Archivo de la etiqueta: pecado original

LA VERDAD ESENCIAL DE LOS JUDÍOS

Por Preciada Azancot

Lion Family. Fuente: http://eskipaper.com/

Lion Family. Fuente: http://eskipaper.com/

Ya estoy hasta el moño, de ver, oír, leer, escuchar, oler, sentir, olfatear, tocar, abrirme a, la misma cantinela propia de los culpables: la de pretender escudar sus crímenes bajo una acusación de PECADO ORIGINAL. O de Pecado Histórico. Y os voy decir, muy brevemente, mi verdad al respecto:

EL PUEBLO JUDÍO JAMÁS HA COMETIDO PECADO ALGUNO CONTRA SUS SEMEJANTES O CONTRA PUEBLO ALGUNO. ¡Jamás! Porque si lo hubiera cometido, habría sido rayado de la faz de la tierra, como lo han sido TODAS las demás civilizaciones basadas en millones de más recursos y personas. Como lo está siendo esta civilización -puntual, sólo puntual- planetaria también.

¿Y sabéis qué nos ha protegido de cometer pecados? Nuestra cultura, nuestra tradición, el ejemplo de nuestros próceres bíblicos, o históricos, pero sobre todo, porque nuestra RELIGIÓN NO ES UNA IDEOLOGÍA como lo son las demás religiones. Porque NO tenemos Vaticano, ni Sectas, ni autoridad superior a la recta consciencia individual ,para ponerse a la altura de asumir un PACTO INDIVIDUAL de dignidad con respecto al Orden Inmanente que existe en toda la Creación. PORQUE NO TENEMOS INTERMEDIARIOS NI REPRESENTANTES OFICIALES ENTRE DIOS Y SU CREACIÓN. Porque rezamos en pie y como mucho, acunándonos en SU amor que nos sostiene.

Y ¿sabéis cuando podríamos ser pecadores? Cuando dejemos de admirar la grandeza, cuando dejemos de considerar que la perfectibilidad es imposible pero cercana porque bonita, cuando dejemos de valorar la genialidad y de agradecerla como patrimonio colectivo para la Humanidad. Cuando a nivel colectivo -y cada vez más, a nivel individual-, dejemos de privilegiar el SER sobre el Tener, cuando dejemos de AMAR al otro más que a nosotros mismos. Entonces y entonces nada más, seríamos pecadores, también, como los demás. Pero justamente, ser Judío es sólo eso: EL PACTO DE NO SER ASÍ. Un Pacto con nuestra Recta conciencia, y por eso, con la de Dios.

Hemos cumplido sobradamente con nuestro juramento: “¡Y seréis un Pueblo de Sacerdotes!” y estamos en camino de hacer llegar (¿dentro de tan sólo 2.000 o 3.000 años? ¿y qué, “qué es un raya para un tigre?”) otra Revelación: La de Ser un Pueblo de Ángeles, porque los ángeles son de esta tierra. Y el Reino de Dios, aún más.

¡Cuánto os admiro y os amo, a todos y cada uno de los que hacéis a mi Pueblo Amado! Shavúa Tov, Hermanos.

Preciada Azancot, 27 de diciembre de 2015

Anuncios

A propósito del artículo “Peres contra Netanyahu: «El statu quo deshace el sueño sionista»”

A propósito del artículo: Peres contra Netanyahu: «El statu quo deshace el sueño sionista»

¡Qué grandeza y qué injustamente triste también es formar parte del pueblo judío, el más civilizador, democrático, humanista del planeta Tierra, cuyo talento potencial es justamente la fortaleza más indesmayable de lo judío: el ORGULLO CREADOR, TRANSFORMADOR, CIVILIZADOR! ¡Qué Esplendor formar parte de una minoría constantemente convertida en chivo expiatorio de los peores y más regresivos elementos que desean instalar al mundo -una vez más- en un pozo negro de aguas fecales (terrorismo, intolerancia, guerra contra los más indefensos, negación del orden biológico y natural del derecho universal) al convertir ese talento en ENVIDIA COCHINA contra los mejores, asesinato por ninguneo de los genios, sometimiento al poder que destruye y niega la POTENCIA, y que sin embargo NUNCA IMPEDIRÁ QUE LOS JUDÍOS siguan construyendo y mostrando el camino del respeto y veneración de la Creación en Evolución y que, para decir simplemente “¡Hola!” dice “¡Paz!”, cuya bandera es la integración armoniosa de la dimensión interior femenina y masculina que todo ser humano lleva adentro y cuyo himno se llama “ESPERANZA”!

