esos niños ricos y pijos, hasta el modo como tratan, invaden y humillan los códigos de educación más elementales del Congreso y del Senado, o se refieren a nuestras más dignas Instituciones, su proclama y signo de identidad es EL LOOK Y FORMAS DEL OKUPA? A eso lo llaman blindar los derechos de los Españoles.

3º) Y como consecuencia de lo anterior: HABLA AL REVÉS. Si cogéis un diccionario de antónimos y traducís sus declaraciones veréis que encontraréis la verdad. Sigue la receta de Fausto. Por lo tanto, y como quiere inhabilitar la Constitución, la monarquía y la integridad territorial, haciendo de OKUPA DEL SENTIDO DE PERTENENCIA ESPAÑOL, el único REFERENDUM -informal, basta con un sondeo- que ha lugar efectuar, es preguntar a los cinco millones de Españoles que lo votaron, si ellos: 1º) Sabían que estaba financiado por Irán, vaticano del Integrismo Islámico que no oculta su firme decisión de liquidar todo lo que suene a Occidente, democracia, libertad religiosa y, que además de ahorcar homosexuales, decapitar opositores y lapidar a mujeres que eligen pareja libremente, ha publicado su muy expresa estrategia de declarar la guerra a la cristiandad, hacer ocupar Europa por olas masivas de Musulmanes que serán numéricamente, en democracia, sin necesidad de armas, amos y señores de occidente por la fertilidad de las cuatro esposas y múltiples concubinas que la ley coránica autoriza a todo varón musulmán. 2º) Si conocen el golpe de estado de Chávez -cuyo pre-estreno Iglesias ejecutó a traición a espaldas del supuesto socio Sánchez, usando al Rey como secretario encargándole (el yo-soy-tú inevitable) de comunicarle a dicho presunto socio sus planes de gobierno-, y afirmando que el Jefe del estado encontró su programa “muy sensata y normal”; si saben que fue asesorado por ellos (para eso os remito a mi artículo sobre el ideario del nuevo nazismo que azota España) y si conocen la situación económica y moral en la que los Chavistas dejaron al país. Y si fue por ese modelo de cambio que votaron. Y 3º) Si votaron por que se guillotine al Rey como proclaman en su canal de televisión iraní y en los tuits de la “ministra” del gobierno fantasma del Iglesias, por despedazar España creando un ministerio de folklores remanentes para representar su identidad. Y 4ª) Y más esencial: A los estudiantes Indignados del 15M ¿en verdad estiman que todo esto los representa o que un Usurpador va de ellos, cuando es tan sólo su delirante sí-mismo? Y dejar al país contestar. Es cierto que esos 5 millones representan tan sólo al 20% de electores que eligieron otras cosas, pero lo que les aterra a Podemos es que se consulte, en ese referéndum (simple sondeo de opinión financiado con dinero iraní rastreado y que ellos devuelvan) a sus votantes, y que lo hagan antes de que termine de sorberles el seso, como ocurrió en la Alemania Nazi.

Y por fin: más aún que el Referendum, lo que menos les gusta, el arma de destrucción masiva es algo que España sabe hacer muy bien: REÍRSE DE ELLOS multiplicando sketches que los pinten tal y como son. Yo voto por José Mota. Y por Millán Salcedo. Si queréis ver sus verdaderas caras, y ya que les gusta chupar cámara, filmádlos mientras ven esos sketches y chistes en estreno.

Preciada Azancot, 25 de enero de 2016

JUSTICIA ECUÁNIME MAT EN EL BIO-HUMANISMO DE TERCER MILENIO

Por Preciada Azancot

Día 3: Aquí tenéis el resumen-video y el texto integral sobre JUSTICIA ECUÁNIME MAT EN EL BIO-HUMANISMO DE TERCER MILENIO.

“¡ Y EXIJO JUSTICIA ECUÁNIME !”

https://www.youtube.com/watch?v=Y80kBOGZPT0

– La Tierra: Y ya puestos, una vez garantizada la seguridad, y garantizado el desarrollo, ¿toca una tercera motivación universal del ser humano? Seguro que sí, pero sospecho que no está en mí… Como intuición sí que tengo, y como guardo en mí la memoria de millones de personas que fueron víctimas de injusticias, creo que ahora deberíamos ver cómo erradicar las injusticias de este Mundo, ¿acierto? Me huele que sí, así que sin esperar tu confirmación, ¡me lanzo al ruedo!
Muchísimos seres humanos han sido y son hoy víctimas de injusticias, de manipulaciones y de agresiones. Yo también he sido víctima de múltiples agresiones como ya hemos ido viendo. Ahora bien, yo no tengo la energía capaz de hacer frente a estas agresiones, la capacidad de reacción, la denuncia, la capacidad de ataque, porque, ¿crees si no que no hubiese intentado y no estaría intentando reaccionar a tanta agresión a mi ser? Ya me gustaría…
Lo que viene a mí desde los millones de seres humanos que en mí guardo es que para que exista justicia se requiere de una preciosa energía que es la RABIA, entendiendo como tal la capacidad de, precisamente, reaccionar a las injusticias, a las manipulaciones, a las mentiras y a las agresiones. Y de eso tú si que tienes, y lo compartes con los animales, que también son capaces de reaccionar ante todo lo dañino.
A mí me encantaría que, tras nuestras conversaciones, yo pueda, al menos, soñar con un Mundo de justicia donde nunca más eche de menos el carecer de rabia, ¡¡pues no la necesitaría!! y donde tú la emplees positivamente, esto es, creando más justicia cada vez, ¿no sería esto bonito?
Las injusticias están hoy en día por doquier, empezando por los métodos poco ortodoxos de Guantánamo, siguiendo, por aquella misma zona, con las dictaduras populistas, y continuando con los abusos de poder en todos los países del mundo por los estamentos que ostentan el ídem, con las agresiones a las minorías étnicas o religiosas, con el maltrato infantil y de género, con la violencia, con las mafias, con la compra de favores, con hacer la vista gorda a impresentables comportamientos, con tener, en cualquier país del mundo, distintos raseros en función del encausado. Además, y es lo más sangrante, las injusticias se cometen contra el más débil, el más indefenso, el más necesitado.
¿Cómo, querido socio, crees que se podría erradicar la injusticia del Mundo? ¿Y cómo hacerlo sin víctimas? ¿Y cómo sería un Mundo justo? ¿Y cómo concitar unanimidad y erradicar la palabra “enemigo”?
Perdona tanta pregunta, pero es que este tema me preocupa sobremanera y sólo tú puedes asegurarte y asegurarme la necesaria paz y en ti confío ciegamente.

