Archivo de la etiqueta: Moisés

MÁS VERDADES QUE SACAR A LA LUZ SOBRE LA MASONERÍA

Por Preciada Azancot

https://www.youtube.com/watch?v=wrLVukJ8RJs

Este documento es apasionante y se bastaría a sí-mismo, pero, extrañamente, como todos los documentos supuestamente reveladores de orígenes sagrados que aparecen en este momento, está trufado de mentiras que es necesario evidenciar, documentar y diluir. ¡Para que se haga la LUZ!

Para fundamentar mis comentarios y afirmaciones de hoy, es necesario presentar mis fuentes, que son triples: ante todo, lo que me enseñó mi Padre, Moisés H. Azancot Bendelac, que habiendo sido iniciado por Bolivarianos auténticos en Venezuela y habiendo expuesto su vida en dicha lucha en los niveles más altos (fue Tesorero General del Estado del Zulia y escritor de lucha contra las tinieblas y el clericalismo ramplón) desde una edad muy temprana, se convirtió en el más brillante y avanzado de los Grandes Maestros Masones y que fue el Fundador de la Masonería en Marruecos, en Tánger muy en especial, donde fue uno de los fundadores de la Asamblea Legislativa Constituyente del Estatuto Internacional de Tánger y Protegido Especial de Francia por los Resistentes De Gaulle, así como decorado con el Ouissa Malauoita, orden suprema del Rey de Marruecos.

En 1934, mi padre escribió un libro contra Hitler: “En defensa de los Judíos” (ver Google) editado por su compañero y amigo Juan Ramón Jimenez, que le valió que su biblioteca en Madrid (la de mi padre) -una de las bibliotecas, según nos contaba, de entre la mejores y más nutridas de la capital- haya sido quemada por los falangistas y que mi padre haya tenido prohibida por Franco la entrada a España -por Masón elevado- hasta que yo cumplí los 14 años, es decir hasta 1957. Yo nací en un casi-exilio en 1943, en una escondida montaña remota, cerca de Fez, Sefrou, donde mi padre se refugiaba porque era buscado para ser fusilado -al tiempo- por tres potencias: los Franquistas, los Petainistas, y la Gestapo. Cuando los tres fueron vencidos, pudimos volver a Tánger. Mientras tanto, nos reímos mucho porque Moisés Azancot era un gran humorista también.

Pero mi padre seguía sin poder pisar su amada España. Así que cuando yo cumplí 7 años, nos despachó a mi madre, mi hermanito y a mí, a España, para que al menos nosotros, pisáramos este país tan amado que le había sido legado por su madre. Y os quiero contar una anécdota, para que os hagáis un idea del nivel de luces y de información que se le daba a los Españoles en aquél entonces: cuando llegamos los tres a España en 1957, fuimos directos a Lanjarón -tras visitar la Alhambra de Granada-, una estación termal en montañas llenas de eucaliptos. Así que heme allí, encantada y amorosa, paseando por la placita frente a la iglesia en el primer Domingo de mi llegada, y contemplando a la gente salir de misa. Un grupo de niñas de entre 6 y 13 años se me acerca y me pregunta si no fui a misa, y por qué. Les digo que yo no voy a misa porque soy Judía. Entonces, con júbilo e intensa curiosidad, desprovista de toda maldad y como si de la cosa más normal se tratara, las niñas ¡me urgen a enseñarles mi rabo y mis cuernos! Tras convencerme de que no bromeaban en absoluto, y como empezaban a meterme mano, salí escopetada llorando y buscando a mi madre para contárselo. Lo recuerdo como si fuera hoy.

Vuelvo a mi padre y dejo de lado su herencia sefardí por parte de madre (como también la tengo yo de toda la estirpe de la mía) para venir a los orígenes paternos de los Azancot, pues proceden de los Constructores del Templo de Jerusalén, y salieron para el exilio diaspórico en el año 70 D.C. hasta llegar a las montañas del Rif donde permanecieron más de un milenio, lugar por cierto dónde la saga familiar (Azancot significa “Gacela y Belleza” en Rifeño) dió muy significativos descendientes durante la historia. En el siglo XIX, los Azancot bajaron a Tánger donde dieron básicamente rabinos, diplomáticos, traductores y escritores, algún que otro médico y artista igualmente. Así que, como veis ese lado Leona de Israel, lo mamé por los cuatro costados.

Mi otra fuente es el estudio del Pueblo Judío y de sus escritura, tanto Talmúdicas como del Zohar.

Y al fin mi tercera fuente, y las más importante, son mis propios descubrimientos científicos que conforman el MAT.

Así que vuelvo al temario de este video y sencillamente, enuncio -por ahora- tan sólo DOS verdades que oculta:

– 1: Es mentira que el origen de la Masonería esté en los medievales constructores de catedrales europeas. El origen de la Masonería está en el Templo de Jerusalén, en el Rey Salomón que fue su Fundador y en el arquitecto de nuestro sagrado Templo; Hiram Abif. El cual Templo se basa en parte en claves iniciáticas de los Salmos del Rey David y en El Cantar de los Cantares (del cual os hablaré largo y tendido en otra ocasión) del Rey Salomón, los cuales dos, tienen su origen en las medidas del Arca de Moisés.