Mientras el mundo no decida asumir sus propias fortalezas, apostar por su talento, ese orgullo auténtico transformador que PASA OBLIGATORIAMENTE POR INSTAURAR COMO PATRIMONIO UNIVERSAL DE LA HUMANIDAD AL PUEBLO JUDÍO, TANTO EN SU VERSIÓN TERRITORIAL, ISRAEL, COMO EN SU DIMENSIÓN UNIVERSAL HUMANISTA, LA DIÁSPORA, no habrá Shalom ni justicia para los mejores en este mundo -siendo la JUSTICIA LA VOCACIÓN DEL MUNDO ENTERO-, no cambiaremos el triste hecho de usar el 20% de nuestra potencia innata en vez de billones% potencia ya disponible, no habrá túneles que muestran la luz al final porque sortean abismos, abren mares, atraviesan montañas para unir a los humanos. NO HABRÁ PLANETA TIERRA.

Señores, Señoras, el problema aquí no es apoyar a un pueblo, el judío, ni respetarlo, ni dejar de acusar al más inocente para distraer la atención de los lobos, no. El problema aquí es el camino de todo el planeta: la verdad no dejará de ser verdad porque se la niegue, el orden no será caos porque se lo desordene, la injusticia jamás será paz para nadie porque se desinforme.

No, el problema no lo tenemos los judíos, ni los genios, ni los buenos, ni los civilizadores, ni los pacificadores. El problema lo tienen los que niegan su condición de seres humanos y con ella todo el Esplendor y la Gloria que llevan dentro. ¿O es que creéis que los que dan ejemplo de lo que TODOS SOIS son extraterrestres? No, Señores, son humanos. Iguales de buenos y de creadores, y de civilizadores que lo sois vosotros. Basta asumirlo y ponerse al derecho. Y eso es tan inevitable como el afirmar que el sol, también saldrá mañana después de esta noche.

Además, como prueba de lo delirante de esta esquizofrenia mundial: toda las partes involucradas en este conflicto jamás podrían negar, si son cristianos, que Jesús, su Dios, es un Judío diaspórico, como lo somos todos los que lo somos, que Abraham es el padre biológico y territorial de Ismael, que Israel es la tierra de las doce tribus y que son los árabes los ocupantes ilegales y artificiales, y que no protestamos por ello, que el término Palestina fue una invención romana para cambiarle el nombre a Israel cuando lo ocupó y arrasó el segundo templo, lanzando a los judíos una vez más al mar y al exilio. Y que quieren lanzar al mundo en una interminable guerra civil fratricida y gratuita. Y que más temprano que tarde todos los niños y los abuelos se unirán para sacar a los adultos de su delirio.

Sois MUY realistas: ya que la soberbia y la egolatría aún ciegan a los dirigentes políticos con la anuencia de todos los que los eligen, habrá más oscuridad, y hasta habrá guerra mundial -y no, no bastaría suprimir a los judíos, a los genios, a los civilizadores y pacificadores existentes hoy, porque eso empeoraría la Torre de Babel y todos se lanzarían en “guerras santas” dentro de su propia familia cultural, ya lo estamos viendo-. La solución está en dejar de buscar chivos expiatorios, porque justamente esa técnica lleva a negar lo mejor de sí-mismo adentro y culparse por lo peor que, desde lo más oscuro e inconfesable, nos hacemos a nosotros mismos. Y tampoco eso es inevitable, porque este mundo NI ES UN VALLE DE LÁGRIMAS, NI ESTÁ SIGNADO POR EL PECADO ORIGINAL. El Edén está AQUÍ Y AHORA y si no sabemos abrirlo aquí, jamás habrá otro en el más allá tampoco. Así de simple y así de trágico en la ceguera voluntaria. Esta ceguera tiene nombre: SOBERBIA se llama.