– El Pueblo: ¡Menos mal que dices –y siempre te creo- que no dispones de rabia! ¡Vaya maestra que ya eres con sólo guardar en tu seno, en tu memoria afligida, tantas injusticias padecidas por la humanidad! Ahora sí que te vuelvo a ver como a mi bebé amada a la que cuidar y defender contra tus enemigos, yo para empezar. Y te pido perdón, auténticamente avergonzado ante tanta generosidad, tanta templanza. Sí, me arrepiento y me encuentro en toda la disposición de erradicar de mí esas conductas irracionales siempre, precipitadas, primarias, inmaduras, pues el mal siempre empieza por la estupidez humana y luego se encuentra con el ego propio –insensible y paranoico siempre- por el que apostar cómodamente y a eso ya se le llama soberbia, y agravando la conducta errónea, ya se llega al narcisismo, y de allí hay sólo un paso para convertirse en dictador y en predador luego. Es el caminar en el sentido contrario a la ruta biológica de lo humano.
Y sí, pronunciaste una palabra maravillosa, la palabra clave en lo que hace a la justicia verdadera: UNANIMIDAD. Una unanimidad basada en la buena voluntad, en la presunción de inocencia, en la voluntad inquebrantable de suprimir la palabra “enemigo” para remplazarla por “interlocutor implicado”, por “equipo” y al final, por “socio”.
Pues todos somos uno sólo y cada partícula de nuestro ser lleva en sí al Universo entero, y no sólo a nivel conceptual sino en su realidad carnal.
No basta decir “¡Así no!”, y denunciar injusticias o mentiras. Siempre hay que añadir el “¡Así … sí!” que ofrece alternativas válidas que eleven el nivel de los dos interlocutores, que les den valores más altos para encontrarse situados ambos a un nivel donde la inquina ya no sea de recibo, es decir, que les sitúa a ambos en un nivel donde ambos tengan más y mejor CULTURA. Pues el debate veraz es la madre de la cultura, la imposibilidad del pensamiento único y del sometimiento del que está en condiciones de inferioridad numérica. ¡Pues vamos listos si pensamos que la mayoría numérica es la que tiene la razón! Si así fuera, jamás nada se movería, ni aún menos se transformaría.
Y sí, también. Digo alto y claro: “¡Yo me indigno! ¿¡Y AHORA QUÉ!? ”, pues si me indigno es mi obligación encontrar el “¡Así sí!”, por ti y por mí. Y porque estoy realmente indignado busco soluciones en vez de críticas destructivas.
¿Ves?, yo entendí que este momento histórico en el cual estamos tú y yo, no corresponde -como dicen aún los estrategas y los dirigentes oficiales- a una crisis, sino al desplome de una civilización y al surgimiento de otra. ¿Y sabes cómo lo entendí? Pues muy fácil: cuando, al igual que en todas las civilizaciones en decadencia que nos han precedido, los políticos y hasta los intelectuales y académicos, en vez de buscar opciones y soluciones buscan todos culpables y pelean entre sí como único deporte de circo. Y como la deshonestidad es la que manda en eso, y el deseo de conservar una civilización que ya no da de sí, se ponen de moda y en este orden: el pasotismo en los padres, el cinismo en los jóvenes, el escapismo en los mayores, el nihilismo en los pensadores, y el sofismo en los representantes del pueblo. Afortunadamente los jóvenes tuvieron hijos y éstos ya no son consumistas e indiferentes. Y buscan abuelos simbólicos para guiarlos y sostenerlos. Este es otro puente generacional, que está muy de actualidad para buscar soluciones ecuánimes para todos.
Los políticos ya no nos representan, porque son burócratas de partidos que sólo buscan poder para sí mismos, pero en un tipo de simbiosis-balancín de seudo enemigos aliados que se alternan justo para echarse la culpa de los desastres que producen, y eso en un momento histórico donde las ideologías todas sobran y se han derrumbado, tanto el comunismo materialista como el liberalismo depredador. Pero los políticos y los intermediarios no son el enemigo. Individualmente seguro que hay muchos y buenos políticos e intermediarios, que son seres humanos con vocación de servicio y que podrían reciclarse fuera de sus partidos. Y que seguramente se sienten estúpidos por tener que recitar consignas partidistas o mercantilistas que ya ni eso son y los hace sentir tramposos y mafiosos también.
Creo que estamos en un periodo histórico en el cual el ser humano busca regir directamente su destino. Y por eso, nada mejor que sugerir una CÁMARA DEL PUEBLO elegida entre miembros de colegios profesionales, gremios artesanales, comunidades de barrios, representantes de minorías étnicas y religiosas, y no para figurar tan sólo en juntas locales y de pueblo -que también-, sino para regir a nivel NACIONAL los destinos y la cultura, negociar los valores, controlar, premiar y penalizar acciones de los gestores y hasta de miembros del Consejo Nacional de Seguridad y del Equipo Gestor Nacional si se desvían de su vocación de profesionales de la paz social y de la gestión inteligente y honesta, respectivamente. Y esos representantes deberían ser pagados, sí, pero a medio tiempo, y tener la obligación de seguir trabajando en lo suyo, viviendo inmersos en el gremio, la vecindad, la comunidad que representan. No se trata de reemplazar profesionales del poder por burócratas sindicalistas. Por otro lado, también los sindicatos son anacrónicos y basados en la ideología de enemigos de clase.
En resumen, no se puede crear cultura, elegir valores mejores, crear un liderazgo válido e insustituible porque basado en el talento y la vocación de cada persona, al mismo tiempo en que se ve al otro y se lo trata como a un contrincante. El otro es siempre tu socio potencial. Siempre. Y más opuestos parecemos, más complementarios somos. Pero para eso se necesita desear de todo corazón construir un Bio-Humanismo, a imagen del ser humano y de la tierra de la cual vive.
¿Otra vez parece sonar a utopía? ¡Me temo que en la cacofonía de hoy, sí! pero sé que no, no es utopía, es lo que necesariamente está por llegar, porque yo lo quiero así, porque tú lo anhelas así y porque es lo más justo.
Y la mejor prueba de que no es utopía, es volviendo a lo que tú ya señalaste de pasada: los animales sí tienen rabia, y aspiran a construir una sociedad más justa, tienen valores, liderazgo y cultura. Tú que guardas en tu seno a tantos animales muertos y asesinados, tú que guardas en tu memoria los movimientos, la corporalidad libre y esplendorosa de esos animales, tú que alimentas a todos los animales vivos, en la actualidad –al menos a las especies que no dejamos extinguirse o extinguimos directamente, que ya son las menos- ¿no crees tú que deberíamos primero despertar nuestra vitalidad, nuestra cultura animal, y ser, para empezar dignos de ellos antes de pretender reinar sobre ellos?