Esos secretos iniciáticos fueron transmitidos de Masones a Masones a los constructores de catedrales. Y no al revés, obviamente. Basta ver cualquier templo masónico para encontrar, vivos y presentes, no sólo todas las proporciones y símbolos de remiten el Templo de Jerusalén, sino al contenido iniciático y orientado a la sabiduría, a la dignidad territorial y al humanismo universal de David y de Salomón. Eso, cualquier Masón avanzado lo sabe. Y lo perpetúa. Si os cabe alguna duda, que os baste escuchar y ver con atención, “La Flauta Mágica” de Mozart.

– 2: Esa Hermandad y Solidaridad profunda Masónica, orientadas a incrementar la Luz, el Orden de la Belleza y de la Civilización al servicio exclusivo del Humanismo Universal, que conforman la Masonería, tienen sus raíces en algo mucho más fuerte, ESENCIAL y remoto que el propio David y Salomón: Tienen su origen en Noé y en su Arca para la salvación de la especie humana redimida y en su Pacto con el Arco Iris, y de allí el “secreto y recogimiento” que hay que mantener del contenido de las tenidas. Y tiene su esencia también en las revelaciones de dos Profetas Judíos: Daniel, el amado de los Leones (¿casual?) y Zacarías, que vaticinaron que la llegada del Mesías solo se produciría cuando los judíos estuvieran presentes en todas las partes del Mundo. Jamás antes, pues la llegada del Mesías que instaurará la Armonía y la Paz Universal para toda la Humanidad y en todos los Credos y Naciones, ha de prepararse construyendo el Humanismo Universal en todo el Planeta.

De allí la vocación de la Diáspora y su razón de Ser y de Permanecer como la otra cara más mística, iniciática y de Esplendor indisociable de UN MISMO SER: Gloria Y Esplendor de ISRAEL, las dos caras del mismo SELLO del Pueblo Judío, cuyo nombre es Israel y cuyo territorio es Israel.

Siendo la Masonería el lugar, morada, vocación y destino de los JUSTOS de esta Tierra. A ellos mis Hermanos ancestrales que mantienen vivo el espíritu y vocación de las Tribus Perdidas de Israel y de parte de su LEGADO, mi gratitud y mi amor.

Preciada Azancot 30/12/2015

Anuncios

EL MITO DE LA MADRE JUDÍA Y EL SÍNDROME DEL EXILIO

Por Preciada Azancot

Contrariamente al mito que Judíos asimilados y renegados han permitido fomentar y hasta corearon en sus obras, la Madre Judía merece dos mayúsculas, por ser la mejor del mundo.

En el Judaísmo, la identidad judía la trasmite la mujer, aunque la célula de referencia judía sea el patriarcado y no el matriarcado.

No forzaré puertas abiertas demostrando que la madre judía protege y culturiza a sus hijos mejor que las demás y les da valores que sustenten ese orgullo de pertenecer y de aguantar, en su máximo grado.

La madre Judía es la mejor, no sólo por la protección que da a su prole, sino porque, arropándola al máximo, LA LIBERA, hasta de sí-misma, hasta del deber de gratitud que doblemente se le debe, ya que ser judío es lo más difícil y meritorio del mundo. Y eso es lo prodigioso y es amor supremo. Darlo más que todo y sembrar en el otro la libertad de que no se le debe nada. Sólo Dios lo hace más y mejor que ellas.

Pero darlo todo sin pedir nada a cambio, no es el sacrificio ni la heroicidad suprema. No. La Madre Judía aporta una dimensión más, inaudita ésta: el amar y borrarse en la distancia y en casos de extremo heroísmo, poner esa distancia para preservar la vida y evitar conflictos de pertenencia en los hijos, cuando se da el caso, muy frecuente en nuestra historia, en que los hijos sean rehenes de su entorno o estén amenazados de exterminación por dicho entorno. Fue el caso de la madre de Moisés, sí, pero el caso es más general de lo que pensamos.

En dichos casos, la madre judía los desperdiga, los disemina, o peor aún: se quita de en medio y se exila, arrostrando el peor de los sufrimientos y de las torturas: no verlos crecer, ni poder mimarlos, con tal de garantizar su supervivencia y su paz espiritual, ahorrándoles conflictos de pertenencias.

En casos así, ella crea e inventa la Diáspora, antes de que llegue la expulsión o el Pogromo.

Algo así pasa entre la madre judía en Israel, porque cuando amas tanto al hijo y sabes que está allí para defender y luchar por su territorio de manera inacabable, ha de borrarse para que el hijo, ligero y feliz, se vaya a la guerra. En ese momento, ella, la madre, se va interiormente al exilio.

Pero algo aún más doloroso pasa entre la madre judía de la Diáspora e Israel: Israel es el amado, el esposo, su otra mitad, sí. Pero es también el hijo preferido, ya que Israel siempre se hizo desde y por la Diáspora, primero tras el diluvio, luego como esclavos de Egipto, y luego desde los múltiples exilios.

Y ese instinto de madre, es lo que la mantiene lejos, amándolo de lejos, pero garantizando, desde el doloroso exilio por todos los rincones el mundo, que en el peor, más trágico -casi imposible ya, afortunadamente- de los casos, ella mantiene la garantía de la pervivencia del Pueblo y, con éste, de Israel.

Y sueña con el día bendito, por llegar aún, en que Raquel nunca más llore por sus hijos perdidos, y que ya ese instinto maternal no sea necesario, para dejar que surja la novia, la esposa, y sólo ella, que corra hacia su amado.

Ese día, los hombres Judíos dejarán de implorar por el regreso de la Shejiná al Templo. Porque la LUZ del Templo ya brillará en su hogar.

Cuadro de Preciada Azancot

Feminidad, oleo 116 cm X 89 cm. Preciada Azancot

Preciada Azancot, 2 de diciembre de 2015

TONILLO CLERICAL

Por Preciada Azancot

Ese tonito cicatero, hipócrita, descalificador y avaro. ¡Pues ya podrían empezar a pedir perdón por todas las acusaciones gratuitas y persecusiones con las que han sembrado nuestro camino! Y el Papa ya podría dejar de lanzar pullitas envenenadas contra Israel y dejar de abrazar a terroristas Palestinos. ¡Cuánta hipocresía!

En referencia al vídeo: Ecoutez Monseigneur Falco, JESUS ETAIT JUIF ET TOUS SES APOTRES L ETAIENT.

https://www.facebook.com/1050560068303609/videos/1292953297397617/

A mí, lo único que me hace sonreír, es que creo en la vida eterna: ¡e imagino a Jesús recibiendo allí arriba a los que hablan así a su Pueblo! Si a simples mercaderes, los echaba del Templo a gorrazos, me pregunto qué hará con quienes, hablando en su nombre, secuestraron su ser y lo representan crucificado como tributo a la propia visión de Dios.

O sea, un Genio es reconocido si lo han matado de asco y de hambre; un Judío es bueno y es hermano, si ya está muerto; y Dios es Dios si es Genio, Judío y está crucificado. ¡Así les va!

Preciada Azancot, 29 de diciembre de 2015

-o-o-o-o-o-o-

Post Scriptum: Y una mentira más que detecto en el discurso: no todos los fundadores del Cristianismo era Judíos. Primero Jesús NO fundó el cristianismo, él sólo revindicó, actuó y exaltó su JUDAÍSMO. Fueron sus discípulos, tras las maniobras del único NO-JUDÍO de los fundadores: Pablo.

Pablo era un gentil, pagano y ENEMIGO TRADICIONAL Y VOCACIONAL DE JESÚS Y DE SUS DISCÍPULOS, que tras una supuesta “revelación” que sólo él afirma y sin testigo alguno, le hace “arrepentirse” y ser prosélito de Jesús una vez muerto éste. Pablo fundó una Secta, persiguiendo a los propios hermanos sanguíneos de Jesús (pues los tenía, como dejan constancia los Evangelios), Pablo inventó un dogma basado en la resurrección (sin especificar que una resurrección verdadera es total y no sólo de cuerpo astral que sube al cielo -como lo hizo antes el Profeta Elías-), sino de cuerpo mortal que vuelve a su vida terrenal, cual Lázaro; Pablo inventó el anti-semitismo acusando a los Judíos de haber matado a Dios (pues también inventó el mito muy Jupiterino de inseminación desde el cielo a una virgen, desoyendo las múltiples afirmaciones del propio Jesús que siempre dijo “soy el hijo del hombre”): falseando así que Jesús fue apresado, sentenciado, crucificado y rematado en la cruz por los Romanos, los mismos Romanos que obligaron a María y a José a exiliarse y esconderse para que Jesús naciera (como ya había sido históricamente el caso de Moisés y otros), los mismos Romanos que destruyeron el Templo casi treinta años después de la crucifixión, los mismos Romanos que cometieron el crimen de rebautizar “Palestina” (es decir “tierra de Filisteos”) al Gran Israel, para borrar la memoria de su existencia. Eso es lo que quiere, inútilmente, esconder el Vaticano Romano, y por eso -cual Pablo-, persiguió siempre a los Judíos, con la esperanza de silenciar la historia y la memoria, extinguiendo de la faz de la tierra hasta el último Judío. Me reservo el diagnóstico del perfil del tal Pablo para una ocasión mejor, y de su crimen histórico, de haber secuestrado e invertido el legado de uno de los múltiples Profetas Judíos. Y no, no todos eran Judíos: Pablo no lo era y nunca lo será. Y como buena Judía, dejo que sea el mismísimo Jesús el que lo juzgue desde el cielo. A nosotros ese mito que hicieron de él, ni nos interesa, ni es Judío, ni lo vamos a revindicar ¡Ya sería más que tiempo que cada palo aguante su vela! Y que surjan peticiones de perdón en vez de paternalismo cicatero.
Preciada Azancot, 29/12/2015.

SI NO TE GUSTA EL FIN DE SEMANA, PROBABLEMENTE ERES ANTISEMITA

No se trata aquí de revindicar derechos tributarios sobre propiedad intelectual, pues, como bien sabéis, el royalty se paga durante 50 años al creador humano y durante máximo un milenio al creador nacional. Luego pasa a ser patrimonio colectivo de la Humanidad. Y pasa a enriquecer a todos los bien-nacidos, porque son agradecidos. Se trata aquí de despertar la memoria y de recordar los orígenes de las cosas. Veamos ahora la invención del fin de semana feriado: ¿inglés “week-end? No: ¡Judío!