-La Tierra: Querido socio, ¡por supuesto que sí! Si eres capaz de crear y brindar seguridad, si eres capaz de lo que hemos denominado desarrollo inteligente pero no eres capaz de utilizar tu rabia para indignarte ante mentiras y atropellos y crear más justicia, no estás a la altura de lo animal y mucho menos, a la altura de lo humano. Y para quedarte a la altura de una patata, mejor lo dejamos, ¿no? Fuera de bromas, lo primero que hay que hacer es detectar lo que no está bien y creo que has detectado perfectamente lo que no está bien de la actual situación. Y estás proponiendo cómo debería organizarse la sociedad para estar representada por una Cámara del Pueblo. Esto me parece estupendo, pero antes de seguir, y volviendo a tu sugerencia de mirarte en lo animal, es fundamental que percibas la realidad en la que vives, que percibas las cosas tal y como son en el aquí y el ahora, que sanees y extirpes ideas y conceptos válidos antes, ya periclitados.
Y también es fundamental que cuides tu salud y tu bienestar físico, fomentando el deporte y la vida sana. El famoso “mens sana in corpore sano” del poeta romano Juvenal, debe también interpretarse como que en un cuerpo sano, la rabia es auténtica y sana y capaz de percibir la realidad tal cual es.
A partir de ahí, de la unanimidad en la percepción de las cosas y de las situaciones, se puede buscar la unanimidad en la búsqueda de nuevos valores que desemboquen en una nueva cultura que, viva y atenta, asegure que nada ponga “techos” ni trabas a los individuos y colectivos más avanzados, más pioneros.
En paralelo, tienes que buscar la manera de sentar las bases para una justicia universal real, incluyendo por supuesto el sistema judicial y penitenciario, que hoy en día siguen siendo medievales.
Y tu idea de la Cámara del Pueblo me parece fantástica. Eso huele a democracia real. Si bien la palabra Pueblo puede sonar a muchos como izquierdista o populista, ya hemos dejado claro al principio de este diálogo qué entendemos por Pueblo, así que siendo tu Cámara, no puede ser más democrática y representativa.
Y, ¿cómo avanzar con estos temas? Pues yo creo que haciendo propuestas, manifiestos, sometiendo las propuestas y manifiestos a debate y a búsqueda de consensos, en definitiva, pasando a la acción, ¿no crees?
En este punto me surge una duda que seguro tú me puedes disipar: ¿Cómo hacer las cosas para que todos los que dentro de ti no quieren ver la realidad tal y como es, es más, los que no quieren cambiar las cosas pues ahora están cómodos o favorecidos, apuesten por tus propuestas?

– El Pueblo: Comenzaré, querida socia, respondiendo a tu última pregunta, obviamente la más difícil, la de la unanimidad. No se trata de paralizar la acción, la protesta, el movimiento precioso de los Indignados que arrancó en Francia con un corto manifiesto de un abuelo que nos recordó los valores de la resistencia bajo el general De Gaulle, se extendió a países árabes dominados por dictadores, y llegó a España de modo mucho más actual, más moderno, y se extenderá, lo extenderé, por el mundo entero. No se trata de pedir el aval de los peores, de los que no sólo no son el Pueblo como lo entendemos hoy –es decir, como lo que de verdad es: la comunidad de los que anhelan justicia auténtica y no tienen intereses creados avasalladores y negadores que defender-, ni se trata de esperar a que los parásitos que viven de la injusticia institucionalizada consientan en escuchar la voz de un nueva civilización basada en un bio-humanismo.
Se trata de seguir avanzando, debatiendo y actuando, en paz y alentando el consenso y el diálogo, cada día más, cada hora más. Como lo hicieron las trompetas de Jericó en su día. A propósito, si te parece bien, dejamos esas líneas maestras que han de regir en una civilización nueva, para el próximo debate, pues creo que, en eso, no se trata de rabia y de justicia, sino de orgullo y de transformación, dimensión única y exclusiva del ser humano, es decir privilegio y responsabilidad del hombre y mujer sobre esta tierra.
Aquí me refiero a lo distintivo del animal, del animal SOCIAL en nosotros. Y eso está dicho en términos admirativos y superlativos, no de forma paternalista.
El animal tiene liderazgo y lo basa en la fuerza y en la responsabilidad real. Si, como ya sugerí, basamos el liderazgo de cada niño, de cada adulto y de cada anciano sobre su talento real, el que lo hace único e insustituible y sobre su auténtica vocación, tendremos una sociedad justa, culta y feliz. Existen ya modos de detectar esos valores individuales y diferenciales en cada uno. Esa necesidad es auto-conocimiento, ya la vimos en el apartado de seguridad. Pues alguien que pretende dirigir a los demás sin poder dirigir su propia vida hacia lo mejor de sí mismo, sólo podría ser un amargado corporativista y un castrador social. Se situaría por debajo de lo animal.
Los animales tienen cultura, tienen valores y los respetan a rajatabla. No se ponen a adular ni a temer jefes de otras especies que siguen anti-valores como los que ya denunciamos en nuestra andadura de seguridad, de desarrollo y de esta fase de justicia. Cada gremio, cada sector de actividad, cada género, cada edad generacional, cada asociación de vecinos, cada asociación de barrio, cada minoría, debe tener voz y voto en esa Cámara del Pueblo. Y desechar intermediarios que no representan ya sino trombos en el fluir de la comunicación, obstaculizando la solución de problemas.
Los valores que han de regir la sociedad son ante todo UN DERECHO NATURAL ACTUALIZADO, BIOLÓGICO, CERTERO, basado en nuevas definiciones y en la evidencia de una escala de motivaciones realmente innata al ser humano.
Esta escala es y universalmente: primero seguridad definida como lo hicimos, es decir suprimir amenazas a la integridad y rechazar el caos y la negación de la vocación de paz y felicidad en el ser humano. Luego llega la motivación al desarrollo, tal y como lo mostramos, es decir la sensibilidad a la pérdida y la búsqueda de soluciones de desarrollo inteligente. Luego llega la justicia, como lo estamos analizando, es decir la capacidad de denunciar, en el aquí y ahora, mentiras, agresiones y manipulaciones y buscar valores basados en el liderazgo talentoso y vocacional de los mejores y más calificados, pues sólo ellos pueden elevar el techo de la medida de lo posible en cada momento. Luego se abre algo maravilloso que es lo propio del ser humano, la posibilidad de edificar civilización transformadora, a través de la creación, del descubrimiento científico y del arte. A continuación vamos a la pertenencia real, o sea al amor por lo mejor de nosotros y por los mejores, por la entrega a la pasión existencial en cada uno y de cada uno. Y al fin podemos abrir el último y más importante estamento, el de la plenitud, es decir del culto por la verdad y por la paz, únicos garantes de la vocación de felicidad del ser humano y tuya, o sea de todo el Universo creado y en evolución.
Y hemos de admitir de una vez por todas y denunciar, la mentira social y filosófica en la cual la raza humana, es decir, yo, el Pueblo, hemos sido criados y sido obligados a transmitir a nuestros hijos: Me refiero a esa misma escala motivacional biológica, pero invertida, puesta al revés. Es decir, la alegría de ganar un pulso al contrincante, luego el amor sobornable y sectario por quien piense igual y forme parte de nuestro equipo de contrincantes, luego la lucha por el poder y falso estatus sobre los que, se supone, amamos, luego la imposición de falsos dirigentes que sirven para congelar las fuerzas vivas emergentes, luego la insensibilidad ante el dolor que provocamos, y al fin una inseguridad endémica, que consideramos la mejor arma de manipulación y de sometimiento social, que agita el fantasma del abandono, la miseria, la enfermedad y la muerte para quien no comparte esos anti-valores y esa visión predadora de sí mismo que hemos impuesto y nos hemos impuesto.
Si no damos la vuelta completa a esa visión falsa y mentirosa, abusiva, chantajista, del ser humano y de sus motivaciones profundas, innatas, biológicas, todo, todo lo que pretendamos construir será como la piedra de Sísifo, sólo rodará cuesta abajo y nos dejará más debilitados y desorientados. Esos son los “antivalores de toda la vida” que se trata de poner al derecho, redefinir y remplazar por los que sí rigen nuestro cuerpo sano, nuestro cuerpo real, y por ende nuestro sentido de la justicia, nuestro sentido social, en suma.
Perdona, socia, que en cada estamento insista sobre lo filosófico, lo conceptual básico, pero si hablamos de nueva civilización, ha de comenzar por eso ¿no crees?

– La Tierra: ¡Cómo no, querido socio! Sin eso, no hay suelo sobre el que edificar.
Me ha encantado tu descripción sobre la escala motivacional biológica y cómo se funciona cuando ésta se invierte. Tal cual. Así, entre nosotros, debo decirte que suena tan natural y lo formulas de una manera tan sencilla y sintética, que tiene que ser verdad. Además de sentirme feliz y segura imaginándome que funcionarás según esa escala motivacional, aumenta mi amor por ti y resuena en mí esa misma secuencia porque yo siempre sentí una secuencia ordenada en mí: como Tierra tengo sólo tres de las seis dimensiones que apuntas, y la secuencia se corresponde: arranco en el amor, en la entrega, ofreciendo a todos los seres que me pueblan – vegetales, animales y seres humanos – un espacio seguro en el que desarrollarse y ser, y de ahí paso a la alegría de saberme infinitamente pequeña en un Universo perfecto, pedacito insustituible y prescindible, parte infinitesimal del todo que a su vez lo contiene. Y de ahí a la seguridad que me brinda el rechazo del caos, pues basta ver mis mares y mis montañas, mis valles y mis cielos para saberme segura y armoniosa. Mi seguridad se tambalea cuando, como te decía al comienzo de nuestra conversación, surge el peligro para el amor y la alegría. Y entonces tengo miedo. Miedo por ti y de ti. Y si te fijas, si tú funcionaras en la secuencia biológica que me expones, funcionarías generando negantropía y no sólo te sumarías a mi secuencia, sino que multiplicarías mi secuencia, ¿No sería esto bello?

– El Pueblo: Así es ¡ya lo creo, madre pura y buena como un bebé! Generadora eres de esa negantropía que alimenta todo lo bueno, diluye el caos y me sostiene. Te pido perdón por haber vivido como un feto irresponsable dejándote sostenerme mientras yo, alegremente, convencida por los académicos estudiosos del funcionamiento de los seres humanos, creía tener también tan solo tres dimensiones, a imagen y semejanza de los cuatro elementos, tal y como el tópico acuñado por los griegos antiguos nos hacía creer. Descubrir que el ser humano tiene seis dimensiones ha necesitado que salga de la niñez y decida pensar por mí mismo. “

Preciada Azancot y Antonio Gálvez. Extracto de “¡Sí, me indigno! ¿Y ahora, qué?Editorial Tulga3000 Editores

Portada_SI_ME_INDIGNO

Ejemplo de funcionamiento del eje Amor-Tristeza

Por Preciada Azancot

Aquí, un ejemplo PERFECTO de cómo funciona nuestra Viga Maestra Amor-Compasión -o en el lenguaje menos rimbomboso y más científico MAT: el Primer Eje Amor-Tristeza.

https://www.youtube.com/watch?v=gQHqYVZcfk4

Como prometido, voy a estar atenta a los ejemplo de “Es; No-Es” que la actualidad no dejará de proporcionarnos durante los tres próximos meses.

Así, para los que sigan con el estudio de esa Mega-Estructura MAT, les será de utilidad relacionar un instrumento con su modo de empleo para la corrección o edificación de proyectos, o, más simplemente, para una mejor comprensión de sí-mismo o de lo que pasa en nuestro entorno.

PASIÓN Y COMPASIÓN: DOS ENERGÍAS OPUESTAS Y, POR ELLO COMPLEMENTARIAS

Por Preciada Azancot

Mi primer descubrimiento MAT fue la Estructura universal de Personalidad del ser humano, en cualquier tiempo y lugar. Todos tenemos una estructura de personalidad de seis dimensiones operativas, especializadas en conseguir la satisfacción de una de las seis motivaciones universales del ser humano.

Mi segundo descubrimiento del MAT demuestra que todos disponemos de una ingeniería de funcionamiento innata perfecta, para conseguir nuestra plenitud, al estar cada estructura especializada en una función básica, y disponer de un sentido especializado en la captación y emisión de estímulos y de una energía diferencial especializada también en la alimentación de cada una de las estructuras. O sea, que lo traemos todo al nacer y que esta ingeniería es perfecta.

Aquí os coloco el diagrama de nuestra estructura desplegada, la cual, cuando conseguimos equilibrarla y realizarla, se convierte en la estructura integrada que aparece a la derecha.

Estructura MAT de personalidad - Preciada Azancot

Estructura MAT de personalidad – Preciada Azancot

Para integrar dicha estructura y alcanzar nuestra integración, es necesario asumir y redimensionar primero nuestra competencia diferencial, segundo nuestro talento transformador exclusivo y tercero nuestra verdadera vocación personal. Este proceso que era antes del MAT, un desiderata utópico, se alcanza con el MAT en 10 horas.

Funcionamos como el diagrama de integración muestra, cuando, además, conquistamos las seis fases del Proceso de Hiperconexión que describe mi Teoría Omega. Así conseguimos asentar nuestra vida en la consecución realizada de nuestras seis motivaciones humanas, que son, en orden muy preciso y secuencial: seguridad, desarrollo, justicia, estatus y transformación, pertenencia y plenitud.

Luego comienza un apasionante proceso de crecimiento en el cual se descubre y se asume la maestría en el manejo de las tres Vigas Maestras Innatas que sustentan la estructura de nuestra personalidad. El siguiente os muestra dichas vigas maestras que llamé LOS TRES EJES MAT.

Los Ejes MAT - Preciada Azancot

Los Ejes MAT – Preciada Azancot

Lo que convierte el MAT en la Primera Ciencia Precisa de las Ciencias Humanas, es que ninguno de mis descubrimientos se basó sobre una hipótesis o postulado, sino que DESCUBRE LEYES QUE RIGEN EL FUNCIONAMIENTO DE NUESTRO SER. Como tales Leyes, no son tendencias y como tales leyes, se cumplen en un 100% de los casos. Por ejemplo, si te tiras de la Torre Eiffel, simpe caes, nunca vuelas. Por eso es CIENCIA y como tal objetiva, universal, medible, transmisible. Un científico cuando AFIRMA algo, se basa en Leyes. Y si es en tendencias, lo dice.

El MAT muestra que, como decía mi compatriota Einstein: “Dios no juega a los dados con el Universo” sino que creó una creación perfecta regida por Leyes maravillosas y potentísimas , que siempre estuvieron aquí y que sólo había que descubrir. ¡Hecho en muchas de ellas! Y estoy muy orgullosa de ofrecerlas a mi Pueblo.

Esta Creación está siempre y por siempre en EVOLUCIÓN, justamente porque varias vidas no alcanzan ni siquiera para recorrer parte del patrimonio que traemos todos los humanos a esta tierra. Razón de más para no malgastar ese precioso suspiro que es nuestro tiempo aquí.

Mi comentario de hoy es muy importante, porque os quiero hablar tan sólo de la primera viga maestra, o Primer Eje MAT: El Eje AMOR-TRISTEZA o eje PASIÓN-COMPASIÓN.

La conquista de este primer eje nos convierte en Expertos de lo Disponible, que antes del MAT sólo era propio de Maestros. Y ese primer eje sostiene el segundo eje, más importante, que nos convierte en Expertos de los Existente, que antes era sólo propio de Altos Sacerdotes (tal y como prometimos los Judíos, ser), el cual sostiene el tercer eje que nos convierte en Expertos de lo Presente, lo cual era antes sólo propio de Ángeles TERRENALES (que se llamaron Profetas). Luego vienen procesos mucho más complejos y avanzados de los cuales sólo os hablaré, más adelante, de uno: el de la Estrella Primigenia, la de nuestra identidad colectiva Judía.