BODAS CELESTES por Preciada Azancot

– La magia y esplendor del Viernes, con su preparación amorosa y festiva de la cena especial (pero como en le religión judía, está prohibido encender fuegos, todo el día está ocupado en la preparación de la comida y a la purificación de los cuerpos), la elevación por la comunidad, de rezos y bendiciones agradecidas al Creador del Universo, el encendido de la velas de la paz y esperanza, por la mujer, la bendición sobre el vino y el pan, por el hombre, es la noche de Shabbat Judío. Los religiosos salen a implorar el retorno de la Shejiná -dimensión femenina de Dios-Padre- de su exilio y Su próxima unión con Su dimensión masculina. Por eso la Shejiná es la Novia anhelada, la de la completitud de la Obra Divina. Eso es lo que los Judíos entendemos por era Mesiánica. Y en la era mesiánica, según nuestros sabios, hasta el Shabbat será abolido, ya que los siete días de la semana serán Shabbat, y sólo se conservará la fiesta de Purim, celebración de la liberación de la exterminación de los judíos en Persia (Irán) por la Reina Esther, convertida en fiesta de los niños y por ello, de la continuidad de la raza humana. ¡Para que luego digan que los Judíos auténticos han de ser machistas! Y por si lo olvidaron, el Judaísmo lo transmite la mujer y sólo ella. Así que la horrenda compulsión proyectiva machista de matar al primogénito varón (en esa tesitura nació Moisés, así mismo nació Jesús), es una barbarie pagana de ignorantes.

– El Sábado sagrado o día de Shabbat, conmemora el séptimo día de la Creación por Dios, quien descansó porque vio que Su obra era BUENA y que – a través de la Evolución (indicador éste de una obra DIVINA) que permitió que un elemento se transformara en vegetal y que éste evolucionara a animal y luego a ser humano actual y luego a ser astral, inmortal y elevado- estaba CONCLUIDA. Los Judíos, ese día se abstienen también de agitaciones y se dedican a alabar la Gloria del Creador de TODOS nosotros, seres humanos, animales, vegetales y elementos. En la tradición del patrimonio cultural judío, representa la Dignidad Territorial, el hogar propio que el varón debe conquistar y ofrecer a su mujer y en la Promesa de Israel como patria otorgada por Dios a los judíos, al pensamiento y tradición Talmúdica y Templaria (origen ésta de la Masonería). Es el yo masculino del judaísmo. Y es la parte “Leche” de la Promesa de “Tierra de Leche y Miel, que, en la era mesiánica, será la promesa a todos los pueblos del Mundo.

– El Domingo es el día LIBRE, el de asueto y de entrañables disfrutes cocooneros, de unión, de solidaridad con el entorno y de reunificación, creada -en su esencia moderna actual- por la parte diaspórica del pueblo judío, empezando por el rabino judío Jesús, y terminando en que un Judío erradicado fuera de Israel (eso es ser de la Diáspora) es huésped agradecido y modélico de su país anfitrión y, mientras los demás se dedican a rezar y a politizar, ellos disfrutan de un día regalado y enteramente libre para dedicarse al amor familiar y a sus amigos, a hacer excursiones y salidas culturales y de oxigenación campestre y costera. Es, siendo fiel a su mayor vocación y tradición, un día de confraternidad con su entorno, un día de anticipación sobre la era mesiánica, es decir de paz universal y de himno a la vida con vocación de inmortalidad. Por eso, de entre todas las minorías posibles y soñadas, el Judío diaspórico, creador del Humanismo Universal, fue, es y será un ciudadano modélico y que aporta suerte y prosperidad a su entorno. En la tradión judáica, es la parte Profética y visionaria, Cabalística, Buberiana, Mística, Humanista Universal, ese anhelo de prolongar, expandir, extender el mensaje de amor y de paz al entorno, en suma. La parte Miel, de la Promesa divina al Pueblo Judío. Y a su través, a toda la Creación.

¿A que pocos de vosotros lo sabíais?

¿Os gustan los fines de semana? Encantados de alegraros la vida, entonces.

¡Feliz fin de semana, queridos amigos!

Preciada Azancot, Diciembre de 2015

EUROPA NO ES EURABIA

Queridos amigos, creo muy importante compartir con vosotros este post que publiqué aquí en mi Blog el 3 de Marzo de 2009. Voy a buscar otro más largo y profundo que escribí entonces sobre mi viaje a Rusia.

Rusia by Preciada Azancot

Es MUY importante entender que el Terrorismo Islámico (TI) es una guerra básicamente contra Europa, pues envidia y quiere destruir y COLONIZAR la cuna de la Democracia, Europa, e islamizarla, negándola.

Es aún más importante recordar que el error y pecado histórico de Europa fue también el querer negar y destruir el hecho innegable que el Derecho natural sobre el cual se basó la Democracia de los Griegos antiguos fue Judía (los 10 mandamientos a Moisés) y que el Dios de la cristiandad fue y es Jesús, un rabino judío paradigmático del pensamiento diaspórico hebreo, que siempre proclamó que era el “hijo del Hombre”, qué siempre precisó que “No vino a cambiar la Ley judía sino a aplicarla”, que murió recitando un Salmo de David y cuyos 12 apóstoles fueron todos judíos hasta que llegó el tal Pablo, enemigo de Jesús y de sus hermanos y fundó una secta contra la palabra y la talla real de quien usurpó e invirtió en mensaje, creando el antisemitismo cristiano.

Con lo cual vemos que, querer negar y borrar la historia sólo voltea el boomerang contra sí-mismo.

Yo, como Europea de corazón y de elección, sólo deseo recordaros la historia para que sepamos todos juntos asumirla y hacer avanzar la evolución de la Humanidad. Y hoy, como auténtica judía Diaspórica, os recuerdo mi Pueblo fue, es y será el creador del Humanismo Universal, vuestro Gran patrimonio Cultural que hoy el mundo no sabe defender porque niega su raíz y su perpetuación Eterna e Inalterable: el Pueblo Judío.

El Humanismo Universal es precisamente lo que nos toca salvar de manos de los actuales negadores y destructores de la nueva Cruzada Inquisitorial. Así que para hacerlo es inaplazable recordar que Judíos diaspóricos fueron también Abraham, y Moisés, y Jesús, y Marx, y Freud, y Einstein, y Berne, y Perls, y From, y Frankel, y una larguísima lista de Civilizadores y transformadores de la Humanidad. Eso fue lo que Hitler quiso borrar, histéricamente.

Y como hoy se trata de salvar la Dignidad Territorial y de evitar que Europa sea remplazada por su negación, Eurabia, os recuerdo también que casi lo único que tendríais que recordar y que asumir seria reconocer que Israel es la parte exponente más humanista y brillante de dicha Dignidad territorial universal y que el terrorismo islámico empezó y florece aún con Al-Fatah y en su nombre actual, Hamas.

A menos que queráis convertiros también en la Diáspora cristiana, y si así fuera, hacia qué país os volveríais como vuestra tierra prometida, hacia dónde emigraríais dejando vuestra Europa de origen?

EL ROL DE LA DIÁSPORA JUDÍA EN LA SOCIEDAD ACTUAL Y FUTURA

Se puede decir, sin que las razones hondas hayan cambiado de modo esencial, que el pueblo Judío siempre fue de Israel y, a la vez afirmar que estuvo constantemente arrojado por sus múltiples enemigos, al EXILIO, a la Diáspora, durante toda su larguísima existencia. Y tan sólo en pocos y cortos periodos -casi siempre atacado y en guerra- pudo disfrutar de vivir en relativa paz y seguridad en su propia tierra.

DAVID Y ESTHER, óleo sobre lienzo, por Preciada Azancot

DAVID Y ESTHER, óleo sobre lienzo, por Preciada Azancot

Ningún otro estado en el mundo, creo, ha debido luchar tanto y tan seguido por ser de su tierra y disfrutar en paz de ella. Todos los otros Estados del mundo fueron hechos a base de conquistas y de guerras, y no desde hace más de 5.775 años como llevamos haciéndolo nosotros en nuestro calendario. Ni tampoco ninguna otra tierra del mundo ha sido prometida por Dios a pueblo alguno como Israel lo fue al Pueblo Judío. Y no se puede decidir seleccionar la parte de la “voluntad divina” que le convenga a uno: si esto no es cierto, tampoco existirán sus consecuencias: las religiones Cristianas y Musulmanas ni sus fundadores, todos hijos de Abraham, nuestro patriarca y fundador del Pueblo y de la identidad Judía.

Sin embargo, las legitimidades más rocambolescas no se discuten. Los Estados más artificiales (como la de Inglaterra y su Reino Unido o Alemania cuyas fronteras se movieron más que arenas movedizas, por no hablar de todos los Estados Africanos y Árabes, salvo Marruecos, que fueron creaciones del colonialismo reciente) se ven reconocidos como si de seres humanos se tratara, pero el más antiguo, no, el más aristocrático y con más solera, no. Aunque esta lógica elemental cabe en la cabeza de un niño de tres años.

Este simple dato debería ser suficiente para toda persona que se ufane de tener IDENTIDAD o PERTENENCIA o más aún ESPIRITUALIDAD, para reconocer de modo INCÓLUME Y SAGRADO la legitimidad de Israel y la aristocracia, indiscutible y merecida colectivamente, del Pueblo Judío. Y no hablo aquí de este mapa-farsa del Israel de las Naciones Unidas, hecho sólo con ánimo de colonialismo y pasión amariconada británica hacia los Árabes, ese estado “colador” invadido por presencias y nacionalidades que nada tenían que ver en esta tierra, sino del Israel de verdad, el de las doce tribus. Pues ese es el Israel ORIGINARIO. Esta es la patria que Jesús celebraba recobrar y a la cual regresar en el Kiddush que celebró en la Pascua Judía como buen rabino Judío, el de su última cena, rodeado de sus discípulos, todos Judíos con él. Y esa es también la patria de Abraham y de sus inmediata descendencia (Isaac era su hijo legítimo, que en su lecho de muerte bendijo a las doce tribus de Israel, sus propios hijos judíos) y el nombre Israel fue confirmado y dado por el arcángel Michael de parte de Dios- Padre, a Jacob, hijo de Isaac. Y ABRAHAM-ISAAC Y JACOB son los fundadores de Israel como pueblo viviendo en SU TERRITORIO real, EL DE LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL. Israel, sí, pues es su único nombre legítimo, y no Palestina como lo nombraron los Romanos para negar la existencia de Israel y bautizarlo a nombre de sus enemigos tradicionales, los Filisteos, negación e inversión que fue “legitimizada” a su vez por el colonialismo británico que se auto-otorgó un mandato sobre una “Palestina” que jamás existió. Todo eso son simples HECHOS, hechos objetivos e históricos. Y Gran Bretaña debería pedir perdón por ello, ya que los Romanos han desaparecido del Mapa, como toda civilización que se comportó de modo Negador con Israel.