Hoy apenas esbozaré los lineamientos básicos del Eje Amor-Tristeza, es decir de la VIGA MAESTRA PASIÓN-COMPASIÓN. Es MUY importante conocer algunos de sus puntos básicos porque en este momento hay un gran alboroto en el entorno ya que el Papa, decretó que este año sería el de la Compasión. Me temo que, como veréis, lo está haciendo al revés. A continuación de las sencillas constataciones que quiero hacer aquí, os colocaré otro post con la literatura completa de mi libro “El Esplendor de lo Humano“, para conocimiento profundizado de este eje.

Aquí sólo quiero enunciar EVIDENCIAS, cuando se conoce y se maneja bien este eje, pues se supone que un Papa ,ha de ser cuanto menos un Alto Sacerdote:

1º) Pasión y Compasión son antagónicos: en efecto, la Pasión rige el Alma y su alimento natural es el Amor, cuya definición MAT es “el arte innato de crear un espacio seguro donde cada cual puede llegar a ser lo que nació para ser”, es decir, para ir a la esencia de ello: algo que deseamos perpetuar, alimentar y hacer perdurar. Por ejemplo, la pasión por un esposo o por un hijo,. Es LA ENTREGA A LO MEJOR DEL OTRO DESDE LO MEJOR DE SÍ-MISMO.

La Compasión es su contrario: es Tristeza, aflicción por el dolor ajeno o propio, algo que NO se quiere perpetuar a menos de ser necrófilo o masoquista, algo que se quiere aliviar, consolar, corregir, compensar, pero nunca enamorar. La Tristeza, cuya definición Mat es “la capacidad innata de percibir pérdidas definitivas o temporales de algo vivo y bueno en sí o en el otro”, rige nuestra Inteligencia, la Mente, nuestra capacidad de encontrar opciones y soluciones a problemas. Por ejemplo, tenemos compasión por la miseria humana, y la queremos aliviar y erradicar, no la queremos perpetuar para hacernos los santos.

2º) Pasión y Compasión son complementarias una vez que han sido tajantemente diferenciadas. En efecto, la Ley que rige este eje viene de arriba abajo, no al revés. O sea: la compasión nace del corazón y de la Pasión PORQUE UNA INTELIGENCIA CLARA NACE DEL CORAZÓN y no al revés. No es siendo más inteligente e informado que uno se vuelve bueno y amoroso, sino al revés, es porque uno es bueno y desea servir y perpetuar lo válido y lo bonito, lo amable, que uno se vuelve más sensible, es decir, más inteligente. Entonces el eje FUNCIONARÁ CON LAS LEYES de la física de los vasos comunicantes. Y no como un reflujo que hay que operar urgentemente en el corazón o en el riñón, porque si no, el paciente se muere de infección.

3º) Pasión y Compasión se anulan benéficamente el uno al otro. En efecto, cuando se ama apasionadamente, uno se adelanta a la necesidad del otro, evita que surjan problemas y se ofrece como escudo para perpetuar la vida y el bienestar ajeno. Con lo cual, si hay real pasión, no habrá lugar a crear situaciones de compasión ni a permitir que surjan. Y cuando surja una situación de compasión, hay tanto amor, que el que ayuda se siente privilegiado y agradecido por haber estado allí. No va de mártir y de santo que exige gratitud. Y cuando hay verdadera compasión basada sobre la pasión, uno está despierto, vigilante, no se duerme en los laureles, trabaja incesantemente por el bien del otro. Con lo cual, anula la pasión cuando se preocupa, se desvela y vela por la integridad y bienestar del otro. Un médico que está atendiendo en la UVI, no está pensando en ese momento en decir lindezas a su paciente, se preocupa de que el otro pueda seguir oyendo, aunque sea sus regaños y amonestaciones.

Os dejo sacar vuestras propias conclusiones y os sugiero estar atentos a los noticieros. Os quiero, “apasionadamente” :-). Os pongo literatura explicativa sobre ese eje, mañana. Así no os creo situaciones de estrés y os cuido más compasivamente :-).

En cuanto a mí, como os decía ayer: SIENTO PASIÓN POR LOS JUDÍOS Y COMPASIÓN POR EL MUNDO, pero como todos nos persiguen, el dolor que hay que atender es el NUESTRO.

Preciada Azancot 4/01/2016

MÁS VERDADES QUE SACAR A LA LUZ SOBRE LA MASONERÍA

Por Preciada Azancot

https://www.youtube.com/watch?v=wrLVukJ8RJs

Este documento es apasionante y se bastaría a sí-mismo, pero, extrañamente, como todos los documentos supuestamente reveladores de orígenes sagrados que aparecen en este momento, está trufado de mentiras que es necesario evidenciar, documentar y diluir. ¡Para que se haga la LUZ!

Para fundamentar mis comentarios y afirmaciones de hoy, es necesario presentar mis fuentes, que son triples: ante todo, lo que me enseñó mi Padre, Moisés H. Azancot Bendelac, que habiendo sido iniciado por Bolivarianos auténticos en Venezuela y habiendo expuesto su vida en dicha lucha en los niveles más altos (fue Tesorero General del Estado del Zulia y escritor de lucha contra las tinieblas y el clericalismo ramplón) desde una edad muy temprana, se convirtió en el más brillante y avanzado de los Grandes Maestros Masones y que fue el Fundador de la Masonería en Marruecos, en Tánger muy en especial, donde fue uno de los fundadores de la Asamblea Legislativa Constituyente del Estatuto Internacional de Tánger y Protegido Especial de Francia por los Resistentes De Gaulle, así como decorado con el Ouissa Malauoita, orden suprema del Rey de Marruecos.

En 1934, mi padre escribió un libro contra Hitler: “En defensa de los Judíos” (ver Google) editado por su compañero y amigo Juan Ramón Jimenez, que le valió que su biblioteca en Madrid (la de mi padre) -una de las bibliotecas, según nos contaba, de entre la mejores y más nutridas de la capital- haya sido quemada por los falangistas y que mi padre haya tenido prohibida por Franco la entrada a España -por Masón elevado- hasta que yo cumplí los 14 años, es decir hasta 1957. Yo nací en un casi-exilio en 1943, en una escondida montaña remota, cerca de Fez, Sefrou, donde mi padre se refugiaba porque era buscado para ser fusilado -al tiempo- por tres potencias: los Franquistas, los Petainistas, y la Gestapo. Cuando los tres fueron vencidos, pudimos volver a Tánger. Mientras tanto, nos reímos mucho porque Moisés Azancot era un gran humorista también.

Pero mi padre seguía sin poder pisar su amada España. Así que cuando yo cumplí 7 años, nos despachó a mi madre, mi hermanito y a mí, a España, para que al menos nosotros, pisáramos este país tan amado que le había sido legado por su madre. Y os quiero contar una anécdota, para que os hagáis un idea del nivel de luces y de información que se le daba a los Españoles en aquél entonces: cuando llegamos los tres a España en 1957, fuimos directos a Lanjarón -tras visitar la Alhambra de Granada-, una estación termal en montañas llenas de eucaliptos. Así que heme allí, encantada y amorosa, paseando por la placita frente a la iglesia en el primer Domingo de mi llegada, y contemplando a la gente salir de misa. Un grupo de niñas de entre 6 y 13 años se me acerca y me pregunta si no fui a misa, y por qué. Les digo que yo no voy a misa porque soy Judía. Entonces, con júbilo e intensa curiosidad, desprovista de toda maldad y como si de la cosa más normal se tratara, las niñas ¡me urgen a enseñarles mi rabo y mis cuernos! Tras convencerme de que no bromeaban en absoluto, y como empezaban a meterme mano, salí escopetada llorando y buscando a mi madre para contárselo. Lo recuerdo como si fuera hoy.

Vuelvo a mi padre y dejo de lado su herencia sefardí por parte de madre (como también la tengo yo de toda la estirpe de la mía) para venir a los orígenes paternos de los Azancot, pues proceden de los Constructores del Templo de Jerusalén, y salieron para el exilio diaspórico en el año 70 D.C. hasta llegar a las montañas del Rif donde permanecieron más de un milenio, lugar por cierto dónde la saga familiar (Azancot significa “Gacela y Belleza” en Rifeño) dió muy significativos descendientes durante la historia. En el siglo XIX, los Azancot bajaron a Tánger donde dieron básicamente rabinos, diplomáticos, traductores y escritores, algún que otro médico y artista igualmente. Así que, como veis ese lado Leona de Israel, lo mamé por los cuatro costados.

Mi otra fuente es el estudio del Pueblo Judío y de sus escritura, tanto Talmúdicas como del Zohar.

Y al fin mi tercera fuente, y las más importante, son mis propios descubrimientos científicos que conforman el MAT.

Así que vuelvo al temario de este video y sencillamente, enuncio -por ahora- tan sólo DOS verdades que oculta:

– 1: Es mentira que el origen de la Masonería esté en los medievales constructores de catedrales europeas. El origen de la Masonería está en el Templo de Jerusalén, en el Rey Salomón que fue su Fundador y en el arquitecto de nuestro sagrado Templo; Hiram Abif. El cual Templo se basa en parte en claves iniciáticas de los Salmos del Rey David y en El Cantar de los Cantares (del cual os hablaré largo y tendido en otra ocasión) del Rey Salomón, los cuales dos, tienen su origen en las medidas del Arca de Moisés.

Esos secretos iniciáticos fueron transmitidos de Masones a Masones a los constructores de catedrales. Y no al revés, obviamente. Basta ver cualquier templo masónico para encontrar, vivos y presentes, no sólo todas las proporciones y símbolos de remiten el Templo de Jerusalén, sino al contenido iniciático y orientado a la sabiduría, a la dignidad territorial y al humanismo universal de David y de Salomón. Eso, cualquier Masón avanzado lo sabe. Y lo perpetúa. Si os cabe alguna duda, que os baste escuchar y ver con atención, “La Flauta Mágica” de Mozart.

– 2: Esa Hermandad y Solidaridad profunda Masónica, orientadas a incrementar la Luz, el Orden de la Belleza y de la Civilización al servicio exclusivo del Humanismo Universal, que conforman la Masonería, tienen sus raíces en algo mucho más fuerte, ESENCIAL y remoto que el propio David y Salomón: Tienen su origen en Noé y en su Arca para la salvación de la especie humana redimida y en su Pacto con el Arco Iris, y de allí el “secreto y recogimiento” que hay que mantener del contenido de las tenidas. Y tiene su esencia también en las revelaciones de dos Profetas Judíos: Daniel, el amado de los Leones (¿casual?) y Zacarías, que vaticinaron que la llegada del Mesías solo se produciría cuando los judíos estuvieran presentes en todas las partes del Mundo. Jamás antes, pues la llegada del Mesías que instaurará la Armonía y la Paz Universal para toda la Humanidad y en todos los Credos y Naciones, ha de prepararse construyendo el Humanismo Universal en todo el Planeta.

De allí la vocación de la Diáspora y su razón de Ser y de Permanecer como la otra cara más mística, iniciática y de Esplendor indisociable de UN MISMO SER: Gloria Y Esplendor de ISRAEL, las dos caras del mismo SELLO del Pueblo Judío, cuyo nombre es Israel y cuyo territorio es Israel.

Siendo la Masonería el lugar, morada, vocación y destino de los JUSTOS de esta Tierra. A ellos mis Hermanos ancestrales que mantienen vivo el espíritu y vocación de las Tribus Perdidas de Israel y de parte de su LEGADO, mi gratitud y mi amor.

Preciada Azancot 30/12/2015

¿Por qué la masonería tiene tanto arraigo y por qué lo seguirá teniendo muchos años más?

Por M:.M:. Antonio Gálvez

Motivación y masonería: Mi testimonio personal

A continuación reproduzco mi lectura a nuestro grupo “Golden Choir” sobre Motivación y Masonería.

Queridos HH, mi charla de hoy va a ser testimonial y, simplemente, trataré de intentar aportar un punto personal, y espero que nuevo, sobre la masonería como forma de vida, como filosofía de vida: Yendo de lo particular -mi caso y mi aproximación- a lo general, es decir, aplicando el método inductivo, intentaré demostraros por qué la masonería sigue viva tras tantos años y por qué seguirá viva durante muchos años más.

Soy masón desde hace muy poquito tiempo, apenas cuatro años, y poco os puedo aportar sobre lo que significa ser masón o sobre la influencia de la masonería en la historia. Ahora bien, llevo desde el año 2002, desde hace ya casi trece años, estudiando en profundidad el comportamiento del ser humano, estudiando las diversas ramas de la psicología y de la filosofía para intentar entender al ser humano: ¿Cómo somos? ¿Por qué estamos como estamos? ¿De qué forma llegar a ser todo lo que podemos ser? Y, en definitiva, ¿Para qué estamos en este Mundo?

Con mi background de ingeniero industrial especializado en electrónica y automática, he realizado estos últimos trece años un trabajo exhaustivo y metódico de las diversas corrientes de pensamiento y filosofías de vida. Y, entre otras cosas, he estado estudiando las diversas teorías sobre la motivación humana.

Y de aquí el título de mi charla: ¿Por qué la masonería tiene tanto arraigo y por qué lo seguirá teniendo muchos años más? Motivación y masonería.

Quiero brindaros el paralelismo que he encontrado entre la teoría de motivación del ser humano más avanzada que existe hoy en día y mi acercamiento a la masonería, que podríamos generalizar diciendo que es el acercamiento a la masonería de cualquier persona de buen corazón, sin intereses espurios. Extrapolando, pretendo llegar a la conclusión de que las personas se acercan a la masonería movidas por las mismas necesidades vitales que se han demostrado como las motivaciones innatas del ser humano y, por ende, el acercamiento a la masonería es naturalmente innato entre personas de buen corazón.

Echemos una mirada a las teorías sobre las motivaciones humanas:

Las motivaciones humanas, entendidas como las necesidades humanas que una vez cubiertas satisfacen al ser humano, han sido motivo de estudio durante milenios, yo diría que desde que el hombre ha tenido conciencia de sí mismo.