Entonces, este simple dato, que todos los estudiosos o no estudiosos de las tres religiones Abrahámicas, la original y sus dos ramas posteriores -el cristianismo y el islám- repiten cada mañana en sus rezos para dirigirse a su Dios, que es por cierto el mismo ¿no debería ser necesario y suficiente para reconocer y entregar de una vez la soberanía de sus tierras al pueblo a quien le pertenece desde toda la vida?

¡Y NO, NO ESTOY DICIENDO QUE EL PUEBLO JUDÍO ASPIRE A RECOBRAR LO QUE EN SU PLENO DERECHO LE PERTENECIÓ SIEMPRE! Estoy simplemente afirmando que ese territorio es más nuestro que cualquiera de los territorios de los demás Estados fácticos del mundo. Y que sin embargo nos conformamos, porque NUNCA FUIMOS NI SEREMOS INTEGRISTAS, porque somos quienes somos, más civilizados, más amorosos y más pacíficos que el resto del mundo, con un Israel VIABLE Y SEGURO cuya seguridad sea garantizada CUANTO MENOS COMO LO ES EL VATICANO O LA CIUDAD DE MEDINA, y eso en la totalidad de su territorio rediseñado de modo geométricamente SEGURO. ¿Qué menos?

Porque Israel no es un país más en el mundo (que ni eso, lo dejan ser), ISRAEL ES LA BANDERA, EL FARO Y EL TESTIMONIO DE LA DIGNIDAD DE LA TIERRA, DE SU SENTIDO DE PERTENENCIA, DE SU ALTRUISMO Y LA REFERENCIA ABSOLUTA EN QUE LA VERDAD, TODA VERDAD, ESTÉ DÓNDE ESTÉ, TRIUNFARÁ, PASE LO QUE PASE, DIGAN LO QUE DIGAN. SIEMPRE. Y ESTO SE LLAMA ESPÍRITU.

ISRAEL Y EL PUEBLO JUDÍO SON LA MADRE, LA HIJA Y EL BEBÉ DEL PLANETA, Y POR ESO ISRAEL Y LA DIÁSPORA SON EL TESORO Y PATRIMONOMIO DE LA HUMANIDAD CIVILIZADA. (La primera dinastía China -Xia- se especula que reinó tan sólo en 2.100 A.C.)

Ahora bien, y esta vez hablando sólo para los míos -pues la mala fe de los demás no me interesa ni un ápice, ni creo que se deba responder a provocaciones difamatorias de ninguna índole, ni dejar de denunciar la antítesis del Derecho: la presunción de culpabilidad-, quiero señalar que la PARTE MASCULINA del Pueblo Judío, Israel, si bien tiene sólo menos de 70 años de existencia “legal”, LO ESTÁ HACIENDO MARAVILLOSAMENTE BIEN. Obviamente, como todo organismo sano y vivo, en perpetuo crecimiento, tiene mucho que hacer, mucho que aprender, mucho que crecer y mucho que mostrar al mundo. Pero ES YA LO QUE HA DE SER: UN GENIO Y UN CIVILIZADOR INTEGRAL.

No se puede pensar en el ser y en la identidad Isrealí sin que acuda el apelativo de GLORIA. La Gloria de la Humanidad, es Israel, y mucho más para los no-Judíos que para los Judíos, pues cuando uno es un genio y un civilizador se ve a sí-mismo como “normal”. Es la distancia con los otros, la referencia en la que se convierte para ellos, la resonancia del genio en el Ser del otro lo que produce el crecimiento del otro, su transformación a mejor, SIEMPRE Y CUANDO ESA MÍNIMA RESONANCIA QUE SE LLAMA “ADMIRACIÓN” sea auténtica en el ser profundo de quien admira la obra de arte y crece con ella, porque su propio Ser se reconoce en ella. Cuando esa emoción auténtica falla en el que contempla, la obra de referencia, la obra genial, la obra en sí, no cambia ni pierde su grandeza, ES EL OTRO EL QUE SE OBLIGA A SÍ-MISMO A DEGRADARSE NEGANDO SU VALÍA. Y eso se llama ENVIDIA y Despecho. Entonces, el ser del envidioso, no sólo deja de crecer, sino de SER.

¡Allá el que opte por ello! Es plenamente responsable de sí-mismo, como todos lo somos. Pero para creerse bella, la madrastra tendría que romper todos los espejos y secar todas las fuentes de agua. Y eso tiene nombre: Esquizofrenia paranoide y se trata en psiquíátricos. A Blancanieves no le saldrá una arruga por ello.

¿Qué pasa entonces con la Diáspora? Esa parte de MIEL de la promesa del Pueblo  “DEL PAÍS DE LECHE Y MIEL”, está aún por cosechar, refinar, envasar y mejorar. Pero sobre todo está aún por TORNARSE CONCIENTE DE SÍ-MISMA Y DE SU VALÍA.