Desde el siglo IV A.C. hasta nuestros días, el estudio de las mismas no ha evolucionado demasiado, sino que se ha ido desarrollado, poco a poco, pasito a pasito, bajo el mismo prisma que nos brindaron los presocráticos primero, luego Sócrates y finalmente Platón y Aristóteles.

Nos encontramos aún en plena época aristotélica, con un modelo de referencia donde se entiende al ser humano bajo las cuatro dimensiones que postularon los griegos antiguos: aire, agua, tierra y fuego que, aplicadas al ser humano vinieron a significar espíritu, alma, mente y cuerpo.

Las teorías sobre motivación más conocidas y aplicadas a la fecha (la pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, Herzberg’s two-factor theory, ERG theory (ERG significando Existence, Relatedness and Growth), Self-determination theory, Intrinsic motivation and the 16 basic desires theory y las más reciente  Temporal Motivation Theory) parten de varios supuestos:

  1. El ser humano es de una tal complejidad que se requiere un enfoque reduccionista para poder proponer una teoría aceptable sobre las motivaciones humanas. De aquí se deduce el segundo supuesto:
  2. No puede existir una teoría universal sobre las motivaciones humanas, así que hagamos una teoría que sirva para una época, para una civilización, incluso para un rango de edad determinado, o distinguiendo por sexos.
  3. Las motivaciones humanas dependen del grado de educación, apertura de miras del sujeto y tipo de entorno.
  4. Es necesario construir una teoría que explique el comportamiento actual, presente y real del ser humano, sin preguntarse los por qués de ese comportamiento ni si éste es el más adecuado a la naturaleza humana.

Por todo ello, las teorías en boga hasta la fecha, no ven al ser humano como un todo, no tienen una aproximación holística al mismo, sino que compartimentan las distintas habilidades, capacidades y anhelos del ser humano en función de a qué quieren aportar luz: Así, existen teorías muy enfocadas al trabajo y al mundo profesional, y teorías que intentan aportar luz sobre la salud psíquica de las personas. Otras, intentan explicar comportamientos sociológicos determinados.

Ahora bien, esto ha cambiado radicalmente. Lo más evolucionado, lo más innovador, sí tiene una aproximación holística al ser humano: Y se llama Teoría Omega del MAT. Esta teoría es parte del MAT (Metamodelo de Análisis Transformacional), ciencia del ser humano creada por la Doctora Preciada Azancot. Yo he tenido la enorme suerte de haber sido formado al MAT por su propia creadora, ser humano extraordinario, con un crecimiento sin parangón, incansable investigadora, descubridora y creadora, mujer de excepción en todos los roles de su vida.

La Teoría Omega del MAT, aporta nueva luz sobre las motivaciones humanas, partiendo de nuevos descubrimientos sobre la naturaleza humana: la innata y universal ingeniería emocional y sensorial del ser humano.

La Teoría Omega del MAT muestra que las necesidades UNIVERSALES innatas del ser humano son seis, jerárquicamente escalonadas, ya que cada una es la base de la siguiente. Estas son:

1.- Necesidad de seguridad.

2.- Necesidad de desarrollo.

3.- Necesidad de justicia.

4.- Necesidad de estatus (dignidad).

5.- Necesidad de pertenencia.

6.- Necesidad de plenitud.

Veamos estas motivaciones una a una para entenderlas tal y como define la Teoría Omega (reproducido literalmente del libro “El esplendor de lo humano“, de la propia creadora del MAT, Doctora Preciada Azancot):

Teoría Omega del MAT - Preciada Azancot

Teoría Omega del MAT – Preciada Azancot

Las motivaciones universales innatas humanas son, en este orden preciso:

SEGURIDAD: Además de desear cubrir sus necesidades básicas de supervivencia: techo, alimentos, vestidos, salud, etc., el ser humano necesita seguridad con respecto a sí mismo y a su entorno social: el que no le cuestionen su derecho a existir y a ser diferente. El conocimiento de sí mismo en profundidad, el conocimiento de los factores diferenciales de los demás, le permiten acceder al más alto grado de seguridad, pues, al tiempo que potencian su nivel de confianza, le permiten seleccionar a los mejores y defenderse de los más tóxicos. La construcción de la sociedad sobre estos cimientos evita la irrupción del miedo auténtico así como su posterior desviación en reivindicaciones corporativistas que, al tiempo que traban el desarrollo, no eliminan las causas reales del malestar. En esa fase se tomarán todas las medidas necesarias para que el individuo no se deje invadir ni invada la intimidad de los demás.

Donde existe seguridad real –al ser elegido por lo que de verdad somos y al rodearnos de personas seguras y diagnosticadas-, ya puede haber despliegue de los potenciales en acción, y eso es desarrollo.

DESARROLLO: Además de disponer de medios logísticos, materiales y humanos para desarrollar su actividad, se trata aquí de conocer plenamente las potencialidades creadoras propias y ajenas. El ser humano necesita entonces ubicar sus zonas vocacionales de excelencia y descubrir las ajenas. Este conocimiento se debe hacer efectivo a través de un sistema de comunicación que localice, incentive, extraiga y proteja la capacidad creadora personal y grupal. La construcción de esa segunda fase tiende a erradicar las causas reales de tristeza auténtica, pues todo lo que hubiera podido florecer y se secó, o todo lo que hubiera podido saberse y se ignoró, constituye una pérdida objetiva.

¿Qué nos puede faltar ahora y que esté más alta que la habilidad entrenada a no dejar perder nada vivo o valioso, ni en los demás ni en nosotros? La motivación natural ahora está en saber cómo alzar el techo de lo posible cotidiano, demostrado y actuado, de manera a crecer todo lo que se pueda, sin atentar contra los derechos de nadie, en equidad. Y esto es justicia.

JUSTICIA: Además de la necesidad universal de respuestas que ratifiquen su derecho a la libertad, y a la igualdad de oportunidades y de trato, el ser humano necesita concretizarlas en su vida diaria. La justicia, para ser plena, debe pasar de ser un derecho individual a convertirse en un hacer colectivo que se llama cultura. Cultura que descubre y actualiza la identidad colectiva a través de un sistema de valores y de normas que se distingan por su adecuación a la personalidad grupal, por su equidad, y por la jerarquización acertada de dichos valores y normas. De esta manera se evita la irrupción de una justa rabia  en el ente colectivo y se asienta el liderazgo sobre el talento y la vocación reales de cada integrante.

Como ya reina la cultura que muestra, guía y fundamenta la medida de lo posible a través de los valores que nos hemos marcado, y estando dicha cultura encarnada en la conducta de los dirigentes como punto de referencia para todos los integrantes de la organización, la motivación ahora puede ser conquistar las señas de identidad del ser profundo de cada cual, único y diferente. Y eso, que dignifica y va más allá del talento y de la vocación circunstanciales, porque encuentra y aplaude la unicidad irrepetible de cada uno, se llama estatus.