Primero los atributos y las grandezas de la Diáspora: No se puede pensar en la Diáspora sin que el apelativo ESPLENDOR acuda, raudo y veloz, a la mente. No voy a hacer el análisis aquí de todos sus méritos y virtudes, faltarían varios libros, así que sólo mencionaré titulares:

1º) La raza Humana somos toda MAMÍFERA. ¡Qué decir de la Diáspora como simple mamífera? Esto se puede decir: ¿Dónde se ha visto que un pueblo perseguido, acusado difamatoriamente, humillado, sesgado, frenado, intimidado, amenazado, envidiado, perseguido, como ha sido este pueblo, como aún lo es, que haya tenido esta capacidad de proteger, alimentar, criar, instruir, educar, llenar de valores humanísticos hermosos y nobles, amar y pertenecer, solidarizarse, alegrarse, tener fe, aportar felicidad, belleza y esperanza a su entorno como la Madre Judía que, además de todo eso, siempre trabajó fuera para que su Hombre pueda estudiar la Torá y alimentar la llama de la esperanza en un mejor futuro para toda la Humanidad?
Así que como mamífera, un Summa Cum Laude.

2º) En segundo lugar: si bien en casi todos los demás pueblos hay competitividad entre padres e hijos, envidia y frenos a ser superados, entre los judíos es al revés: toda madre sueña activamente con ser superada por su hija en belleza y sabiduría y todo padre por su hijo en evolución. Y ya ni digamos si el padre es superado por la hija en creaciones y en obras y la madre por el hijo en cuidados y amor por los suyos. Eso ya lo llamamos orgasmo del alma.

3º) Además de eso, EL CONOCIMENTO DE SÍ-MISMO que es la clave de toda sabiduría y buen hacer, es una ciencia DIASPÓRICA y salvo Jung, que por cierto era discípulo de Freud, todos los genios de la psicología fueron Judíos y lo son: Freud, Perls, Berne, Fromm, Frankel, Adler, y muchos más, todos Judíos, eso sólo demuestra algo: que la pulsión y PASIÓN POR EL HUMANISMO UNIVERSAL ES JUDÍA. Diaspórica Judía, más precisamente.

4º) Las artes también, muy en especial la música interpretada, la arquitectura (toda la Masonería se sustenta en la perfección simbólica y científica del Templo de Salomón) y la pintura. El séptimo arte, el cine, es casi todo invento y creación judías. El teatro tampoco se queda atrás. La belleza y la moda también. La docencia universitaria, secundaria y primaria está repleta de Judíos, hay más médicos judíos proporcionalmente que en todos los pueblos del mundo, y las INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA es dominantemente judía si se compara estadísticamente y proporcionalmente. Contrariamente al mito antisemita, donde menos hay judíos es en la banca y en la especulación y tampoco en política, que es donde se concentran los ladrones de verdad y los que maquinan sin freno por obtener el poder. El poder jamás ha interesado a los judíos. PRIVILEGIAMOS LA POTENCIA. Pero no olvidemos que los grandes SALTOS de evolución social han sido predominantemente concebidos por Judíos diaspóricos, desde Moisés, hasta Marx y seguimos en ello.

5º) Como Ciudadano, el Judío Diaspórico (al igual que su pareja Israelí) es modélico en lo que hace al amor a su patria (¿díganme quién, como los sefarditas han conservado tanto amor, tanta fidelidad durante cinco siglos con una patria que les quitó todo y a la que contribuyeron como nadie a civilizar, educar, sanar, curar, poetizar, espiritualizar y administrar?), cumplimiento de sus deberes, educación, pundonor y altruismo. Sin pedir ayudas ni subsidios, ni hacerse la víctima como las demás minorías lo hacen. Discretos, modélicos, agradecidos, patriotas y contribuyentes, siempre. Y ninguno escatimó jamás verter su sangre por su patria de adopción. Un ejemplo que es muy importante desempolvar en estos tiempos de invasiones de falsos refugiados parasitarios y destructivos.

7º) Como proveedor, madre de Israel, de más está señalar que casi todos los grandes pioneros y hacedores de la Israel de hoy, así como la gran mayoría de sus habitantes vienen de la Diáspora.

Así que, queridos hermanos diaspóricos, ¿no os parece razones y méritos suficientes para alzar bien recta la cabeza y dejar de jugar a Caperucita que nunca cree en la existencia del mal, y decir “Presente” con orgullo de ser lo que somos y exigir nuestro lugar en el mundo?

En Mayo del 68 todo lo mejor de Paris salió a la calle gritando “¡Somos todos Judíos alemanes!” para solidarizarse con Cohn-Bendit, y así nació la Primavera Intelectual y Docente que transformó el mundo en una semana hacia la democracia directa, la del tercer milenio. ¿Cuándo el mundo y Europa sobre todo, se lanzará a la calle con pancartas que digan sólo esta verdad: “¡Somos hijos y hermanos de la Esplendorosa Diáspora Judía y de su Glorioso novio Israel, porque somos CIVILIZADOS y tenemos el mismo padre y el mismo destino: Evolucionar juntos. Y vosotros también!”. Porque NO basta con exigir no ser atacados por lo maravillosos que somos, el orgullo consiste, como oportunidad y privilegio diferencial de las bestias, exigir ser reconocido y admirado por que lo cada uno, objetivamente, Es.

¿Qué somos, pues? Somos, sin lugar a dudas, EL GRAN PATRIMONIO UNIVERSAL CULTURAL DE LA HUMANIDAD y como tal, tenemos el absoluto derecho de ostentar un HABEAS CORPUS INTEGRAL en todos los países del Planeta.  En un primer paso, ese estatus oficial debería recaer sobre la Diápora judía, que es la que más vocación Humanística y universalista, tiene. Luego, obviamente, se vería claramente que ambas partes del Pueblo Judío, lo son.