ESTATUS: Además del natural derecho al reconocimiento colectivo e individual que tiene el ser humano por sus méritos excepcionales, éste tiene una aspiración fundamental: no sólo la de no ser penalizado con envidias si se destaca de la medianía, sino de ser premiado por ello, tanto por la consecución de la admiración de quienes lo rodean, como por recompensas intrínsecas de orden simbólico y material que le confieran el estatus real que se merece. El estatus auténtico debe recaer sobre aquellos individuos de excepción que ejemplifiquen la medida de lo posible humano, y que por su superioridad anímica, intelectual, espiritual o creadora, ofrezcan a su entorno obras de calidad trascendente al servicio del desarrollo de la vida y de la verdad. Esta motivación tiene como finalidad instaurar el orgullo auténtico personal y colectivo así como penalizar la envidia, la descalificación y la idolatrización o culto de la personalidad, es decir conquistar la diferencia entre un ente colectivo con vocación de mediocridad y una gran organización.

Y cuando cada cual sabe y reconoce quién es, en la más genuina autenticidad, y se dispone a superarse a sí mismo inacabablemente, es el momento de plantearse el anhelo de la entrega confiada a lo mejor de sí y de los auténticos seres humanos del entorno. Y esto se llama pertenencia.

FASE 5: PERTENENCIA: Además de  la necesidad de ser plenamente aceptado, el ser humano necesita sentirse solidario, insustituible, y la vez prescindible. Necesita sentirse solidario con un grupo con quien se sabe compartir una unidad de destino, de finalidades complejas y elegidas. Esta quinta necesidad tiene como finalidad suscitar, merecer y conservar el amor auténtico,  el que nace de las señas de identidad más secretas, más profundas, más universales e íntimas, y que los seres humanos comparten entre sí. De esta forma se logra construir un espacio seguro, donde cada uno puede recuperar y conservar facultades que creía perdidas, es decir, un espacio donde ser en plenitud y elegir entregarse.

Y es ahora, cuando ya se nos ha permitido bucear en la más absoluta y amorosa seguridad, hasta las raíces mismas de nuestra memoria, recuperando así todo lo que creíamos perdido para siempre y que se nos devuelve multiplicado porque hemos sabido ser compasivos y amar mejor de lo que nos han amado, accedemos a indagar, reconciliados con nosotros mismos y con los demás, el para qué de nuestra existencia sobre la tierra, con el firme propósito de realizarnos por entero. Y esto se llama plenitud.

PLENITUD: Esta motivación se sustenta sobre las cinco anteriores, todas vitalmente necesarias, todas secuenciales en este orden muy preciso, en el cual cada emoción se convierte en la finalidad de la emoción anterior y en la base de la emoción posterior, logrando así producirse un crecimiento exponencial en vez de una suma aritmética. Se trata aquí de institucionalizar, como derecho y deber más sagrado del ser humano, la búsqueda y la conquista, en un continuo proceso de crecimiento interior, de la plenitud de la talla humana. A través del descubrimiento de la espiritualidad profunda de la estructura humana, y de los usurpadores de trascendencia que son los arquetipos colectivos tanto domésticos como religiosos, el ser humano accede a una verdadera liberación y a la alegría de la certeza de quitarse pesos muertos de encima al descubrir la auténtica finalidad de la creación: la de realizar su vocación de felicidad, en paz. Cuando se satisface esta necesidad, la consecuencia es el acceso a la alegría auténtica, la de la certeza de estar construyendo un orden natural y accesible a todo ser humano que se lo proponga íntimamente. Y lograr así más verdad y autenticidad.

Cuando funcionamos bien, cuando cubrimos estas necesidades en ese orden, podremos:

  1. Tener un funcionamiento integral y armónico.
  2. Mantener activadas y actualizadas todas nuestras posibilidades mentales.
  3. Disponer de energía, vitalidad, salud y valores ecuánimes.
  4. Crecer real y armoniosamente, establemente, en un continuo de creación y de transformación civilizadora.
  5. Ser felices, sabios y plenos, siendo así un regalo para nuestro entorno y un disfrute para nosotros mismos.

Y no sólo se queda aquí, sino que según la teoría Omega del MAT, una vez cubiertas las seis necesidades innatas del ser humano, el propio anhelo del ser humano por acceder a una mayor sabiduría, le abre un mundo infinito de posibilidades de crecimiento. Siguiendo el mismo orden y jerarquía, una vez cubierta la sexta necesidad (plenitud), se accede a:

1.- Más seguridad, apuntando hacia la armonía.

2.- Más desarrollo, apuntando a la claridad.

3.- Más justicia, apuntando a la corporalidad.

4.- Más estatus y dignidad, apuntando a la metamorfosis.

5.- Más pertenencia, apuntando al alma[1].

6.- Más plenitud, apuntando al espíritu[2].

Al formar parte del MAT y basarse en sus descubrimientos fundamentales, la Teoría Omega es universal y objetiva. Universal porque no depende de épocas ni de civilizaciones ni de ubicaciones geográficas. Objetiva porque cualquier persona con la adecuada formación, llegará a las mismas conclusiones.

Y ahora, ¿cuál ha sido mi aproximación a la masonería?

Pues primero de todo, desde el respeto hacia ella y desde la seguridad que se respira. Desde el primer momento me he sentido seguro, rodeado de personas con buenas intenciones. Dentro no existen las amenazas a la integridad personal ni grupal.

Cuando eres aprendiz, no participas, callas y escuchas y aprendes. SEGURIDAD y RESPETO.

En segundo lugar, desde la racionalidad y la inteligencia: El que la masonería se instrumente en símbolos y en rituales, no debe engañarnos sobre su finalidad misma, que no es otra que aprender todos los días y enseñar a los demás. El desarrollo personal en ser cada día mejor persona y mejor compañero está presente, con el único objetivo de encontrar más claridad. DESARROLLO e INTELIGENCIA.

En tercer lugar en mi acercamiento a la masonería, me he visto atraído porque la masonería comparte los mismos valores que yo. Cuando se comparten valores comunes se crea cultura y se lucha contra las injusticias y las manipulaciones, que no dejan de ser antivalores.

Los valores que yo he percibido son:

FIABILIDAD

HONESTIDAD

VALENTÍA

CABALLEROSIDAD

SOLIDARIDAD

OPTIMISMO

CULTURA Y JUSTICIA

En cuarto lugar, el masón admira, con orgullo auténtico a sus ancestros, empezando por el Rey Salomón y por el arquitecto de su Templo, Hiram Abif. Admirar lo que nos supera es el fundamento del estatus, entendiendo el estatus como hemos visto antes, nuestra capacidad de crecer y de crear cosas. CRECIMIENTO, ESTATUS, ORGULLO.

En quinto lugar, el pilar fundamental de la masonería; la fraternidad, el amor hacia el prójimo, el crear un lugar seguro donde cada cual pueda ser lo que nació para ser.

PERTENENCIA y AMOR.

Y en sexto y último lugar, las ganas de encontrar verdades, cada vez más elevadas, cada vez más certeras, en el camino de crecimiento como masón.

PLENITUD y ALEGRÍA.

Así pues, el paralelismo es enorme. Toda persona que se acerque a la masonería con buenas intenciones, limpio de corazón y sin intenciones espurias, se ve motivado de la misma manera y cubriendo las mismas necesidades que, según  hemos visto, son las necesidades innatas del ser humano.

Así que, ahora sí, puedo decir, larga vida a la masonería!!!

Antonio Gálvez, Maestro Masón, Máster MAT, Coach MAT y Mentor MAT

-o-o-o-o-o-o-

[1] Entendida “alma” en el MAT como “Anhelo de la entrega”.

[2] Entendido “espíritu” en el MAT como “Acceso a más verdad”.