Preciada Azancot, Noviembre de 2015

REFLEXIONES COMO PUENTE ENTRE PASADO Y FUTURO EN EL DEVENIR DEL PUEBLO JUDÍO

Comentarios a la entrevista “El rol del pueblo de Israel, con el rav Michael Laitman”, en http://www.radiosefarad.com/

Michael Laitman - Foto tomada de Radiosefarad.com

Michael Laitman – Foto tomada de Radiosefarad.com

Arrancando por un comentario sobre las declaraciones del Rav Michael Laitman, intentaré abrir una ventana al futuro del Pueblo judío tal y como lo veo. Primero algunos puntos comentando las declaraciones del Rav:

1º) La visión del Rav Laitman no es sino la tradicional y clásica de los Cabalistas, pero, antes que ellos, de los Profetas Judíos. En efecto, desde siempre ha habido dos corrientes principales y complementarias inherentes al Pueblo judío: la visión Talmudista, legalista, de tipología MAT Legisladora, ejemplificada por Moisés así como por los Sacerdotes del Templo y la visión Cabalista y antes profética y mística encarnada en Abraham, en los Profetas bíblico y también en Jesús de Nazaret, rabino judío paradigmático cuyas visones son de tipología MAT Reactivadora.

2º) Estas dos corrientes están hoy representadas en su versión territorialista por el estado de Israel en su versión legalista y en la Diáspora judía universalista y humanista que siempre fue responsable y artífice de los grandes saltos civilizadores e innovadores de la Humanidad y que lo sigue siendo.

3º) La unión indisociable de estas dos vertientes del Pueblo Judío está representado por su símbolo de identidad: la estrella de David, que en realidad preexistía a David que la tomó como su escudo y que se llama en el MAT Estrella Primigenia, una Megaestructura de origen fetal que simboliza la potencia integradora y transformadora del proceso de individuación al unir y equilibrar en igual valía la dimensión femenina interior y la dimensión masculina interior, propias de todo ser humano. El MAT descubre y revela las seis dimensiones interiores de la auténtica estructura humana universal y su ingeniería emocional y sensorial al servicio de un Centro Vacío de presencias arquetípicas, míticas y religiosas, Centro responsable de nuestra Evolución. Así descubre el MAT las Leyes inherentes al ser humano evolucionado y su devenir histórico. Aquí represento una vez más la Estrella Primigenia del MAT:

Completitud del ser realizada - Preciada Azancot 2014

Completitud del ser realizada – ©Preciada Azancot

4º) Tal y como el rav Laiman señala, la tarea pendiente de AMOR Y SOLIDARIDAD atañe única y exclusivamente al interior del Pueblo judío que deberá cuanto antes establecer sus nupcias reales entre su propia dimensión femenina diaspórica y su propia dimensión masculina Israelí. De ningún modo significa un deber de más amor hacia otros pueblos, pues si algo está claro es que la Diáspora se ha pasado de ejercer dicho amor, inclusive de modo salvador y patológico, hacia los pueblos de acogida. Al punto de ser llevados a la crucifixión y al matadero por los gentiles, una y otra vez. Y está claro que ¡nunca más! ha de justificar su existencia sino que ha de luchar por verse reconocido como PATRIMONIO CULTURAL UNIVERSAL DE LA HUMANIDAD CON HABEAS CORPUS INDIVIDUAL INTEGRAL por todos los pueblos del mundo. De igual modo, Israel deberá ver a la Diáspora como su propio yo femenino y apearse de su arrogancia y paternalismo algo machista con ella. En cuanto a la Diáspora, deberá definitivamente apearse de su ancestral visón de caperucita redentora y salvadora de sus verdugos y voltearse hacia el amor de su único destinatario: su propio yo masculino, Israel. En este momento de la historia aún faltan algunos años y mucho dolor y sacrificios aún para llegar a esta visión con nitidez y urgencia. Lo que no impide que la tarea sea impostergable y de vital importancia. No solo para el Pueblo judío, sino para toda la Humanidad.

5º) En efecto, la base auténtica del Amor es el Orgullo creador, crecedor, innovador y civilizador, cuyo mayor exponente y no de ahora sino de siempre, es justamente el Pueblo Judío y ese orgullo es “casualmente”, también, el talento potencial del Planeta Tierra de tipología Constructora. Así que es una tarea impostergable y urgente, vital inclusive, que el Mundo asuma ese orgullo y reconozca a éste donde está, con admiración y respeto, dejando así de convertir su propio talento virtual en su contrario: la envidia y la competitividad, únicas causas endémicas del antisemitismo histórico así como de la descalificación de todos los genios del mundo. Al asumir, manifestar, institucionalizar y consagrar el orgullo donde esté, tanto en el Pueblo Judío como en los genios del mundo, el planeta podrá acceder a un nuevo Bio-Humanismo civilizador que significará un salto en la evolución del progreso y bienestar del mundo. Nunca antes. De ningún modo, antes.

6º) En dichas circunstancias, el Pueblo judío culminará su misión histórica y servirá de catalizador de una nueva era de bienestar y prosperidad en el mundo. En la visón Reactivadora mística, se llamó esta era “Era Mesiánica”, pero en la visión realista histórica, esta es la vía para que “La Shejiná –dimensión femenina del yo judío- nunca más esté en exilio”. No hay atajo posible ni manera de obviar los pasos que nos conducirán a un mejor futuro para todos.

Preciada Azancot